Aunque la lluvia dio una tregua, más familias fueron evacuadas por desbordes de afluentes
ellitoral.com.ar

Lunes 25 de Marzo de 2019 CORRIENTES25°Pronóstico Extendido clima_sol

Dolar Compra: $40,60

Dolar Venta: $42,60

Aunque la lluvia dio una tregua, más familias fueron evacuadas por desbordes de afluentes

En Mercedes y Yapeyú, la mayoría de los damnificados retornaron a sus domicilios. Mientras que en varios distritos se mantuvo el número de personas afectadas, hasta el cierre de esta edición seguían con las evacuaciones en Santa Lucía, San Roque y Perugorría.
 

imagen_1

En el interior de la provincia, ayer las precipitaciones se circunscribieron a una leve y breve llovizna. Si bien, en algunas comunas esto permitió que familias afectadas por la inundación lograran volver a sus domicilios, en varias se mantuvo el número de damnificados. Pero también, debido al desborde de ríos y arroyos, el agua siguió avanzando en otras jurisdicciones tales como Santa Lucía, San Roque y Perugorría. 
Funcionarios de varias comunas consultadas por El Litoral coincidieron en que  si bien el alerta persiste, “al menos tuvimos una tregua después de tantos días de lluvias abundantes”. Esto permitió que ayer en Mercedes, quienes estaban evacuados ya retornaran a sus hogares. (Ver página 20).
Similar situación se dio en Yapeyú, donde 82 personas fueron afectadas por la inundación, de las cuales 78 aceptaron dejar temporalmente sus viviendas. “La mayoría fueron a casas de parientes. Ellos todavía no retornaron. Pero las 22 personas que estaban en el centro de evacuados que funcionaba en el Regimiento de Granaderos, sí ya volvieron hace un par de horas”, expresó la intendenta Marisol Fagundez al ser consultada por El Litoral. Al mismo tiempo destacó el trabajo conjunto con Salud Pública, Desarrollo Social, distintas instituciones locales, pobladores y hasta de la “promoción 2019 del colegio secundario que realizaron una campaña para juntar ropas y alimentos”.
El director de Defensa Civil de Paso de los Libres, Alcides Acuña informó a este medio que “todavía tenemos en el albergue de la Escuela Normal 16 familias, unas 92 personas”. Aclaró que “este viernes dos familias regresaron a sus casas, porque su vivienda ya estaba habitable y querían cuidar su propiedad”.

Primera vez
“Estoy llegando con la asistencia que nos proveyó el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia”, afirmó en la tarde de ayer el Jefe comunal de Concepción, Lucio Fernández en diálogo con El Litoral. Los distintos elementos serán distribuidos en la comuna donde hasta el cierre de esta edición se mantenía el número de damnificados: siete familias evacuadas y 12, autoevacuadas.
“Esta vez ingresó agua en viviendas de tres barrios en los cuales antes nunca tuvimos problemas. Inclusive hay más de una veintena de casas, donde el agua alcanzó entre 35 y 40 centímetros”, contó Fernández, quien añadió que “ahora esperamos que no se cumpla el pronóstico de nuevas lluvias”.
Por último, remarcó: “En esta situación fue fundamental el apoyo que recibimos, no sólo del Gobierno de la Provincia sino también de Cáritas, la Policía, directoras de establecimientos educativos, entre otros”.

Sol
En Curuzú Cuatiá, al igual que muchas poblaciones, lograron ver el sol al menos un rato. Sin embargo, esto no fue suficiente para que todos los evacuados regresaran a sus casas. Por eso, según lo manifestado por la directora de la Niñez, Adolescencia y Familia Valeria Oria, 36 personas permanecían en los centros de evacuados. “Sólo una familia volvió el jueves”, acotó. Tras lo cual resaltó el trabajo conjunto que el Municipio realizó con el Ejército, la Policía, Desarrollo Social y otros organismos.
También en Santo Tomé, el sol alumbró durante varias horas, luego de la llovizna registrada a la mañana. “Pero hay 42 personas que siguen evacuadas y otras 50 autoevacuadas porque sus casas aún están húmedas”, afirmó el intendente Mariano Garay a El Litoral. Sobre esto agregó que “esta noche estaría llegando ayuda que nos envía el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y la estaríamos distribuyendo mañana (por hoy)”. En tanto, señaló que sigue creciendo el río Uruguay. No obstante, recordó que tendría que ascender unos cuatro metros más para que esto comience a afectar al área donde están emplazados los oleros.

Centenar
El intendente de San Miguel José Barreiro, al ser consultado por El Litoral, estimó que los más de 370 milímetros de lluvia registrada en la zona provocaron daños en un centenar de viviendas. Los damnificados corresponden tanto a hogares emplazados en la zona urbana como en la rural, más precisamente en Colonia Caimán. “Es una situación difícil porque mucha gente perdió lo poco que tenía”, dijo el Jefe comunal, quien ayer se iba a comunicar con el Gobierno provincial para pedir ayuda. “La distribución la haría Cáritas para que no se mezclen cuestiones partidarias”, afirmó.
Por su parte, el Municipio de Goya informó que hasta ayer al mediodía seguían asistiendo a los damnificados que estaban distribuidos en un par de centros de evacuados: 14 familias en el salón de la Capilla San Ramón, 25 familias en el SUM del barrio Juan XXIII. A su vez, aseveraron que instalaron una bomba para acelerar el desagote del asentamiento Los Chacales y acordaron acciones con los vecinos. Esto, de acuerdo a lo indicado, consiste en la “entrega de arena y bolsas para que ellos reconstruyan sectores de las defensas que protegen al predio”. Además, recibirán atención médica y podrán evacuarse a instalaciones establecidas desde el Municipio.
Más damnificados
Mientras que por el aumento del caudal de afluentes naturales creció el número de damnificados en varias comunas. En San Roque, el director de Defensa Civil José Medina dijo a este diario que ya eran 135 los hogares evacuados, lo cual implicaba a 480 personas. De esa cantidad, 60 pobladores estaban alojados en los centros de evacuación. “Pero el agua sigue avanzando, así que estimamos que crecerá el número de afectados”, indicó.
Su par de Santa Lucía, Federico Romagnoli afirmó a El Litoral que “el nivel del río ya llegó a los 4,40 metros. Esta creciendo un centímetro por hora aproximadamente”. Por ello, ya son unas 130 familias las damnificadas, de las cuales, 29 están alojadas en los centros de evacuación. 
Mientras que en Perugorría, desde el Municipio detallaron a El Litoral que “tenemos 61 personas evacuadas, de las cuales 27 son de Paso Tala y 2 de Palmitas. A eso hay que sumarle los autoevacuados”. En este caso, el avance del agua responde al desborde de arroyos de la zona pero también de un par de represas de establecimientos camperos.

Panorama
El director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Márquez, estimó que “la situación en general va a empezar a mejorar, está bajando el agua”. Aunque aclaró: “Estamos en una etapa de cambio de emergencia” y explicó que “lo que es por lluvia se va a ir solucionando, pero vamos a pasar a tener inconvenientes con la crecida de los ríos”. En tal sentido, señaló que “empezó a crecer el arroyo María (Perugorría). También comenzaremos a tener inconvenientes en Paso Tala, en Malvinas y Malezal (Esquina)”. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Aunque la lluvia dio una tregua, más familias fueron evacuadas por desbordes de afluentes

En Mercedes y Yapeyú, la mayoría de los damnificados retornaron a sus domicilios. Mientras que en varios distritos se mantuvo el número de personas afectadas, hasta el cierre de esta edición seguían con las evacuaciones en Santa Lucía, San Roque y Perugorría.
 

En el interior de la provincia, ayer las precipitaciones se circunscribieron a una leve y breve llovizna. Si bien, en algunas comunas esto permitió que familias afectadas por la inundación lograran volver a sus domicilios, en varias se mantuvo el número de damnificados. Pero también, debido al desborde de ríos y arroyos, el agua siguió avanzando en otras jurisdicciones tales como Santa Lucía, San Roque y Perugorría. 
Funcionarios de varias comunas consultadas por El Litoral coincidieron en que  si bien el alerta persiste, “al menos tuvimos una tregua después de tantos días de lluvias abundantes”. Esto permitió que ayer en Mercedes, quienes estaban evacuados ya retornaran a sus hogares. (Ver página 20).
Similar situación se dio en Yapeyú, donde 82 personas fueron afectadas por la inundación, de las cuales 78 aceptaron dejar temporalmente sus viviendas. “La mayoría fueron a casas de parientes. Ellos todavía no retornaron. Pero las 22 personas que estaban en el centro de evacuados que funcionaba en el Regimiento de Granaderos, sí ya volvieron hace un par de horas”, expresó la intendenta Marisol Fagundez al ser consultada por El Litoral. Al mismo tiempo destacó el trabajo conjunto con Salud Pública, Desarrollo Social, distintas instituciones locales, pobladores y hasta de la “promoción 2019 del colegio secundario que realizaron una campaña para juntar ropas y alimentos”.
El director de Defensa Civil de Paso de los Libres, Alcides Acuña informó a este medio que “todavía tenemos en el albergue de la Escuela Normal 16 familias, unas 92 personas”. Aclaró que “este viernes dos familias regresaron a sus casas, porque su vivienda ya estaba habitable y querían cuidar su propiedad”.

Primera vez
“Estoy llegando con la asistencia que nos proveyó el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia”, afirmó en la tarde de ayer el Jefe comunal de Concepción, Lucio Fernández en diálogo con El Litoral. Los distintos elementos serán distribuidos en la comuna donde hasta el cierre de esta edición se mantenía el número de damnificados: siete familias evacuadas y 12, autoevacuadas.
“Esta vez ingresó agua en viviendas de tres barrios en los cuales antes nunca tuvimos problemas. Inclusive hay más de una veintena de casas, donde el agua alcanzó entre 35 y 40 centímetros”, contó Fernández, quien añadió que “ahora esperamos que no se cumpla el pronóstico de nuevas lluvias”.
Por último, remarcó: “En esta situación fue fundamental el apoyo que recibimos, no sólo del Gobierno de la Provincia sino también de Cáritas, la Policía, directoras de establecimientos educativos, entre otros”.

Sol
En Curuzú Cuatiá, al igual que muchas poblaciones, lograron ver el sol al menos un rato. Sin embargo, esto no fue suficiente para que todos los evacuados regresaran a sus casas. Por eso, según lo manifestado por la directora de la Niñez, Adolescencia y Familia Valeria Oria, 36 personas permanecían en los centros de evacuados. “Sólo una familia volvió el jueves”, acotó. Tras lo cual resaltó el trabajo conjunto que el Municipio realizó con el Ejército, la Policía, Desarrollo Social y otros organismos.
También en Santo Tomé, el sol alumbró durante varias horas, luego de la llovizna registrada a la mañana. “Pero hay 42 personas que siguen evacuadas y otras 50 autoevacuadas porque sus casas aún están húmedas”, afirmó el intendente Mariano Garay a El Litoral. Sobre esto agregó que “esta noche estaría llegando ayuda que nos envía el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y la estaríamos distribuyendo mañana (por hoy)”. En tanto, señaló que sigue creciendo el río Uruguay. No obstante, recordó que tendría que ascender unos cuatro metros más para que esto comience a afectar al área donde están emplazados los oleros.

Centenar
El intendente de San Miguel José Barreiro, al ser consultado por El Litoral, estimó que los más de 370 milímetros de lluvia registrada en la zona provocaron daños en un centenar de viviendas. Los damnificados corresponden tanto a hogares emplazados en la zona urbana como en la rural, más precisamente en Colonia Caimán. “Es una situación difícil porque mucha gente perdió lo poco que tenía”, dijo el Jefe comunal, quien ayer se iba a comunicar con el Gobierno provincial para pedir ayuda. “La distribución la haría Cáritas para que no se mezclen cuestiones partidarias”, afirmó.
Por su parte, el Municipio de Goya informó que hasta ayer al mediodía seguían asistiendo a los damnificados que estaban distribuidos en un par de centros de evacuados: 14 familias en el salón de la Capilla San Ramón, 25 familias en el SUM del barrio Juan XXIII. A su vez, aseveraron que instalaron una bomba para acelerar el desagote del asentamiento Los Chacales y acordaron acciones con los vecinos. Esto, de acuerdo a lo indicado, consiste en la “entrega de arena y bolsas para que ellos reconstruyan sectores de las defensas que protegen al predio”. Además, recibirán atención médica y podrán evacuarse a instalaciones establecidas desde el Municipio.
Más damnificados
Mientras que por el aumento del caudal de afluentes naturales creció el número de damnificados en varias comunas. En San Roque, el director de Defensa Civil José Medina dijo a este diario que ya eran 135 los hogares evacuados, lo cual implicaba a 480 personas. De esa cantidad, 60 pobladores estaban alojados en los centros de evacuación. “Pero el agua sigue avanzando, así que estimamos que crecerá el número de afectados”, indicó.
Su par de Santa Lucía, Federico Romagnoli afirmó a El Litoral que “el nivel del río ya llegó a los 4,40 metros. Esta creciendo un centímetro por hora aproximadamente”. Por ello, ya son unas 130 familias las damnificadas, de las cuales, 29 están alojadas en los centros de evacuación. 
Mientras que en Perugorría, desde el Municipio detallaron a El Litoral que “tenemos 61 personas evacuadas, de las cuales 27 son de Paso Tala y 2 de Palmitas. A eso hay que sumarle los autoevacuados”. En este caso, el avance del agua responde al desborde de arroyos de la zona pero también de un par de represas de establecimientos camperos.

Panorama
El director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Márquez, estimó que “la situación en general va a empezar a mejorar, está bajando el agua”. Aunque aclaró: “Estamos en una etapa de cambio de emergencia” y explicó que “lo que es por lluvia se va a ir solucionando, pero vamos a pasar a tener inconvenientes con la crecida de los ríos”. En tal sentido, señaló que “empezó a crecer el arroyo María (Perugorría). También comenzaremos a tener inconvenientes en Paso Tala, en Malvinas y Malezal (Esquina)”.