ellitoral.com.ar

Sabado 21de Septiembre de 2019CORRIENTES13°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$55,00

Dolar Venta:$58,50

Con edificios, un muelle y algunos espacios verdes, se planifica un profundo cambio de fisonomía de la zona ribereña

 En apenas un año y medio  surgieron al menos tres proyectos de obras en la zona costera capitalina, los cuales incluyen varias y profundas modificaciones en la cara de la ciudad que da al río. Los cambios que se planifican prometen cambiar de manera notoria la fisonomía ribereña de la ciudad, con la inclusión de algunos espacios verdes y la construcción de varios edificios.

Costa. La construcción de un muelle en la zona del parque Mitre es uno de los proyectos ya aprobados.
imagen_1

El denominado Plan Costero es el principal proyecto en este sentido y el que prevé cambios más importantes. Uno de ellos es el remate del predio del ex Regimiento 9, donde apenas se conservará un Espacio de Memoria, ya que allí se dieron detenciones ilegales durante la última dictadura militar. 
Aunque todavía no hay un bosquejo final de lo que se pretende hacer, el proyecto ganador del concurso de ideas deja entrever la intención de edificar cerca de diez  torres de altura, que podrían tener usos diversos tales como hoteles, comercios y también residenciales. 
En ese mismo sector, al costado de la bajada del puente Manuel Belgrano, se estipula también la creación de un parque central. Un amplio espacio verde que se convertiría en el más grande de la ciudad, donde crucen además senderos peatonales. 
Aunque aseguran que es mayor el porcentaje de espacios que serán destinados al uso público, en la costanera que se planifica predominan las torres de varios pisos, no sólo en la zona del ex Regimiento sino también en la portuaria. Allí, incluyendo el predio de Vías Navegables y el actual puerto, se podrán ver varias torres de altura en caso de que llegue a concretarse el Plan Costero. Allí habrá también un nuevo paseo peatonal a la vera del río y se prevé la construcción de miradores. Siendo uno de los sectores que más críticas suscita, aseguran que la idea es expandir la cantidad de espacios a los que pueden acceder actualmente los ciudadanos. 
Los temores pasan, más que nada, por cómo pueden afectar estas intervenciones la vista al río Paraná. 
El último proyecto en aparecer en escena fue el que estipula la construcción de un muelle para embarcaciones y otras edificaciones en la zona del parque Mitre, más específicamente en la desembocadura del arroyo Poncho Verde. Allí, el Municipio cedió un predio por 49 años para el desarrollo de un emprendimiento privado que incluirá también locales gastronómicos. 
De esta manera, el ingreso al parque se verá completamente renovado en caso de que el proyecto avance, sumándose a las otras áreas ribereñas mencionadas. Asimismo, en el mismo sector, el Plan Costero establece la necesidad de construir un puente peatonal para unir este espacio con el resto de la costanera, algo similar al que se encuentra en Puerto Madero, en Buenos Aires. 
Otra de las intervenciones que puede incluirse es la edificación de dos torres en la costanera Sur. Esta intervención ya inició y se desarrolla en el predio que se encuentra frente a la playa Arazaty, al costado de la bajada del puente. Los edificios son también proyectos empresariales, y serían utilizados como departamentos y también como hotel. 
De esta manera, con algunas obras en ejecución y  otras proyectadas, en poco tiempo podría cambiar de manera rotunda la fisonomía capitalina en su sector ribereño. Es que, con intervenciones desde la costanera Sur hasta el parque Mitre inclusive, el paseo costero dispondrá de nuevos edificios y algunos espacios verdes. 
Las iniciativas tienen adeptos pero también cuentan con resistencia. La idea de generar nuevos espacios públicos y aprovechar algunas áreas en desuso es el principal argumento de los que impulsan la iniciativa, mientras que los que están en contra advierten que se encuentra en peligro el patrimonio capitalino y no aprueban, sobre todo, las torres de altura que se levantarán en la costa del río en caso de que los planes prosperen. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Con edificios, un muelle y algunos espacios verdes, se planifica un profundo cambio de fisonomía de la zona ribereña

 En apenas un año y medio  surgieron al menos tres proyectos de obras en la zona costera capitalina, los cuales incluyen varias y profundas modificaciones en la cara de la ciudad que da al río. Los cambios que se planifican prometen cambiar de manera notoria la fisonomía ribereña de la ciudad, con la inclusión de algunos espacios verdes y la construcción de varios edificios.

El denominado Plan Costero es el principal proyecto en este sentido y el que prevé cambios más importantes. Uno de ellos es el remate del predio del ex Regimiento 9, donde apenas se conservará un Espacio de Memoria, ya que allí se dieron detenciones ilegales durante la última dictadura militar. 
Aunque todavía no hay un bosquejo final de lo que se pretende hacer, el proyecto ganador del concurso de ideas deja entrever la intención de edificar cerca de diez  torres de altura, que podrían tener usos diversos tales como hoteles, comercios y también residenciales. 
En ese mismo sector, al costado de la bajada del puente Manuel Belgrano, se estipula también la creación de un parque central. Un amplio espacio verde que se convertiría en el más grande de la ciudad, donde crucen además senderos peatonales. 
Aunque aseguran que es mayor el porcentaje de espacios que serán destinados al uso público, en la costanera que se planifica predominan las torres de varios pisos, no sólo en la zona del ex Regimiento sino también en la portuaria. Allí, incluyendo el predio de Vías Navegables y el actual puerto, se podrán ver varias torres de altura en caso de que llegue a concretarse el Plan Costero. Allí habrá también un nuevo paseo peatonal a la vera del río y se prevé la construcción de miradores. Siendo uno de los sectores que más críticas suscita, aseguran que la idea es expandir la cantidad de espacios a los que pueden acceder actualmente los ciudadanos. 
Los temores pasan, más que nada, por cómo pueden afectar estas intervenciones la vista al río Paraná. 
El último proyecto en aparecer en escena fue el que estipula la construcción de un muelle para embarcaciones y otras edificaciones en la zona del parque Mitre, más específicamente en la desembocadura del arroyo Poncho Verde. Allí, el Municipio cedió un predio por 49 años para el desarrollo de un emprendimiento privado que incluirá también locales gastronómicos. 
De esta manera, el ingreso al parque se verá completamente renovado en caso de que el proyecto avance, sumándose a las otras áreas ribereñas mencionadas. Asimismo, en el mismo sector, el Plan Costero establece la necesidad de construir un puente peatonal para unir este espacio con el resto de la costanera, algo similar al que se encuentra en Puerto Madero, en Buenos Aires. 
Otra de las intervenciones que puede incluirse es la edificación de dos torres en la costanera Sur. Esta intervención ya inició y se desarrolla en el predio que se encuentra frente a la playa Arazaty, al costado de la bajada del puente. Los edificios son también proyectos empresariales, y serían utilizados como departamentos y también como hotel. 
De esta manera, con algunas obras en ejecución y  otras proyectadas, en poco tiempo podría cambiar de manera rotunda la fisonomía capitalina en su sector ribereño. Es que, con intervenciones desde la costanera Sur hasta el parque Mitre inclusive, el paseo costero dispondrá de nuevos edificios y algunos espacios verdes. 
Las iniciativas tienen adeptos pero también cuentan con resistencia. La idea de generar nuevos espacios públicos y aprovechar algunas áreas en desuso es el principal argumento de los que impulsan la iniciativa, mientras que los que están en contra advierten que se encuentra en peligro el patrimonio capitalino y no aprueban, sobre todo, las torres de altura que se levantarán en la costa del río en caso de que los planes prosperen.