Los comedores ajustan sus raciones por el incremento de la demanda de familias
ellitoral.com.ar

Los comedores ajustan sus raciones por el incremento de la demanda de familias

Mientras la tasa de inflación se elevó nuevamente en marzo, desde los centros comunitarios expresaron a El Litoral que crece el número de comensales. Sobre la marcha deben improvisar estrategias para poder cubrir las necesidades.
 

Los comedores que tradicionalmente despliegan intervenciones de asistencia alimentaria en medio del rebrote inflacionario de los últimos tres meses, empezaron a recibir una mayor demanda de familias. Esta situación para muchos de estos centros no es nueva, pero sus coordinadores explicaron que este año enfrentan algunas dificultades para ajustar sus raciones al constante incremento de comensales. 
“Tratamos de sobrevivir con lo que tenemos pero cada vez es más difícil, tenemos varios comedores que subsisten con la provisión de Desarrollo Humano de la provincia, pero no alcanza. Venimos solicitando un aumento de raciones porque todas las semanas recibimos más personas, a veces nos preguntan para asistir pero tenemos que decirles que regresen en otra oportunidad porque la olla no da para más. Está muy difícil la situación”, expresó a El Litoral la coordinadora de Barrios de Pie, Eva Romero. Dicha organización tiene al menos 30 comedores distribuidos en diferentes sectores de la ciudad.
Esta situación también se replica en algunos merenderos, al punto de que en “Sembrando Sueños”, con sede en el barrio Río Paraná y en La Tosquera, en un contexto de mayor demanda están preparándose para transformarse en comedor. 
Así lo indicó Stella Sánchez, la coordinadora de dicho centro comunitario: “Nosotros damos la copa de leche con la provisión que nos da Desarrollo Social, de lunes a viernes. Esos días tenemos la demanda habitual, pero llegando al fin de semana empezamos a notar la necesidad de los vecinos. El número de familias se duplicó y gracias a los corazones solidarios que aportan, podemos entregar el almuerzo a todos los que se acercan. Nuestro objetivo ahora es poder convertirnos en comedor, estamos por iniciar las tratativas”.
Por lo pronto, el merendero “Sembrando Sueños”, gracias a las donaciones particulares, brinda el almuerzo sólo los fines de semana, pero tienen el propósito de transformarse en comedor. “De lunes a viernes los chicos comen en la escuela, y funcionan varios comedores que brindan asistencia, pero llegando el sábado se complica la historia. Siempre recibimos donaciones, pero a veces ponemos de nuestro bolsillo para poder armar un guiso”, indicó Stella.

Años
Muchos comedores surgieron para satisfacer las necesidades alimenticias emergentes, pero lo cierto es que se posicionaron en los barrios y sus acciones están más vigentes que nunca.
En este sentido, por ejemplo, el comedor “Piecitos Descalzos” ubicado en el barrio Punta Taitalo, ayer celebró 9 años de labor. “Gracias a donaciones que tuvimos pudimos celebrar los 9 años, incluso con una torta que nos regalaron”, contó Gisella, una de las coordinadoras de la actividad solidaria. Consultada al respecto del número de comensales, Gisella indicó: “Recibimos el número habitual de personas, algunas familias se fueron a vivir a otros lugares y vinieron personas nuevas. Es decir, tuvimos algunos cambios pero la cantidad de personas se mantiene”.

Colectas
Mientras los comedores de la ciudad se ajustan al aumento de comensales, también llevan adelante colectas con el objetivo de cubrir las necesidades que surgen en otros aspectos, como la educación.
En este sentido, desde el merendero “Sembrando Sueños” recordaron que continúan con la campaña para juntar útiles escolares a fin de donarlos a los chicos que asisten diariamente al centro. Todos aquellos que puedan colaborar, deberán comunicarse al número 3794-287500.
Al mismo tiempo, desde el comedor “Piecitos Descalzos” indicaron que ayer entregaron kits escolares que fueron donados.
Es decir que los centros comunitarios, pese al incremento de comensales y las situaciones económicas latentes, siguen llevando adelante diversas acciones en beneficio de los que más necesitan.

¿Te gustó la nota?
Comentarios

Los comedores ajustan sus raciones por el incremento de la demanda de familias

Mientras la tasa de inflación se elevó nuevamente en marzo, desde los centros comunitarios expresaron a El Litoral que crece el número de comensales. Sobre la marcha deben improvisar estrategias para poder cubrir las necesidades.
 

Los comedores que tradicionalmente despliegan intervenciones de asistencia alimentaria en medio del rebrote inflacionario de los últimos tres meses, empezaron a recibir una mayor demanda de familias. Esta situación para muchos de estos centros no es nueva, pero sus coordinadores explicaron que este año enfrentan algunas dificultades para ajustar sus raciones al constante incremento de comensales. 
“Tratamos de sobrevivir con lo que tenemos pero cada vez es más difícil, tenemos varios comedores que subsisten con la provisión de Desarrollo Humano de la provincia, pero no alcanza. Venimos solicitando un aumento de raciones porque todas las semanas recibimos más personas, a veces nos preguntan para asistir pero tenemos que decirles que regresen en otra oportunidad porque la olla no da para más. Está muy difícil la situación”, expresó a El Litoral la coordinadora de Barrios de Pie, Eva Romero. Dicha organización tiene al menos 30 comedores distribuidos en diferentes sectores de la ciudad.
Esta situación también se replica en algunos merenderos, al punto de que en “Sembrando Sueños”, con sede en el barrio Río Paraná y en La Tosquera, en un contexto de mayor demanda están preparándose para transformarse en comedor. 
Así lo indicó Stella Sánchez, la coordinadora de dicho centro comunitario: “Nosotros damos la copa de leche con la provisión que nos da Desarrollo Social, de lunes a viernes. Esos días tenemos la demanda habitual, pero llegando al fin de semana empezamos a notar la necesidad de los vecinos. El número de familias se duplicó y gracias a los corazones solidarios que aportan, podemos entregar el almuerzo a todos los que se acercan. Nuestro objetivo ahora es poder convertirnos en comedor, estamos por iniciar las tratativas”.
Por lo pronto, el merendero “Sembrando Sueños”, gracias a las donaciones particulares, brinda el almuerzo sólo los fines de semana, pero tienen el propósito de transformarse en comedor. “De lunes a viernes los chicos comen en la escuela, y funcionan varios comedores que brindan asistencia, pero llegando el sábado se complica la historia. Siempre recibimos donaciones, pero a veces ponemos de nuestro bolsillo para poder armar un guiso”, indicó Stella.

Años
Muchos comedores surgieron para satisfacer las necesidades alimenticias emergentes, pero lo cierto es que se posicionaron en los barrios y sus acciones están más vigentes que nunca.
En este sentido, por ejemplo, el comedor “Piecitos Descalzos” ubicado en el barrio Punta Taitalo, ayer celebró 9 años de labor. “Gracias a donaciones que tuvimos pudimos celebrar los 9 años, incluso con una torta que nos regalaron”, contó Gisella, una de las coordinadoras de la actividad solidaria. Consultada al respecto del número de comensales, Gisella indicó: “Recibimos el número habitual de personas, algunas familias se fueron a vivir a otros lugares y vinieron personas nuevas. Es decir, tuvimos algunos cambios pero la cantidad de personas se mantiene”.

Colectas
Mientras los comedores de la ciudad se ajustan al aumento de comensales, también llevan adelante colectas con el objetivo de cubrir las necesidades que surgen en otros aspectos, como la educación.
En este sentido, desde el merendero “Sembrando Sueños” recordaron que continúan con la campaña para juntar útiles escolares a fin de donarlos a los chicos que asisten diariamente al centro. Todos aquellos que puedan colaborar, deberán comunicarse al número 3794-287500.
Al mismo tiempo, desde el comedor “Piecitos Descalzos” indicaron que ayer entregaron kits escolares que fueron donados.
Es decir que los centros comunitarios, pese al incremento de comensales y las situaciones económicas latentes, siguen llevando adelante diversas acciones en beneficio de los que más necesitan.