Martes 22de Septiembre de 2020CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,50

Dolar Venta:$79,50

Martes 22de Septiembre de 2020CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,50

Dolar Venta:$79,50

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Promesa electoral sin inclusión

Por Justo Estoup 

Profesor de Sociología 

de la Facultad de 

Derecho de la Unne.

Queremos ser del siglo XXI 

con un sistema electoral 

del siglo XX.

Durante los últimos años, demasiados años, la discusión respecto a las reformas en el sistema electoral estuvo vigente dentro del escenario político. Sin embargo, la ideología político, electoral, judicial y empresarial en el poder entendió que no era necesaria y siempre subestimó su tratamiento. Las críticas de gran parte del electorado respecto al sufragio en Corrientes nunca fueron escuchadas por el oficialismo local.

Lo comicios en la provincia de Corrientes, hace varios años, nos muestran el gran malestar y la incomodidad que genera el sinnúmero de boletas iguales que enfrentamos para poder elegir a nuestros representantes. Más aún, sumado a la poca celeridad y a la  incomodidad que el sistema electoral genera en el ciudadano que va a emitir su voto. 

Ahora bien, nos encontramos frente a una oportunidad histórica. En la actualidad comenzó el debate para la inclusión de los jóvenes de 16 y 17 años en el padrón electoral, para que así puedan elegir a sus representantes provinciales y municipales, así como también se incorporó al debate la cuestión de la paridad de género en las listas.

Más del 90 % de las provincias argentinas adaptaron sus legislaciones e incluyeron a los jóvenes para que puedan emitir su voto, aunque de manera no obligatoria, lo cual muestra el gran retraso de la provincia de Corrientes en comparación con otras. 

Ahora bien, en este escenario surgen varios interrogantes. Primero: ¿cómo vamos a persuadir al ciudadano de 16 y 17 años de que vaya a votar en un sistema electoral tan vetusto? y ¿cómo se incentivará a la participación de los jóvenes de hoy, totalmente digitalizados, a emitir su voto? En este sentido cabe señalar que es importante concientizarnos de la importancia de una reforma integral electoral para que realmente el sistema sea inclusivo. 

De esta manera, cuando se plantea la posibilidad de evolucionar en derechos y oportunidades, estos mismos deben ser genuinos. Así también transformarse en herramientas para el logro de la mayor compresión significativa respecto al sufragio, que no es otra cosa que ejercer el derecho ciudadano al voto. No tomar con seriedad los cambios que la sociedad exige solo hará que la supuesta inclusión resulte en un fracaso y en una puesta en escena para la comunidad con la sola intención de cumplir con una promesa a medias.

Sin lugar a dudas, el correntino necesita mayor claridad y certeza respecto a la inclusión de los jóvenes en edad de sufragar. Esta es una oportunidad histórica para modernizar el sistema electoral y sacar a Corrientes del retraso que hoy exhibe en la forma de elegir a sus gobernantes. En este contexto, sería prudente erradicar la boleta en blanco y negro sin foto, muy poco querida por el votante. Como también sería oportuno impulsar una idea que reduzca el número de boletas en el cuarto oscuro. Esta última alternativa beneficiaría a la comprensión de los ciudadanos, como también lograría en los posteriores escrutinios una mayor certeza y claridad para las fuerza políticas en disputa. 

La voluntad de los gobernantes de hacer inclusivo el sistema electoral debe ser completa. Es decir, con adecuaciones que permitan a las nuevas generaciones la real comprensión, y colaboren para que los que en algún momento de sus vidas han emitido su sufragio, estén más satisfechos con el sistema imperante, que asegure la mayor transparencia en todos los actos del proceso electoral. 

Desde la sanción de la Ley 26.774 en el año 2012 muchas provincias fueron mostrando apertura hacia el voto joven. En la actualidad, solamente dos provincias no incorporaron estos derechos electorales a los jóvenes: Corrientes y Santa Fe. Así también algunas de ellas lograron impulsar reformas dentro del sistema, que permiten a los jóvenes no solo participar, sino también emitirlo de manera sencilla y no confusa. Provincias como Mendoza, Santa Cruz y Chaco, entre otras, han auspiciado la boleta de color con fotografía. Otro es el caso de Salta o Ciudad de Buenos Aires, donde han buscado implementar la tecnología en los comicios a través de la boleta única electrónica.

Hubo una experiencia en el año 2017 en que la Justicia, a solicitud del Municipio de Corrientes, incorporó dos escuelas en las elecciones a intendente de ese año. En aquella oportunidad se podía emitir el voto a través del sistema de boleta única electrónica. Durante todo el 2016 y 2017 el debate que generó la prueba de otro sistema electora, mostró un gran fastidio del correntino por el sistema actual, dejando ver al colectivo que en algún momento las cosas deben cambiar. Por supuesto, pensando siempre en la ciudadanía y no en los intereses sectarios del poder político de turno.

Ya no hay tiempo que perder. Es una reforma que la sociedad exige. El debate se debe dar y a través de ello se fortalecerá la construcción de un sistema electoral que permita a los ciudadanos emitir su voto con facilidad. 

Debemos comprender que la confusión solo genera caos y desazón, y la misma termina naturalmente por indignar al votante, generando un gran rechazo interno a la voluntad de participar. La posibilidad está abierta, veremos si los representantes están a la altura de las demandas que la sociedad exige.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error