Marini asumió la responsabilidad porque terminó desordenando al equipo
ellitoral.com.ar

Lunes 06 de Julio de 2020 CORRIENTES13°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $69,00

Dolar Venta: $74,00

Marini asumió la responsabilidad porque terminó desordenando al equipo

El entrenador de Boca Unidos afirmó que las variantes que realizó resultaron perjudiciales y fueron determinantes en la derrota (1-4) frente a Gimnasia de Concepción del Uruguay. “Asumo la culpa”, sentenció.
 

El transitar de Boca Unidos por el Torneo Federal A sufrió un duro golpe el último domingo cuando, como local, fue goleado por Gimnasia de Concepción del Uruguay (Entre Ríos) por 4 a 1. La abultada derrota golpeó fuerte en la ilusión boquense, que se aleja de la zona de clasificación en la zona A, quedando a cinco puntos de la sexta ubicación.
Luego de la goleada, en la zona de vestuarios del complejo Leoncio Benítez, el entrenador del Aurirrojo Claudio Marini brindó una rueda de prensa donde no puso excusas y realizó una fuerte autocrítica. “Asumo toda la responsabilidad, porque entiendo que desordené el equipo en búsqueda de un mejor resultado y terminamos cometiendo más errores. Fue una derrota dolorosa, indudablemente”.
La referencia del DT estuvo dada por los cambios que realizó en el segundo tiempo cuando el encuentro estaba empatado en 1 tanto. En ese pasaje ingresaron Lautaro Larrasábal por Fabio Godoy y Gerardo Maciel en lugar de Martín Ojeda. Más tarde, con el marcador 1-2, entró Miguel Caneo por Rodrigo Migone.
“Se dieron dos o tres situaciones en el desarrollo del partido y nosotros al intentar cambiar no hicimos una buena lectura del juego. Pero nada más. Nosotros desde afuera intentamos ganar el partido, pero a veces los cambios inciden de forma contraria a lo que uno busca”.
Marini prefirió no realizar un análisis muy detallado del partido. “Me pareció un buen primer tiempo; sin embargo, no tuvimos la profundidad para crear las situaciones que debíamos tener. Hasta el primer gol teníamos controlado el partido, pero cambió toda la fisonomía del mismo y después ya fue otro juego”.
Luego, agregó: “Hoy no puede haber desde ningún lado conformidad. Cuando las derrotas son así, de local, frente a un rival que vino a hacer un juego y le salió bien, no hay mucho para explicar”. Además, reiteró el mensaje: “Conforme pasaron los minutos me parece que no le pudimos dar desde afuera esa rebeldía necesaria al equipo. Es simple. No hay mucho más, es un poco asumir esa culpa”.
En las conquistas de Gimnasia, que está último en la zona A, se vieron desacoples en la parte defensiva dado que los rivales llegaron hasta el arco defendido por Jorge Carranza con relativa facilidad.
“En los goles siempre hay errores. Hay que ver desde dónde arrancaron las jugadas y cómo terminaron. Esas situaciones las voy a analizar más tranquilo, pero el desorden en el que yo metí al equipo me parece que provocó la derrota”.
Para después ratificar el dibujo táctico elegido con tres jugadores en la línea defensiva. “Cualquier sistema que se utilices, si cometés errores, te van a convertir goles. Me parece que no es un problema de sistema”.
Boca Unidos acumula cuatro fechas sin poder triunfar, con tres derrotas (dos de local) y un empate. “Cuando no venís de ganar, influye en lo anímico. Hoy (por el domingo) era un partido para que nosotros estemos adelante en el marcador durante el primer tiempo y, sin embargo, lo terminamos perdiendo. Indudablemente, son fuertes golpes anímicos, pero esto es fútbol profesional y el que está bien para el domingo seguirá”.
La derrota debe dejar una enseñanza, pero ya hay que mirar al futuro concluyó Marini. “Hoy las urgencias y el desorden nos llevaron a tener una derrota abultada y dura. Sin embargo, esto sigue, hay que mirar de acá en adelante. Hay que analizar lo que pasó, pero no nos podemos quedar metidos en eso, ya se debe mirar al próximo juego”.
Por la fecha 22, Boca Unidos visitará a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo el próximo domingo 8 de marzo desde las 20.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Marini asumió la responsabilidad porque terminó desordenando al equipo

El entrenador de Boca Unidos afirmó que las variantes que realizó resultaron perjudiciales y fueron determinantes en la derrota (1-4) frente a Gimnasia de Concepción del Uruguay. “Asumo la culpa”, sentenció.
 

<p>Análisis. Marini junto con Adrián Adrover buscarán torcer el rumbo de Boca Unidos.</p>

Análisis. Marini junto con Adrián Adrover buscarán torcer el rumbo de Boca Unidos.

El transitar de Boca Unidos por el Torneo Federal A sufrió un duro golpe el último domingo cuando, como local, fue goleado por Gimnasia de Concepción del Uruguay (Entre Ríos) por 4 a 1. La abultada derrota golpeó fuerte en la ilusión boquense, que se aleja de la zona de clasificación en la zona A, quedando a cinco puntos de la sexta ubicación.
Luego de la goleada, en la zona de vestuarios del complejo Leoncio Benítez, el entrenador del Aurirrojo Claudio Marini brindó una rueda de prensa donde no puso excusas y realizó una fuerte autocrítica. “Asumo toda la responsabilidad, porque entiendo que desordené el equipo en búsqueda de un mejor resultado y terminamos cometiendo más errores. Fue una derrota dolorosa, indudablemente”.
La referencia del DT estuvo dada por los cambios que realizó en el segundo tiempo cuando el encuentro estaba empatado en 1 tanto. En ese pasaje ingresaron Lautaro Larrasábal por Fabio Godoy y Gerardo Maciel en lugar de Martín Ojeda. Más tarde, con el marcador 1-2, entró Miguel Caneo por Rodrigo Migone.
“Se dieron dos o tres situaciones en el desarrollo del partido y nosotros al intentar cambiar no hicimos una buena lectura del juego. Pero nada más. Nosotros desde afuera intentamos ganar el partido, pero a veces los cambios inciden de forma contraria a lo que uno busca”.
Marini prefirió no realizar un análisis muy detallado del partido. “Me pareció un buen primer tiempo; sin embargo, no tuvimos la profundidad para crear las situaciones que debíamos tener. Hasta el primer gol teníamos controlado el partido, pero cambió toda la fisonomía del mismo y después ya fue otro juego”.
Luego, agregó: “Hoy no puede haber desde ningún lado conformidad. Cuando las derrotas son así, de local, frente a un rival que vino a hacer un juego y le salió bien, no hay mucho para explicar”. Además, reiteró el mensaje: “Conforme pasaron los minutos me parece que no le pudimos dar desde afuera esa rebeldía necesaria al equipo. Es simple. No hay mucho más, es un poco asumir esa culpa”.
En las conquistas de Gimnasia, que está último en la zona A, se vieron desacoples en la parte defensiva dado que los rivales llegaron hasta el arco defendido por Jorge Carranza con relativa facilidad.
“En los goles siempre hay errores. Hay que ver desde dónde arrancaron las jugadas y cómo terminaron. Esas situaciones las voy a analizar más tranquilo, pero el desorden en el que yo metí al equipo me parece que provocó la derrota”.
Para después ratificar el dibujo táctico elegido con tres jugadores en la línea defensiva. “Cualquier sistema que se utilices, si cometés errores, te van a convertir goles. Me parece que no es un problema de sistema”.
Boca Unidos acumula cuatro fechas sin poder triunfar, con tres derrotas (dos de local) y un empate. “Cuando no venís de ganar, influye en lo anímico. Hoy (por el domingo) era un partido para que nosotros estemos adelante en el marcador durante el primer tiempo y, sin embargo, lo terminamos perdiendo. Indudablemente, son fuertes golpes anímicos, pero esto es fútbol profesional y el que está bien para el domingo seguirá”.
La derrota debe dejar una enseñanza, pero ya hay que mirar al futuro concluyó Marini. “Hoy las urgencias y el desorden nos llevaron a tener una derrota abultada y dura. Sin embargo, esto sigue, hay que mirar de acá en adelante. Hay que analizar lo que pasó, pero no nos podemos quedar metidos en eso, ya se debe mirar al próximo juego”.
Por la fecha 22, Boca Unidos visitará a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo el próximo domingo 8 de marzo desde las 20.