Condenan a una numerosa banda narco que operaba en Corrientes y Entre Ríos
ellitoral.com.ar

Martes 26de Marzo de 2019CORRIENTES18°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$41,00

Dolar Venta:$43,00

Condenan a una numerosa banda narco que operaba en Corrientes y Entre Ríos

Las penas van desde 6 meses hasta 7 años de prisión y entre los 10 condenados se halla un correntino, un jefe de la barrabrava del Club Patronato, así como funcionarios municipales, entre otros. 
 

imagen_1

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná condenó ayer con penas de entre 6 meses y 7 años de prisión a los 10 miembros de una banda narco que operaba entre Corrientes y Entre Ríos.
Entre los imputados se halla un correntino.
El tribunal integrado por Noemí Berros, Roberto López Arango y Lilia Carnero, apoyó la postura del fiscal Candioti que en la etapa de alegatos reclamó las condenas, sin embargo entendió que debían imponerse penas menores, más allá de que mantuvo las calificaciones legales.
De esta manera, 10 de los integrantes de la banda que fue desbaratada por la Policía de Entre Ríos en marzo de 2017, fueron encontrados culpables.

Sentencia
La sentencia, fue la siguiente:
l Rechazar las nulidades reclamadas por los abogados defensores.
l Declarar abstracta la inconstitucionalidad exigida por los letrados defensores en la calificación legal que agravaba los hechos.
l Por comercio agravado fueron condenados: Sergio Molina y Guillermo Viggiano a 7 años y 6 meses de prisión efectiva; Héctor Viggiano a 6 años y 6 meses, Hugo Ceola (jefe de la barrabrava de Patronato) a 6 años y Juan Moreno a 7 años (hermano de la intendenta de Feliciano).
En el pronunciamiento también se resolvió sentenciar por el delito de comercio de estupefacientes a Diego Orcellet, Carlos Bernini (funcionario de la Municipalidad de Paraná) y Emilse Godoy.

Organización
Por su parte, el fiscal Candioti destacó el pronunciamiento del tribunal, que si bien redujo algunas de las cuantías de las penas, “respaldó nuestra postura de que se estaba frente a una organización que había cometido graves hechos”.
“Estamos satisfechos porque se hizo justicia, se condenó a 10 de los acusados y a los principales responsables como sostuvimos en los alegatos, a quienes se les impuso agravantes en la comercialización de estupefacientes”, referenció el fiscal en una entrevista al diario entrerriano Uno.
Resaltó además que “los hechos investigados no quedaron impunes y en la propia investigación se pudo ubicar a los organizadores, los coautores y los partícipes secundarios”.
Otro punto que consideró válido el fiscal fue receptar el decomiso del dinero secuestrado (cercano a los 500 mil pesos) como los vehículos utilizados por la organización criminal.

Correntino
Entre los condenados figura el correntino Sergio Molina quien, según se reveló, contaba con la colaboración del ex policía Juan de la Cruz Moreno para el transporte de droga. 
Era conocido en el barrio Villa Belgrano de Curuzú Cuatiá, donde tenía una casa que fue allanada en marzo de 2017. 
También en la misma ciudad allanaron otra casa del barrio 102 Viviendas, donde secuestraron más de $150.000 y hallaron unos 200 paquetes de cigarrillos de marca extranjera que posiblemente entraron al país de contrabando. 
Si bien Molina no se hallaba presente en el momento, fue detenido a los quince días.
De acuerdo con los datos obtenidos por los investigadores, la organización se abastecía a través de una persona radicada en Paraná, identificada como Hugo Ceola, ligado con la barrabrava de Patronato y quien comercializaba marihuana por medio de sus cómplices Carlos Bernini, titular del área de arquitectura de la Municipalidad de Paraná, y Sergio Pross, empleado municipal de Paraná. 
Ambos también fueron condenados ayer.
Al avanzar en la cadena de proveedores, se constató que Ceola adquiría los estupefacientes a través de los hermanos Esteban y Héctor Viggiano, quienes se abastecían en la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, donde operaba Sergio Molina. El correntino contaba con la colaboración del ex policía Juan de la Cruz Moreno -hermano de la intendenta de la ciudad de José Feliciano- para el transporte de droga. 
Todos los integrantes de la cadena de comercio fueron apresados en 2017 y ahora fueron condenados por el Tribunal Oral de Paraná.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Condenan a una numerosa banda narco que operaba en Corrientes y Entre Ríos

Las penas van desde 6 meses hasta 7 años de prisión y entre los 10 condenados se halla un correntino, un jefe de la barrabrava del Club Patronato, así como funcionarios municipales, entre otros. 
 

<p>Tribunal. El correntino Sergio Molina recibió una condena de 7 años y 6 meses de prisión efectiva.</p>

Tribunal. El correntino Sergio Molina recibió una condena de 7 años y 6 meses de prisión efectiva.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná condenó ayer con penas de entre 6 meses y 7 años de prisión a los 10 miembros de una banda narco que operaba entre Corrientes y Entre Ríos.
Entre los imputados se halla un correntino.
El tribunal integrado por Noemí Berros, Roberto López Arango y Lilia Carnero, apoyó la postura del fiscal Candioti que en la etapa de alegatos reclamó las condenas, sin embargo entendió que debían imponerse penas menores, más allá de que mantuvo las calificaciones legales.
De esta manera, 10 de los integrantes de la banda que fue desbaratada por la Policía de Entre Ríos en marzo de 2017, fueron encontrados culpables.

Sentencia
La sentencia, fue la siguiente:
l Rechazar las nulidades reclamadas por los abogados defensores.
l Declarar abstracta la inconstitucionalidad exigida por los letrados defensores en la calificación legal que agravaba los hechos.
l Por comercio agravado fueron condenados: Sergio Molina y Guillermo Viggiano a 7 años y 6 meses de prisión efectiva; Héctor Viggiano a 6 años y 6 meses, Hugo Ceola (jefe de la barrabrava de Patronato) a 6 años y Juan Moreno a 7 años (hermano de la intendenta de Feliciano).
En el pronunciamiento también se resolvió sentenciar por el delito de comercio de estupefacientes a Diego Orcellet, Carlos Bernini (funcionario de la Municipalidad de Paraná) y Emilse Godoy.

Organización
Por su parte, el fiscal Candioti destacó el pronunciamiento del tribunal, que si bien redujo algunas de las cuantías de las penas, “respaldó nuestra postura de que se estaba frente a una organización que había cometido graves hechos”.
“Estamos satisfechos porque se hizo justicia, se condenó a 10 de los acusados y a los principales responsables como sostuvimos en los alegatos, a quienes se les impuso agravantes en la comercialización de estupefacientes”, referenció el fiscal en una entrevista al diario entrerriano Uno.
Resaltó además que “los hechos investigados no quedaron impunes y en la propia investigación se pudo ubicar a los organizadores, los coautores y los partícipes secundarios”.
Otro punto que consideró válido el fiscal fue receptar el decomiso del dinero secuestrado (cercano a los 500 mil pesos) como los vehículos utilizados por la organización criminal.

Correntino
Entre los condenados figura el correntino Sergio Molina quien, según se reveló, contaba con la colaboración del ex policía Juan de la Cruz Moreno para el transporte de droga. 
Era conocido en el barrio Villa Belgrano de Curuzú Cuatiá, donde tenía una casa que fue allanada en marzo de 2017. 
También en la misma ciudad allanaron otra casa del barrio 102 Viviendas, donde secuestraron más de $150.000 y hallaron unos 200 paquetes de cigarrillos de marca extranjera que posiblemente entraron al país de contrabando. 
Si bien Molina no se hallaba presente en el momento, fue detenido a los quince días.
De acuerdo con los datos obtenidos por los investigadores, la organización se abastecía a través de una persona radicada en Paraná, identificada como Hugo Ceola, ligado con la barrabrava de Patronato y quien comercializaba marihuana por medio de sus cómplices Carlos Bernini, titular del área de arquitectura de la Municipalidad de Paraná, y Sergio Pross, empleado municipal de Paraná. 
Ambos también fueron condenados ayer.
Al avanzar en la cadena de proveedores, se constató que Ceola adquiría los estupefacientes a través de los hermanos Esteban y Héctor Viggiano, quienes se abastecían en la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, donde operaba Sergio Molina. El correntino contaba con la colaboración del ex policía Juan de la Cruz Moreno -hermano de la intendenta de la ciudad de José Feliciano- para el transporte de droga. 
Todos los integrantes de la cadena de comercio fueron apresados en 2017 y ahora fueron condenados por el Tribunal Oral de Paraná.