ellitoral.com.ar

Sabado 28de Marzo de 2020CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$60,50

Dolar Venta:$65,50

26 de febrero

Por Juan Carlos Raffo

Corría el año 1528... y Sebastián Caboto toca tierras correntinas, constituyéndose en el primer europeo en pisar este suelo.
Lanzados los conquistadores y colonizadores españoles a explorar las tierras de América, Caboto, un expedicionario veneciano al servicio de España, descubre, el 8 de mayo del año anterior, en 1527, el río Alto Paraná y se interna en él. Luego de pasar hambre y penurias, la expedición llega hasta la costa de lo que hoy es Itatí, donde es auxiliado por el Cacique Yaguarú (que en guaraní significa Lobo Grande), quien era jefe de un caserío guaraní que poblaba la zona. A ese puerto lo denominaron entonces “Santa Ana”.
Los expedicionarios hicieron un alto y advirtieron que los indios usaban orejeras y planchas de muy buen oro y plata, que adquirían a pueblos que moraban Asunción arriba. Los exploradores no intentaron en ningún momento apoderarse de estos objetos, pues prefirieron conservar la amistad de los indígenas para que les indicaran donde poder hallar dichos metales.
La expedición se marchó y siguió su aventura en la búsqueda de la Sierra de la Plata, que era el objetivo que los movilizaba por ese trayecto. Esta incursión se producía 60 años antes de que Juan de Torres de Vera y Aragón fundara la ciudad de Corrientes, lo que sucedió recién el 3 de abril de 1588.
Sebastián Caboto nació en 1476 en Venecia al igual que su padre Juan Caboto, quien al servicio de Enrique VII de Inglaterra, descubrió, en 1497, las costas actuales de los Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

26 de febrero

Por Juan Carlos Raffo

Corría el año 1528... y Sebastián Caboto toca tierras correntinas, constituyéndose en el primer europeo en pisar este suelo.
Lanzados los conquistadores y colonizadores españoles a explorar las tierras de América, Caboto, un expedicionario veneciano al servicio de España, descubre, el 8 de mayo del año anterior, en 1527, el río Alto Paraná y se interna en él. Luego de pasar hambre y penurias, la expedición llega hasta la costa de lo que hoy es Itatí, donde es auxiliado por el Cacique Yaguarú (que en guaraní significa Lobo Grande), quien era jefe de un caserío guaraní que poblaba la zona. A ese puerto lo denominaron entonces “Santa Ana”.
Los expedicionarios hicieron un alto y advirtieron que los indios usaban orejeras y planchas de muy buen oro y plata, que adquirían a pueblos que moraban Asunción arriba. Los exploradores no intentaron en ningún momento apoderarse de estos objetos, pues prefirieron conservar la amistad de los indígenas para que les indicaran donde poder hallar dichos metales.
La expedición se marchó y siguió su aventura en la búsqueda de la Sierra de la Plata, que era el objetivo que los movilizaba por ese trayecto. Esta incursión se producía 60 años antes de que Juan de Torres de Vera y Aragón fundara la ciudad de Corrientes, lo que sucedió recién el 3 de abril de 1588.
Sebastián Caboto nació en 1476 en Venecia al igual que su padre Juan Caboto, quien al servicio de Enrique VII de Inglaterra, descubrió, en 1497, las costas actuales de los Estados Unidos.