ellitoral.com.ar

Sabado 28de Marzo de 2020CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$60,50

Dolar Venta:$65,50

CORRIENTES:

Advierten que la economía podría demorar un trimestre en levantarse

Representantes del empresariado y del Gobierno coinciden en que el sector informal y cuentapropista es de urgente atención. También brindaron un diagnóstico  de cada una de las actividades. 
 

imagen_0

“La economía podría tardar de tres a cuatro meses en llegar a los niveles de enero de 2020”, informaron desde el empresariado correntino a El Litoral. Las expectativas no son las mejores. En medio de una crisis causada por el parate por el aislamiento social obligatorio, se analizan medidas para morigerar la escasa actividad en varios sectores; el más acuciante es el de los trabajadores informales.
Los representantes de cámaras empresariales coincidieron, en diálogo con El Litoral, que el Gobierno señaló como una prioridad al sector informal, trabajadores particulares, pequeños y medianos comercios para atender los efectos del enfriamiento de la economía por coronavirus. “Nos transmitieron que el Gobernador dará prioridad a los comercios más chicos, a los trabajadores de sectores vulnerables”, dijo a El Litoral el titular de la FEC, Daniel Filigoi. Fue en el marco de una reunión en la cual participaron dirigentes de entidades económicas como la Federación Empresarial de Corrientes (Fecorr) y la Federación Económica de Corrientes (FEC), junto a los ministros secretario general de Gobierno, Carlos Vignolo; de Hacienda y Finanzas, Marcelo Rivas Piasentini; de Coordinación y Planificación, Horacio Ortega; y de Seguridad, Juan José López Desimoni.
Sólo en la ciudad de Corrientes, poco más de un tercio de los asalariados están fuera del trabajo formal, según el último informe del Indec. En tanto, casi un tercio, son cuentapropistas, también de acuerdo con estadísticas del organismo nacional. Estos pueden ser monotributistas o no.
En ese sentido, se anunciaron varias medidas. Una de ellas, del Gobierno nacional, que consiste en dotar de 10 mil pesos a los trabajadores de la economía informal y a monotributistas (ver página 4). También, en conferencia de prensa, el gobernador Gustavo Valdés anunció medidas de contención social como incrementos en los montos de las tarjetas Sapucay y Mbareté, como así subsidios a pequeños transportistas como remiseros.

Diagnóstico
Los empresarios, luego de interiorizarse en las medidas sanitarias y de seguridad que dispuso el Gobierno provincial, también tuvieron oportunidad de brindar un diagnóstico de la actividad privada en Corrientes. Estos grupos se pueden dividir de acuerdo con diversos escenarios temporales y según el tipo de actividad. “Tenemos un grupo que hace varias semanas está parado, es el de restaurantes y recreación”, dijo a El Litoral el titular de la FEC, Daniel Filigoi.
Se trata de los que se encuentran comprendidos en el decreto Nº 507 del gobernador Valdés, ratificado luego por la Legislatura, en el día de la sanción de la emergencia provincial por dengue y covid-19. Entonces se establecieron prohibiciones de actividades que impliquen concentración de público.
También se señaló la situación de los productores agropecuarios. Arroz, cítricos, entre otros. “Algunas actividades están exceptuadas, como la producción de alimento, pero en el campo se guarda el silo y no se comercializa como antes”, indicó Filigoi. Posiblemente, uno de los sectores que mayor demanda mantiene, en un escenario de baja demanda, es el transporte. El titular de la entidad económica indicó que al ser actividad esencial establecido por DNU se mantiene, pero podría verse impactado por el abrupto parate. Incluso no desestimó que algunas empresas estén trabajando a pérdida para abastecer.
La logística del transporte fue otro de los temas que abordó la mesa económica (ver edición de ayer). Otro sector que puede considerarse afectado es el de servicios (definidos como no esenciales por el DNU) como seguros, inmobiliario, entre otros, como el comercio en general. “En nuestra federación recibimos las consultas de asociaciones de comercio de varios municipios”, señaló Filigoi. Son más de 20 aproximadamente. También remarcó la necesidad de contemplar la situación de la industria correntina, entre ellas, la maderera y la textil. Esta última ya venía atravesando la zozobra de la administración nacional anterior.
Filigoi advirtió que la economía podría tardar de tres a cuatro meses en volver a los niveles de actividad de enero de 2020, es decir, antes de la pandemia, luego de levantar todas las restricciones necesarias para el resguardo de la salud de los argentinos. En ese sentido, tanto los gobiernos nacional como provincial, inyectan medidas para sostener la actividad y tratar de amortiguar impactos.
Desde la FEC advirtieron que, de no tomarse medidas, la crisis sería terminal para varias Pymes correntinas. El principal inconveniente que diagnostican las cámaras es sostener sueldos y obligaciones porque las actividades consideradas no esenciales debieron cerrar sus puertas momentáneamente, y en esta disyunción, optan por lo primero. En tanto, las consideradas esenciales pueden verse afectadas por una merma de la actividad en general.
Filigoi expresó a El Litoral que el Estado se sostendrá con la producción de la actividad privada, por lo cual, resulta imperante medidas para sostenerlas. En un documento de la federación manifiestan: “en esta emergencia nacional, también se defienda y se auxilie a la actividad privada que genera la mayor parte de los recursos para sostener el gasto público argentino”. 
(MB)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Advierten que la economía podría demorar un trimestre en levantarse

Representantes del empresariado y del Gobierno coinciden en que el sector informal y cuentapropista es de urgente atención. También brindaron un diagnóstico  de cada una de las actividades. 
 

“La economía podría tardar de tres a cuatro meses en llegar a los niveles de enero de 2020”, informaron desde el empresariado correntino a El Litoral. Las expectativas no son las mejores. En medio de una crisis causada por el parate por el aislamiento social obligatorio, se analizan medidas para morigerar la escasa actividad en varios sectores; el más acuciante es el de los trabajadores informales.
Los representantes de cámaras empresariales coincidieron, en diálogo con El Litoral, que el Gobierno señaló como una prioridad al sector informal, trabajadores particulares, pequeños y medianos comercios para atender los efectos del enfriamiento de la economía por coronavirus. “Nos transmitieron que el Gobernador dará prioridad a los comercios más chicos, a los trabajadores de sectores vulnerables”, dijo a El Litoral el titular de la FEC, Daniel Filigoi. Fue en el marco de una reunión en la cual participaron dirigentes de entidades económicas como la Federación Empresarial de Corrientes (Fecorr) y la Federación Económica de Corrientes (FEC), junto a los ministros secretario general de Gobierno, Carlos Vignolo; de Hacienda y Finanzas, Marcelo Rivas Piasentini; de Coordinación y Planificación, Horacio Ortega; y de Seguridad, Juan José López Desimoni.
Sólo en la ciudad de Corrientes, poco más de un tercio de los asalariados están fuera del trabajo formal, según el último informe del Indec. En tanto, casi un tercio, son cuentapropistas, también de acuerdo con estadísticas del organismo nacional. Estos pueden ser monotributistas o no.
En ese sentido, se anunciaron varias medidas. Una de ellas, del Gobierno nacional, que consiste en dotar de 10 mil pesos a los trabajadores de la economía informal y a monotributistas (ver página 4). También, en conferencia de prensa, el gobernador Gustavo Valdés anunció medidas de contención social como incrementos en los montos de las tarjetas Sapucay y Mbareté, como así subsidios a pequeños transportistas como remiseros.

Diagnóstico
Los empresarios, luego de interiorizarse en las medidas sanitarias y de seguridad que dispuso el Gobierno provincial, también tuvieron oportunidad de brindar un diagnóstico de la actividad privada en Corrientes. Estos grupos se pueden dividir de acuerdo con diversos escenarios temporales y según el tipo de actividad. “Tenemos un grupo que hace varias semanas está parado, es el de restaurantes y recreación”, dijo a El Litoral el titular de la FEC, Daniel Filigoi.
Se trata de los que se encuentran comprendidos en el decreto Nº 507 del gobernador Valdés, ratificado luego por la Legislatura, en el día de la sanción de la emergencia provincial por dengue y covid-19. Entonces se establecieron prohibiciones de actividades que impliquen concentración de público.
También se señaló la situación de los productores agropecuarios. Arroz, cítricos, entre otros. “Algunas actividades están exceptuadas, como la producción de alimento, pero en el campo se guarda el silo y no se comercializa como antes”, indicó Filigoi. Posiblemente, uno de los sectores que mayor demanda mantiene, en un escenario de baja demanda, es el transporte. El titular de la entidad económica indicó que al ser actividad esencial establecido por DNU se mantiene, pero podría verse impactado por el abrupto parate. Incluso no desestimó que algunas empresas estén trabajando a pérdida para abastecer.
La logística del transporte fue otro de los temas que abordó la mesa económica (ver edición de ayer). Otro sector que puede considerarse afectado es el de servicios (definidos como no esenciales por el DNU) como seguros, inmobiliario, entre otros, como el comercio en general. “En nuestra federación recibimos las consultas de asociaciones de comercio de varios municipios”, señaló Filigoi. Son más de 20 aproximadamente. También remarcó la necesidad de contemplar la situación de la industria correntina, entre ellas, la maderera y la textil. Esta última ya venía atravesando la zozobra de la administración nacional anterior.
Filigoi advirtió que la economía podría tardar de tres a cuatro meses en volver a los niveles de actividad de enero de 2020, es decir, antes de la pandemia, luego de levantar todas las restricciones necesarias para el resguardo de la salud de los argentinos. En ese sentido, tanto los gobiernos nacional como provincial, inyectan medidas para sostener la actividad y tratar de amortiguar impactos.
Desde la FEC advirtieron que, de no tomarse medidas, la crisis sería terminal para varias Pymes correntinas. El principal inconveniente que diagnostican las cámaras es sostener sueldos y obligaciones porque las actividades consideradas no esenciales debieron cerrar sus puertas momentáneamente, y en esta disyunción, optan por lo primero. En tanto, las consideradas esenciales pueden verse afectadas por una merma de la actividad en general.
Filigoi expresó a El Litoral que el Estado se sostendrá con la producción de la actividad privada, por lo cual, resulta imperante medidas para sostenerlas. En un documento de la federación manifiestan: “en esta emergencia nacional, también se defienda y se auxilie a la actividad privada que genera la mayor parte de los recursos para sostener el gasto público argentino”. 
(MB)