ellitoral.com.ar
Inflación 2017, un problema monetario sin ayuda fiscal

Inflación 2017, un problema monetario sin ayuda fiscal

Por Lic. Alejandro Rodríguez
@alerod31
Colaboración

Finalmente el Indec nos dio un nuevo dato de precios minoristas y por primera vez en la historia tenemos datos anuales de inflación a nivel nacional, lo cual es bueno para el federalismo que tanto se reclama. Sin embargo, los datos lejos están de ser motivo de festejo, y dejan un sabor bien amargo en el último mes del año.
En resumen, esto es lo que nos deja una nueva publicación del organismo:
Los precios al consumidor subieron 3,1% en diciembre y acumularon un aumento del 24,8% durante 2017, casi 8 puntos por encima de la meta del Bcra.
El rubro “Vivienda, agua, electricidad, gas y combustibles” fue el que más subió en el año, un 55,6%, mientras que las “Prendas de vestir y calzado” tuvieron el menor aumento con un 16,6%
La región Nordeste tuvo la inflación más baja del país con 22,3%, con los mismos rubros en ambas puntas que el IPC a nivel nacional, aunque las subas fueron de 43% y 13,2% respectivamente. Mientras que “Educación” y “Comunicación” fueron los otros 2 rubros que superaron el 30% de aumento. En tanto que “Salud” y “Bebidas Alcohólicas y Tabaco” estuvieron por encima del IPC Nacional. Y si juntamos todos los servicios, el aumento fue del 29,7%.
La región de Cuyo fue la más castigada del país con una suba del 25,5% y los mismos rubros mencionados (“Vivienda, agua, electricidad, gas y combustibles” & “Prendas de vestir y calzado”) aumentaron 65,1% y 11,7% respectivamente. Mientras que los rubros que superaron el 30% de aumento fueron “Educación”, “Comunicación” y “Salud”. Y si juntamos todos los servicios, el aumento fue del 38,5%.
Por otro lado, cuando analizamos la Inflación Núcleo, que no incluye estacionales y regulados, observamos que el mismo subió 1,7% en diciembre y fue de 21,13% en todo 2017, y es la menor desde que se la mide en 2013. En el Nordeste, que también fue el más bajo del país junto con la Patagonia, el mismo fue de 19,98%. Sin embargo, lo llamativo es que en Cuyo, donde estuvo la inflación más alta del país, la núcleo fue de sólo 20,96% por debajo de Capital y Gran Buenos Aires que tuvo la más elevada con 21,77%.
Con toda esta información podemos concluir lo siguiente:
El dato de 3,1% de diciembre es la cifra de inflación mensual más elevada desde junio de 2016, tengamos en cuenta que en ese momento, solamente se relevaba en GBA.
La baja de la inflación tocó su piso en julio 2017 cuando cerró en 21.4% para cerrar en diciembre en 24.8%
El objetivo del Bcra era una núcleo del 1% para diciembre, el desvío fue del 70%.
Con semejante arrastre y las subas de tarifas que se vienen, el objetivo de 15% para 2018 está totalmente descartado y se espera un IPC alrededor de 20%.
La inflación no es un problema en el mundo, hasta Brasil cerró 2017 con 2,95%, o sea un índice anual menor al que tuvimos como mensual, y seguimos siendo el 6º país con el mayor índice inflacionario.
Se tomó la decisión de bajar la tasa de política monetaria luego de tener el mes de mayor inflación en el año, algo difícil de explicar. Sin dudas será otro mes complicado para los deudores en UVA.
Con este escenario real, ¿todavía seguimos pensando que no es necesario un severo y urgente ajuste fiscal que ayude a bajar fuerte la inflación, la emisión, el endeudamiento y los impuestos? Para bajar la inflación, además de bajar fuerte el gasto, hay que reducir el crecimiento de la cantidad de dinero y para ello hay dos opciones o se emite menos o se esteriliza más. La Base Monetaria creció 22%, el M1: 27%, el M2: 29%, el M3: 26%. 
La inflación es en todo momento y lugar un fenómeno monetario. Y si todavía creemos que bajando la tasa vamos a crecer más, Venezuela con su 2.616% de inflación en 2017 debería ser el paraíso.

¿Te gustó la nota?
Comentarios

Inflación 2017, un problema monetario sin ayuda fiscal

Por Lic. Alejandro Rodríguez
@alerod31
Colaboración

Finalmente el Indec nos dio un nuevo dato de precios minoristas y por primera vez en la historia tenemos datos anuales de inflación a nivel nacional, lo cual es bueno para el federalismo que tanto se reclama. Sin embargo, los datos lejos están de ser motivo de festejo, y dejan un sabor bien amargo en el último mes del año.
En resumen, esto es lo que nos deja una nueva publicación del organismo:
Los precios al consumidor subieron 3,1% en diciembre y acumularon un aumento del 24,8% durante 2017, casi 8 puntos por encima de la meta del Bcra.
El rubro “Vivienda, agua, electricidad, gas y combustibles” fue el que más subió en el año, un 55,6%, mientras que las “Prendas de vestir y calzado” tuvieron el menor aumento con un 16,6%
La región Nordeste tuvo la inflación más baja del país con 22,3%, con los mismos rubros en ambas puntas que el IPC a nivel nacional, aunque las subas fueron de 43% y 13,2% respectivamente. Mientras que “Educación” y “Comunicación” fueron los otros 2 rubros que superaron el 30% de aumento. En tanto que “Salud” y “Bebidas Alcohólicas y Tabaco” estuvieron por encima del IPC Nacional. Y si juntamos todos los servicios, el aumento fue del 29,7%.
La región de Cuyo fue la más castigada del país con una suba del 25,5% y los mismos rubros mencionados (“Vivienda, agua, electricidad, gas y combustibles” & “Prendas de vestir y calzado”) aumentaron 65,1% y 11,7% respectivamente. Mientras que los rubros que superaron el 30% de aumento fueron “Educación”, “Comunicación” y “Salud”. Y si juntamos todos los servicios, el aumento fue del 38,5%.
Por otro lado, cuando analizamos la Inflación Núcleo, que no incluye estacionales y regulados, observamos que el mismo subió 1,7% en diciembre y fue de 21,13% en todo 2017, y es la menor desde que se la mide en 2013. En el Nordeste, que también fue el más bajo del país junto con la Patagonia, el mismo fue de 19,98%. Sin embargo, lo llamativo es que en Cuyo, donde estuvo la inflación más alta del país, la núcleo fue de sólo 20,96% por debajo de Capital y Gran Buenos Aires que tuvo la más elevada con 21,77%.
Con toda esta información podemos concluir lo siguiente:
El dato de 3,1% de diciembre es la cifra de inflación mensual más elevada desde junio de 2016, tengamos en cuenta que en ese momento, solamente se relevaba en GBA.
La baja de la inflación tocó su piso en julio 2017 cuando cerró en 21.4% para cerrar en diciembre en 24.8%
El objetivo del Bcra era una núcleo del 1% para diciembre, el desvío fue del 70%.
Con semejante arrastre y las subas de tarifas que se vienen, el objetivo de 15% para 2018 está totalmente descartado y se espera un IPC alrededor de 20%.
La inflación no es un problema en el mundo, hasta Brasil cerró 2017 con 2,95%, o sea un índice anual menor al que tuvimos como mensual, y seguimos siendo el 6º país con el mayor índice inflacionario.
Se tomó la decisión de bajar la tasa de política monetaria luego de tener el mes de mayor inflación en el año, algo difícil de explicar. Sin dudas será otro mes complicado para los deudores en UVA.
Con este escenario real, ¿todavía seguimos pensando que no es necesario un severo y urgente ajuste fiscal que ayude a bajar fuerte la inflación, la emisión, el endeudamiento y los impuestos? Para bajar la inflación, además de bajar fuerte el gasto, hay que reducir el crecimiento de la cantidad de dinero y para ello hay dos opciones o se emite menos o se esteriliza más. La Base Monetaria creció 22%, el M1: 27%, el M2: 29%, el M3: 26%. 
La inflación es en todo momento y lugar un fenómeno monetario. Y si todavía creemos que bajando la tasa vamos a crecer más, Venezuela con su 2.616% de inflación en 2017 debería ser el paraíso.

Logín