Sigue en aumento el número de evacuados y ahora la asistencia también es por aire
ellitoral.com.ar

Domingo 21de Abril de 2019CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$40,90

Dolar Venta:$42,90

Sigue en aumento el número de evacuados y ahora la asistencia también es por aire

En San Roque ya son 150 familias las que debieron abandonar sus casas y en Perugorría, 180 personas. Mientras que 82 libreños están en un centro de evacuación. Municipios y Desarrollo Social intensificaron los operativos de asistencia, al que ayer se sumó un helicóptero del Ejército.
 

imagen_0
imagen_1
imagen_2
imagen_3

Después de una jornada sin precipitaciones, el pronóstico meteorológico para ayer se cumplió y se registraron nuevas lluvias en gran parte del territorio provincial. Por ello, en varios lugares se volvió a postergar el regreso a sus hogares de una considerable cantidad de damnificados. Mientras que en otras localidades, hasta el cierre de esta edición, continuaban evacuando personas.
El director de Defensa Civil, José Medina, explicó a El Litoral que “otra vez llovió, la creciente del río no se detiene y, en consecuencia, aumenta el número de damnificados. “Tenemos 150 familias evacuadas, unas 520 personas”, pero aclaró que “no tenemos un número cerrado, porque seguimos evacuando”. 
Recordó que las personas están alojadas “en el galpón de Avesa (Asociación Vecinal de Saneamiento), el polideportivo y el albergue municipal, y estamos viendo de habilitar otro galpón de la Avesa”.
Por otra parte, indicó que “el viernes vino gente de Desarrollo Social de la Provincia y entregó mercaderías, colchones y alimentos para unas 50 personas”.
Similar situación se dio ayer en Santa Lucía, donde el caudal del río homónimo alcanzó los 4,45 metros. Por eso, el agua del afluente natural siguió avanzando en  intersección de la avenida Italia y República del Líbano.
“Hoy otra vez cayeron unos 12 milímetros y sigue vigente el alerta por nuevas lluvias. Esperemos que no se cumpla, porque sino aumentará el número de evacuados”, expresó el director de Defensa Civil de Santa Lucía, Federico Romagnoli.

Alerta
A las 18, la altura del río Uruguay frente a Paso de los Libres era de 7,50. “Ingresamos a la etapa de alerta. Necesitamos que se frene allí, porque si sube un metro más, estaremos con serios problemas ya que una cantidad considerable de personas deberá abandonar sus casas”, planteó el titular de Defensa Civil de la Municipalidad, Alcides Acuña, en diálogo con El Litoral. En este contexto, comentó que el último viernes unas 10 personas regresaron a sus casas. Pero ayer “tuvimos que evacuarlas nuevamente e incluso se sumaron dos personas más”, agregó.
Por ello, hasta el cierre de esta edición, 86 permanecían en el centro de evacuación libreño. En tanto, debido a los daños que provocaron las abundantes precipitaciones, el Municipio tuvo que inhabilitar ayer la circulación por la avenida San Martín (ver página 13).

Desbordes
El subcomandante del cuartel de Bomberos de Perugorría, Ricardo Lemos, manifestó a El Litoral que “en total ya son 180 personas las evacuadas, de las cuales unas 60 son del área suburbana y las demás de Paso Tala”.
En el primer caso, fue el desborde del arroyo María Grande el que avanzó en los barrios La Tablita y Matadero. Mientras que en el segundo, fueron el río Corriente y afluentes de la zona los que desbordaron y anegaron el citado paraje. “Ayer (viernes) salieron varias familias, pero la mayoría lo hizo hoy (sábado)”, detalló Lemos, quien enumeró que los centros de evacuación son la Escuela 410, el CIC y la Parroquia.
Si bien las vías de comunicación terrestre están afectadas por las abundantes precipitaciones, todavía se pueden realizar las evacuaciones con tractores y un unimog.
Esta tarea, resaltó Lemos, es llevada a cabo por los Bomberos, la Policía, el Priar y la Municipalidad.

Aislados
Hay poblaciones rurales de la jurisdicción de Empedrado, Mburucuyá y San Luis a las que no se puede acceder por vía terrestre o fluvial. Por ello, ayer se activó un plan de asistencia aérea que comenzó aproximadamente a las 10, cuando en un helicóptero del Ejército descendió en el hotel de Turismo de Empedrado. A bordo estaban el vicegobernador Gustavo Canteros, el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación Raúl Ripa y el jefe de Protección Civil de la Brigada Monte III del Ejército Argentino Osvaldo Díaz Colodrero. Fueron recibidos por el intendente José Cheme, el ministro de Desarrollo Social de la Provincia Federico Mouliá, el subsecretario de Salud de la Provincia Luis Pérez, entre otras autoridades. 
“Módulos alimentarios y asistencia médica es la prioridad, por eso van el director del hospital Javier Maldonado con personal de salud”, precisó el Jefe comunal. Tras lo cual aclaró: “Hicieron un primer viaje hasta Costa Grande y cuando estaban cargando de nuevo el helicóptero, comenzó a llover torrencialmente”. Haciendo referencia a las precipitaciones que se registraron aproximadamente a las 13.15.
“Una vez que estén dadas las condiciones, retomarán la asistencia porque hay zonas a las que sólo se puede llegar por vía aérea. Este es el caso de Bernachea, San Lorencito, Empedrado Limpio, Ramones y Capití”, enumeró Cheme. Asimismo, estimó que en cada poblado rural viven entre 25 y 30 familias.

Mburucuyá
El intendente de Mburucuyá Pablo Guastavino comentó que “justo cuando estaba bajando el nivel del agua, nos cayó otro chaparrón fuerte de 28 milímetros”. Haciendo referencia a la lluvia que se registró en la siesta de ayer.
Por eso, “las familias que están evacuadas en las cabañas de la zona de la laguna y de Manantiales, por ahora, no podrán regresar a sus casas”, destacó. 
Con respecto al último paraje citado, señaló que la situación allí es complicada debido a que la laguna emplazada en el margen izquierda del camino se desbordó al igual que la otra que está ubicada en la margen derecha. “Se unieron las dos”, graficó el Jefe comunal. 

 

Seguidamente, comentó que  el último viernes, “fuimos con un unimog del Parque Nacional a buscar a un abuelo de 96 años que vive en la zona de Costa Grande. También trajimos a quienes aceptaron dejar sus casas porque si bien hay varias que están con agua en su interior, hay quienes por ahora no quieren dejar sus pertenencias”. 
Con respecto a la asistencia, afirmó que lo están haciendo con recursos del Municipio y también distribuyeron agua potable que les envió Desarrollo Social de la Provincia. “Lo que necesitamos son tubos para los trabajos que estamos haciendo y todos los que tendremos que hacer en los distintos caminos, porque la verdad es que ahora casi todos están intransitables”, contó Guastavino.

Agua potable
“Una de las zonas más afectadas es Pago Alegre. Evacuamos a varias familias. Algunas fueron a casas de parientes y otras a un colegio”, contaron desde la Municipalidad de Pago de los Deseos en diálogo con El Litoral. También hay personas afectadas en el área urbana.
“Estamos en una situación complicada. Hay zonas que hace cuatro días no tienen luz y en consecuencia tampoco agua porque no se pueden activar las bombas”, explicaron. Por eso, además de alimentos, una de las necesidades más urgentes en la comuna es contar con agua potable. “Nos comunicamos hace un rato con el ministro de Desarrollo Social Mouliá (Federico) y ya nos garantizó el envío de agua”, destacaron desde la Comuna liderada por la intendenta Sintia Magaldi.

Asistencia
El Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia continuó ejecutando múltiples operativos de asistencia en el interior. Colchones, módulos alimentarios y otros elementos fueron entregados el jueves en Curuzú Cuatiá y el viernes, tanto en Sauce como en San Roque. Idéntica tarea, se desarrolló ayer en Santo Tomé, donde hay varias decenas de personas evacuadas.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Sigue en aumento el número de evacuados y ahora la asistencia también es por aire

En San Roque ya son 150 familias las que debieron abandonar sus casas y en Perugorría, 180 personas. Mientras que 82 libreños están en un centro de evacuación. Municipios y Desarrollo Social intensificaron los operativos de asistencia, al que ayer se sumó un helicóptero del Ejército.
 

Después de una jornada sin precipitaciones, el pronóstico meteorológico para ayer se cumplió y se registraron nuevas lluvias en gran parte del territorio provincial. Por ello, en varios lugares se volvió a postergar el regreso a sus hogares de una considerable cantidad de damnificados. Mientras que en otras localidades, hasta el cierre de esta edición, continuaban evacuando personas.
El director de Defensa Civil, José Medina, explicó a El Litoral que “otra vez llovió, la creciente del río no se detiene y, en consecuencia, aumenta el número de damnificados. “Tenemos 150 familias evacuadas, unas 520 personas”, pero aclaró que “no tenemos un número cerrado, porque seguimos evacuando”. 
Recordó que las personas están alojadas “en el galpón de Avesa (Asociación Vecinal de Saneamiento), el polideportivo y el albergue municipal, y estamos viendo de habilitar otro galpón de la Avesa”.
Por otra parte, indicó que “el viernes vino gente de Desarrollo Social de la Provincia y entregó mercaderías, colchones y alimentos para unas 50 personas”.
Similar situación se dio ayer en Santa Lucía, donde el caudal del río homónimo alcanzó los 4,45 metros. Por eso, el agua del afluente natural siguió avanzando en  intersección de la avenida Italia y República del Líbano.
“Hoy otra vez cayeron unos 12 milímetros y sigue vigente el alerta por nuevas lluvias. Esperemos que no se cumpla, porque sino aumentará el número de evacuados”, expresó el director de Defensa Civil de Santa Lucía, Federico Romagnoli.

Alerta
A las 18, la altura del río Uruguay frente a Paso de los Libres era de 7,50. “Ingresamos a la etapa de alerta. Necesitamos que se frene allí, porque si sube un metro más, estaremos con serios problemas ya que una cantidad considerable de personas deberá abandonar sus casas”, planteó el titular de Defensa Civil de la Municipalidad, Alcides Acuña, en diálogo con El Litoral. En este contexto, comentó que el último viernes unas 10 personas regresaron a sus casas. Pero ayer “tuvimos que evacuarlas nuevamente e incluso se sumaron dos personas más”, agregó.
Por ello, hasta el cierre de esta edición, 86 permanecían en el centro de evacuación libreño. En tanto, debido a los daños que provocaron las abundantes precipitaciones, el Municipio tuvo que inhabilitar ayer la circulación por la avenida San Martín (ver página 13).

Desbordes
El subcomandante del cuartel de Bomberos de Perugorría, Ricardo Lemos, manifestó a El Litoral que “en total ya son 180 personas las evacuadas, de las cuales unas 60 son del área suburbana y las demás de Paso Tala”.
En el primer caso, fue el desborde del arroyo María Grande el que avanzó en los barrios La Tablita y Matadero. Mientras que en el segundo, fueron el río Corriente y afluentes de la zona los que desbordaron y anegaron el citado paraje. “Ayer (viernes) salieron varias familias, pero la mayoría lo hizo hoy (sábado)”, detalló Lemos, quien enumeró que los centros de evacuación son la Escuela 410, el CIC y la Parroquia.
Si bien las vías de comunicación terrestre están afectadas por las abundantes precipitaciones, todavía se pueden realizar las evacuaciones con tractores y un unimog.
Esta tarea, resaltó Lemos, es llevada a cabo por los Bomberos, la Policía, el Priar y la Municipalidad.

Aislados
Hay poblaciones rurales de la jurisdicción de Empedrado, Mburucuyá y San Luis a las que no se puede acceder por vía terrestre o fluvial. Por ello, ayer se activó un plan de asistencia aérea que comenzó aproximadamente a las 10, cuando en un helicóptero del Ejército descendió en el hotel de Turismo de Empedrado. A bordo estaban el vicegobernador Gustavo Canteros, el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación Raúl Ripa y el jefe de Protección Civil de la Brigada Monte III del Ejército Argentino Osvaldo Díaz Colodrero. Fueron recibidos por el intendente José Cheme, el ministro de Desarrollo Social de la Provincia Federico Mouliá, el subsecretario de Salud de la Provincia Luis Pérez, entre otras autoridades. 
“Módulos alimentarios y asistencia médica es la prioridad, por eso van el director del hospital Javier Maldonado con personal de salud”, precisó el Jefe comunal. Tras lo cual aclaró: “Hicieron un primer viaje hasta Costa Grande y cuando estaban cargando de nuevo el helicóptero, comenzó a llover torrencialmente”. Haciendo referencia a las precipitaciones que se registraron aproximadamente a las 13.15.
“Una vez que estén dadas las condiciones, retomarán la asistencia porque hay zonas a las que sólo se puede llegar por vía aérea. Este es el caso de Bernachea, San Lorencito, Empedrado Limpio, Ramones y Capití”, enumeró Cheme. Asimismo, estimó que en cada poblado rural viven entre 25 y 30 familias.

Mburucuyá
El intendente de Mburucuyá Pablo Guastavino comentó que “justo cuando estaba bajando el nivel del agua, nos cayó otro chaparrón fuerte de 28 milímetros”. Haciendo referencia a la lluvia que se registró en la siesta de ayer.
Por eso, “las familias que están evacuadas en las cabañas de la zona de la laguna y de Manantiales, por ahora, no podrán regresar a sus casas”, destacó. 
Con respecto al último paraje citado, señaló que la situación allí es complicada debido a que la laguna emplazada en el margen izquierda del camino se desbordó al igual que la otra que está ubicada en la margen derecha. “Se unieron las dos”, graficó el Jefe comunal. 

 

Seguidamente, comentó que  el último viernes, “fuimos con un unimog del Parque Nacional a buscar a un abuelo de 96 años que vive en la zona de Costa Grande. También trajimos a quienes aceptaron dejar sus casas porque si bien hay varias que están con agua en su interior, hay quienes por ahora no quieren dejar sus pertenencias”. 
Con respecto a la asistencia, afirmó que lo están haciendo con recursos del Municipio y también distribuyeron agua potable que les envió Desarrollo Social de la Provincia. “Lo que necesitamos son tubos para los trabajos que estamos haciendo y todos los que tendremos que hacer en los distintos caminos, porque la verdad es que ahora casi todos están intransitables”, contó Guastavino.

Agua potable
“Una de las zonas más afectadas es Pago Alegre. Evacuamos a varias familias. Algunas fueron a casas de parientes y otras a un colegio”, contaron desde la Municipalidad de Pago de los Deseos en diálogo con El Litoral. También hay personas afectadas en el área urbana.
“Estamos en una situación complicada. Hay zonas que hace cuatro días no tienen luz y en consecuencia tampoco agua porque no se pueden activar las bombas”, explicaron. Por eso, además de alimentos, una de las necesidades más urgentes en la comuna es contar con agua potable. “Nos comunicamos hace un rato con el ministro de Desarrollo Social Mouliá (Federico) y ya nos garantizó el envío de agua”, destacaron desde la Comuna liderada por la intendenta Sintia Magaldi.

Asistencia
El Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia continuó ejecutando múltiples operativos de asistencia en el interior. Colchones, módulos alimentarios y otros elementos fueron entregados el jueves en Curuzú Cuatiá y el viernes, tanto en Sauce como en San Roque. Idéntica tarea, se desarrolló ayer en Santo Tomé, donde hay varias decenas de personas evacuadas.