Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 1.009 CASOS ACTIVOS (24.580 ACUMULADOS) MUERTES: 431

/Ellitoral.com.ar/ Vivir Bien

La salud cardiovascular en riesgo

El experto en investigación clínica y prevención de las enfermedades cardíacas, Mario Boskis, explicó cómo el aislamiento prolongado afectó a nuestra salud cardiovascular. La pandemia hizo postergar los estudios médicos de rutina y empeoró nuestra alimentación. 

Mientras crece en todo el mundo la segunda ola de contagio de coronavirus, también avanzan otras enfermedades que han sido postergadas en su atención. Esa es una de las consecuencias más negativas que ha tenido esta pandemia iniciada a fin de 2019 y que recién ahora la ciencia la está combatiendo a fuerza de nuevas vacunas y tratamientos experimentales mejorados.

Así, con el correr de los meses y ante el miedo de concurrir a los centros de salud para evitar contagios o bien debido al cierre de consultorios externos para dar prioridad a la atención de enfermos por coronavirus, las rutinas de cuidados de salud entraron en una importante transformación, ya que las consultas y estudios vinculados al control de otras enfermedades y condiciones quedaron con fechas inciertas; y algunos hábitos que influyen en una mejor calidad de vida todavía permanecen en una pausa prolongada.

“Sin duda el aislamiento influyó en agravar muchos de los factores de riesgo responsables de provocar patologías como el Infarto de Miocardio o el ACV, generadores de una de cada tres muertes que se producen por año en nuestro país”, explicó el doctor Mario Boskis (MN 74.002), experto en investigación clínica y prevención de las enfermedades cardíacas, Miembro Titular de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), donde dirige en la actualidad el Consejo de Cardiología Clínica.

“No es de extrañar que un trabajo publicado hace unos meses en la revista Medicina, utilizando modelos estadísticos predictivos, sugiere que, en 2020, nuestro país podría sufrir, más allá de las más de 40.000 muertes por covid-19, un exceso de muertes cardiovasculares prevenibles de casi 10.000 personas. Es por eso, que a pesar del aislamiento, es imprescindible focalizar en la prevención y el control de los factores de riesgo (obesidad, hipertensión arterial, diabetes, hipercolesterolemia, sedentarismo) a fin de evitar el flagelo de la enfermedad cardiovascular”, puntualizó Boskis.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error