“La idea de República en la historia argentina”, tema de la segunda entrega del Ciclo de Historia
ellitoral.com.ar

“La idea de República en la historia argentina”, tema de la segunda entrega del Ciclo de Historia

La ponencia, basada en un coversatorio, estará a cargo del doctor Dardo Ramírez Braschi. La invitación es abierta a toda la comunidad, con entrada libre y gratuita.
 

En el salón auditorio del diario El Litoral, el próximo miércoles 18 a las 19, tendrá lugar el conversatorio titulado “La idea de la República en la historia argentina”, actividad que se enmarca en la segunda entrega del Ciclo de Historia que organizan la Junta de Historia de la Provincia, el Club de la Libertad y el diario El Litoral.
La ponencia estará a cargo del doctor Dardo Ramírez Braschi, titular de la Junta de Historia, quien será entrevistado por el subdirector de El Litoral, Eduardo Ledesma, para abordar el tema de la República desde varios puntos de vista: desde la historia, desde su concepción filosófica y desde los planos internacional, pasando por el nacional hasta llegar a los aportes proveídos por la provincia de Corrientes, de sus hombres y mujeres, para la construcción de la República que hoy tenemos y conocemos.
Con entrada libre y gratuita, la invitación está dirigida a todos los lectores del diario, también a estudiantes y docentes, y a todos los amantes de estos temas de actualidad, relacionados con la historia.
¿Qué es la República? ¿Qué significa? ¿Qué connmotación tenía cuando nació y qué connotación tiene ahora el concepto? ¿Cuáles son sus valores? ¿Cuáles fueron los aportes del país y de Corrientes en la formación de la República Argentina? ¿Por qué, pese a todas nuestras glorias pasadas, estamos como estamos?
A estas y a otras tantas preguntas dará respuestas el doctor Ramírez Braschi, especialista en la materia que incluso escribió sobre el particular cuando aceptó su incorporación, tras ser designado Miembro Correspondiente en la provincia de Corrientes por la Academia Nacional de la Historia.
Ya en esa ponencia recuerda que los principios republicanos, en las primeras constituciones, estuvieron lejos de tener un constante ejercicio práctico. “Este ejercicio se aproximó recién con una maduración en la comprensión de la práctica institucional”.  
Sucede que “la élite política instrumentó inicialmente una precaria forma de división de poderes (legislativo, ejecutivo y judicial) con funciones propias para cada uno de ellos, como lo hizo la Asamblea del Año XIII, que incorporó la práctica de principios republicanos, aún sin romper formalmente los lazos con la metrópoli”.
“Pero esas ideas tuvieron que enfrentarse a dos importantes problemas que debían ser frenados: el despotismo personal de un Poder Ejecutivo no controlado y el que derivaba de la soberanía del número del Poder Legislativo”. Los problemas se fueron subsanando, pese a la persistencia de algunas prácticas. 
No obstante esto, Corrientes fue pionera en muchos aspectos. Y el de la organización institucional es uno de ellos. “La primera Constitución de 1821 irrumpe con la implementación formal de derechos y garantías de los ciudadanos, organizando el Estado en la división tripartita de poderes. Pero todavía tenía viejos resabios institucionales del Derecho indiano, como lo fue el caso de la subsistencia de los cabildos como instituciones de referencia”.
De todas maneras, “este ejemplo es muestra de que en ocasiones y a pesar de la precariedad de aquellas primeras prácticas normativas, se manifestaron esfuerzos institucionales donde se actuó con ética republicana” aquí en Corrientes. 
“Otra de las virtudes del incipiente constitucionalismo correntino -dice Ramírez Braschi- ha sido la práctica legal de la periodicidad de las funciones públicas, especialmente la del gobernador, prohibiendo expresamente la reelección. La Constitución de Corrientes de 1824 fue la primera en las provincias del Río de la Plata que prohibía la reelección del gobernador”.
“La vida institucional que llevaba adelante Corrientes a principios de la década de 1830 hizo afirmar al historiador Manuel Florencio Mantilla que “Corrientes fue, entonces, la única provincia de gobierno regular y civilizado; sólo en ella imperaban las leyes y se respiraba libertad”.
Corrientes, además, fue la primera provincia en el Derecho Público Provincial argentino que incorporó la cláusula prohibitiva de reelección al Poder Ejecutivo, y la provincia que propuso, tempranamente en las provincias del Río de la Plata, sancionar nada menos que un proyecto de ley para la abolición de la esclavitud. 
De hecho, “en los años de la independencia y durante las guerras civiles se implementó la práctica de liberar esclavos al sólo fin de que formasen parte de los ejércitos y marchasen al frente de la primera línea de combate”.
Rompiendo con la regla, al debatir un proyecto de abolición de la esclavitud, Corrientes intentó -en 1843- hacer realidad este principio de libertad, tal como consta en el Libro de Sesiones del 4 de Octubre de ese año. El tratamiento del tema generó un acalorado debate, que lamentablemente no se plasmó en ley, pero que se  ha constituido en un importante y temprano antecedente sobre la cuestión.
Esta y otras cuestiones llevan a Dardo Ramírez Braschi a señalar que “Corrientes tuvo una intensa lucha y participación en la organización nacional y allí manifiesta la defensa de principios doctrinarios republicanos que fueron incorporados en su marco legislativo y su construcción constitucional”.
“En aquellas décadas donde la confusión y la prepotencia de fuerza conspiraban contra la aprobación de una Constitución Nacional definitiva, los aportes de la política correntina forjaron un peldaño indispensable para su concreción”, afirma en clave de conclusión, lo que nos lleva a la pregunta que guía nuestra actualidad: ¿Qué nos pasó?
De esto hablará Ramírez Braschi este miércoles 18 en el salón del primer piso del diario El Litoral, Yrigoyen 990, a partir de las 19.

¿Te gustó la nota?
Comentarios

“La idea de República en la historia argentina”, tema de la segunda entrega del Ciclo de Historia

La ponencia, basada en un coversatorio, estará a cargo del doctor Dardo Ramírez Braschi. La invitación es abierta a toda la comunidad, con entrada libre y gratuita.
 

En el salón auditorio del diario El Litoral, el próximo miércoles 18 a las 19, tendrá lugar el conversatorio titulado “La idea de la República en la historia argentina”, actividad que se enmarca en la segunda entrega del Ciclo de Historia que organizan la Junta de Historia de la Provincia, el Club de la Libertad y el diario El Litoral.
La ponencia estará a cargo del doctor Dardo Ramírez Braschi, titular de la Junta de Historia, quien será entrevistado por el subdirector de El Litoral, Eduardo Ledesma, para abordar el tema de la República desde varios puntos de vista: desde la historia, desde su concepción filosófica y desde los planos internacional, pasando por el nacional hasta llegar a los aportes proveídos por la provincia de Corrientes, de sus hombres y mujeres, para la construcción de la República que hoy tenemos y conocemos.
Con entrada libre y gratuita, la invitación está dirigida a todos los lectores del diario, también a estudiantes y docentes, y a todos los amantes de estos temas de actualidad, relacionados con la historia.
¿Qué es la República? ¿Qué significa? ¿Qué connmotación tenía cuando nació y qué connotación tiene ahora el concepto? ¿Cuáles son sus valores? ¿Cuáles fueron los aportes del país y de Corrientes en la formación de la República Argentina? ¿Por qué, pese a todas nuestras glorias pasadas, estamos como estamos?
A estas y a otras tantas preguntas dará respuestas el doctor Ramírez Braschi, especialista en la materia que incluso escribió sobre el particular cuando aceptó su incorporación, tras ser designado Miembro Correspondiente en la provincia de Corrientes por la Academia Nacional de la Historia.
Ya en esa ponencia recuerda que los principios republicanos, en las primeras constituciones, estuvieron lejos de tener un constante ejercicio práctico. “Este ejercicio se aproximó recién con una maduración en la comprensión de la práctica institucional”.  
Sucede que “la élite política instrumentó inicialmente una precaria forma de división de poderes (legislativo, ejecutivo y judicial) con funciones propias para cada uno de ellos, como lo hizo la Asamblea del Año XIII, que incorporó la práctica de principios republicanos, aún sin romper formalmente los lazos con la metrópoli”.
“Pero esas ideas tuvieron que enfrentarse a dos importantes problemas que debían ser frenados: el despotismo personal de un Poder Ejecutivo no controlado y el que derivaba de la soberanía del número del Poder Legislativo”. Los problemas se fueron subsanando, pese a la persistencia de algunas prácticas. 
No obstante esto, Corrientes fue pionera en muchos aspectos. Y el de la organización institucional es uno de ellos. “La primera Constitución de 1821 irrumpe con la implementación formal de derechos y garantías de los ciudadanos, organizando el Estado en la división tripartita de poderes. Pero todavía tenía viejos resabios institucionales del Derecho indiano, como lo fue el caso de la subsistencia de los cabildos como instituciones de referencia”.
De todas maneras, “este ejemplo es muestra de que en ocasiones y a pesar de la precariedad de aquellas primeras prácticas normativas, se manifestaron esfuerzos institucionales donde se actuó con ética republicana” aquí en Corrientes. 
“Otra de las virtudes del incipiente constitucionalismo correntino -dice Ramírez Braschi- ha sido la práctica legal de la periodicidad de las funciones públicas, especialmente la del gobernador, prohibiendo expresamente la reelección. La Constitución de Corrientes de 1824 fue la primera en las provincias del Río de la Plata que prohibía la reelección del gobernador”.
“La vida institucional que llevaba adelante Corrientes a principios de la década de 1830 hizo afirmar al historiador Manuel Florencio Mantilla que “Corrientes fue, entonces, la única provincia de gobierno regular y civilizado; sólo en ella imperaban las leyes y se respiraba libertad”.
Corrientes, además, fue la primera provincia en el Derecho Público Provincial argentino que incorporó la cláusula prohibitiva de reelección al Poder Ejecutivo, y la provincia que propuso, tempranamente en las provincias del Río de la Plata, sancionar nada menos que un proyecto de ley para la abolición de la esclavitud. 
De hecho, “en los años de la independencia y durante las guerras civiles se implementó la práctica de liberar esclavos al sólo fin de que formasen parte de los ejércitos y marchasen al frente de la primera línea de combate”.
Rompiendo con la regla, al debatir un proyecto de abolición de la esclavitud, Corrientes intentó -en 1843- hacer realidad este principio de libertad, tal como consta en el Libro de Sesiones del 4 de Octubre de ese año. El tratamiento del tema generó un acalorado debate, que lamentablemente no se plasmó en ley, pero que se  ha constituido en un importante y temprano antecedente sobre la cuestión.
Esta y otras cuestiones llevan a Dardo Ramírez Braschi a señalar que “Corrientes tuvo una intensa lucha y participación en la organización nacional y allí manifiesta la defensa de principios doctrinarios republicanos que fueron incorporados en su marco legislativo y su construcción constitucional”.
“En aquellas décadas donde la confusión y la prepotencia de fuerza conspiraban contra la aprobación de una Constitución Nacional definitiva, los aportes de la política correntina forjaron un peldaño indispensable para su concreción”, afirma en clave de conclusión, lo que nos lleva a la pregunta que guía nuestra actualidad: ¿Qué nos pasó?
De esto hablará Ramírez Braschi este miércoles 18 en el salón del primer piso del diario El Litoral, Yrigoyen 990, a partir de las 19.