Se cumplió el tercer día consecutivo de paro de colectiveros con muchos usuarios varados
ellitoral.com.ar

Viernes 19 de Octubre de 2018 CORRIENTES20°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $35,70

Dolar Venta: $37,50

Se cumplió el tercer día consecutivo de paro de colectiveros con muchos usuarios varados

Ante el fracaso de la conciliación obligatoria entre la Unión Tranviaria Automotor y la Secretaría de Trabajo de la Nación, volvió a activarse la medida de fuerza, dejando a pie a miles de personas que usan el servicio de transporte público.
 

 El tercer paro consecutivo del servicio de transporte urbano de pasajeros que se llevó a cabo desde las 22 de ayer hasta las 6 de hoy, dejó a muchos usuarios varados en las diferentes paradas, dado que las unidades pasaban de largo y con las luces apagadas antes del horario anunciado. En tanto, no hubo acuerdo entre la Unión Tranviaria Automotor y la Secretaría de Trabajo de la Nación, por lo que se estima que la medida se prolongará toda la semana. 
Promediando las 21, El Litoral recorrió algunas paradas céntricas de colectivos y mientras algunos usuarios tenían la suerte de poder alcanzar algunas unidades, otros observaban como el micro del ramal que los llevaría a sus domicilios pasaba cerrado y con las luces apagadas, como la línea 110 que dejó varada a Rosa, quien había llevado a su hijo con discapacidad al médico y sólo contaba con el carnet para volver a su casa.
Mientras que Natalia, usuaria de la línea 104, comentó a El Litoral que había pedido permiso en su trabajo para salir una hora antes, igual que el lunes y el martes. “Pero después voy a tener que devolver las horas a mis compañeros que vinieron más temprano para que pueda salir yo”, aclaró.
En tanto, Graciela, usuaria de la línea 108, también se encontraba esperando el colectivo y al dialogar con El Litoral comentó que “ayer tuve que volver caminando, un remis hasta mi casa sale un poco más de $100 pesos y no puedo gastar eso en un solo viaje”. “Espero tener mejor suerte hoy”, agregó.
Ante esta situación, en la que los afectados son los trabajadores y estudiantes, y dado que el paro también lo concretarían los choferes del servicio interprovincial Chaco-Corrientes, Lucía, que estudia en la vecina ciudad, comentó que “tenía clase hasta las 21, pero me retiré antes para poder llegar y tomar el otro colectivo que me lleva hasta mi casa, pero me parece que ya lo perdí, espero 10 minutos más, sino me voy a tener que ir caminando”.
En este panorama conflictivo para los usuarios, se debe destacar que las unidades llegaban en grupos de dos o tres de acuerdo a la línea. Algunos totalmente cerrados y con luces apagadas  y otros todavía permitían el ascenso de pasajeros. Aunque más de uno eligió subir a cualquier unidad que los deje cerca de su vivienda, ya sea para luego llegar caminando o subir a un remis y abaratar costos.
Vale señalar que también los remises frecuentaron las paradas de colectivos y con señales de luces ofrecían a los usuarios viajar con ellos, y varios de los que llevaban más de 15 minutos, desesperanzados, terminaban ascendiendo a los coches.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Se cumplió el tercer día consecutivo de paro de colectiveros con muchos usuarios varados

Ante el fracaso de la conciliación obligatoria entre la Unión Tranviaria Automotor y la Secretaría de Trabajo de la Nación, volvió a activarse la medida de fuerza, dejando a pie a miles de personas que usan el servicio de transporte público.
 

 El tercer paro consecutivo del servicio de transporte urbano de pasajeros que se llevó a cabo desde las 22 de ayer hasta las 6 de hoy, dejó a muchos usuarios varados en las diferentes paradas, dado que las unidades pasaban de largo y con las luces apagadas antes del horario anunciado. En tanto, no hubo acuerdo entre la Unión Tranviaria Automotor y la Secretaría de Trabajo de la Nación, por lo que se estima que la medida se prolongará toda la semana. 
Promediando las 21, El Litoral recorrió algunas paradas céntricas de colectivos y mientras algunos usuarios tenían la suerte de poder alcanzar algunas unidades, otros observaban como el micro del ramal que los llevaría a sus domicilios pasaba cerrado y con las luces apagadas, como la línea 110 que dejó varada a Rosa, quien había llevado a su hijo con discapacidad al médico y sólo contaba con el carnet para volver a su casa.
Mientras que Natalia, usuaria de la línea 104, comentó a El Litoral que había pedido permiso en su trabajo para salir una hora antes, igual que el lunes y el martes. “Pero después voy a tener que devolver las horas a mis compañeros que vinieron más temprano para que pueda salir yo”, aclaró.
En tanto, Graciela, usuaria de la línea 108, también se encontraba esperando el colectivo y al dialogar con El Litoral comentó que “ayer tuve que volver caminando, un remis hasta mi casa sale un poco más de $100 pesos y no puedo gastar eso en un solo viaje”. “Espero tener mejor suerte hoy”, agregó.
Ante esta situación, en la que los afectados son los trabajadores y estudiantes, y dado que el paro también lo concretarían los choferes del servicio interprovincial Chaco-Corrientes, Lucía, que estudia en la vecina ciudad, comentó que “tenía clase hasta las 21, pero me retiré antes para poder llegar y tomar el otro colectivo que me lleva hasta mi casa, pero me parece que ya lo perdí, espero 10 minutos más, sino me voy a tener que ir caminando”.
En este panorama conflictivo para los usuarios, se debe destacar que las unidades llegaban en grupos de dos o tres de acuerdo a la línea. Algunos totalmente cerrados y con luces apagadas  y otros todavía permitían el ascenso de pasajeros. Aunque más de uno eligió subir a cualquier unidad que los deje cerca de su vivienda, ya sea para luego llegar caminando o subir a un remis y abaratar costos.
Vale señalar que también los remises frecuentaron las paradas de colectivos y con señales de luces ofrecían a los usuarios viajar con ellos, y varios de los que llevaban más de 15 minutos, desesperanzados, terminaban ascendiendo a los coches.