El Gobierno envió tres notas a Chaco con pedido de ayuda y no obtuvo respuestas
ellitoral.com.ar

Jueves 09 de Julio de 2020 CORRIENTES11°Pronóstico Extendido clima_sol_noche

Dolar Compra: $69,50

Dolar Venta: $74,50

CORRIENTES:

El Gobierno envió tres notas a Chaco con pedido de ayuda y no obtuvo respuestas

El Ministerio de Salud remitió misivas desde el 26 de marzo. 
El ministro Ricardo Cardozo hasta le rogó a la vecina provincia 
que compartiera información sobre casos en estudio de correntinos que trabajen allí.
 

El Ministerio de Salud de Corrientes remitió tres notas al Ministerio de Salud del Chaco en las que solicitaba que se comunicaran los casos en estudio y confirmados de coronavirus de personal correntino que trabaje ahí, con el objetivo de evitar la propagación del virus y para un mejor control en ambas jurisdicciones. Sin embargo, ninguna tuvo respuesta.
La primera nota que firmó el ministro Ricardo Cardozo data del 26 de marzo, apenas un par de días después de decretarse el aislamiento obligatorio en todo el país. En esa misiva, dirigida a la ministra chaqueña Paola Andrea de las Mercedes Benítez, se “ruega” que “instrumente el mecanismo necesario para que el Ministerio de Salud de la provincia de Corrientes pueda tomar de inmediato conocimiento de los resultados de casos correntinos con diagnóstico positivo o sospechoso.
El propósito era tomar las medidas que cada caso exigiera y “evitar la propagación del coronavirus en mi provincia”, según indica la misiva a la que El Litoral tuvo acceso.
Un par de días después fue enviada otra nota. Esta vez la destinataria era la doctora Elisa Flores, directora de Epidemiología del Ministerio de Salud de Chaco.
El pedido llevaba la firma de la doctora Angelina Bobadilla, directora general de Epidemiología y Patologías Regionales de Corrientes, y rubricada por el ministro Cardozo.
Se solicitaba "información epidemiológica en el contexto de pandemia por el covid-19, de las personas de Corrientes que trabajan en el sistema de salud o en otra dependencia en la provincia hermana del Chaco que están en estudio o han estado, producto de la investigación epidemiológica enmarcadas  en la definición de caso, para poder compartir, de esta manera, las situaciones epidemiológicas de ambas provincias, que nos permitan instrumentar estrategias con fundamentos  epidemiológicos para el control de la pandemia".
En el documento se incluyó un número de teléfono de la doctora en cuestión y un correo electrónico. Pero no hubo respuestas.
El tercer pedido fue concretado el jueves 9 de abril. El ministro Cardozo insistió en sus ruegos a la su par chaqueña y pidió “arbitrar las medidas necesarias para comunicar de manera inmediata a mi provincia los casos en estudio y confirmados de la patología viral pandémica covid-19 de personas con domicilio en la provincia de Corrientes”.
Ya era tarde. El Comité de Salud de Chaco recién el jueves informó de un caso positivo, que resultó ser el contagiado número 27 en Corrientes: una enfermera a quien se la había practicado el hisopado el 2 de abril por ser considerada un caso sospechoso, que estuvo en contacto con un enfermo chaqueño que falleció.
La enfermera, según consta en los registros del Gobierno, cruzó el puente hasta el 6 abril y se movió libremente por su barrio, pese a ser considerada por el sistema de Salud de Chaco un caso sospechoso.
“Esta persona estuvo en aislamiento hasta el 2 de abril. Se presentó a trabajar en Chaco. El día 4 de abril se le hizo un hisopado en aquella provincia y se la consideró personal sospechoso por haber tenido contacto con un caso de coronavirus fallecido. Todo esto nos informó el comité de Chaco, pero recién una vez confirmado el positivo por el Instituto Malbran. Nosotros nos enteramos por Chaco que había un nuevo confirmado para Corrientes de una muestra que nosotros no tomamos”, detalló este viernes el ministro secretario general de la Gobernación, Carlos Vignolo, en una conferencia de prensa.
“Nos informaron que el hisopado fue el 4 de abril, pero ella cruzó el puente el 6, pese a ser considerada un caso sospechoso, del que no fuimos avisados. Tenemos registro en el puente por día y hora. No recibimos información de que estaba en carácter de sospechosa, vive junto con su familia que es numerosa y se ha desplazado de manera muy libre por su barrio. Por eso se bloqueó todo el San Marcos”, se quejó Vignolo.
De los 31 casos de coronavirus confirmados en Corrientes, 10 corresponderían a correntinos que trabajan en el sistema de salud del Chaco.  
(AG)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

El Gobierno envió tres notas a Chaco con pedido de ayuda y no obtuvo respuestas

El Ministerio de Salud remitió misivas desde el 26 de marzo. 
El ministro Ricardo Cardozo hasta le rogó a la vecina provincia 
que compartiera información sobre casos en estudio de correntinos que trabajen allí.
 

El Ministerio de Salud de Corrientes remitió tres notas al Ministerio de Salud del Chaco en las que solicitaba que se comunicaran los casos en estudio y confirmados de coronavirus de personal correntino que trabaje ahí, con el objetivo de evitar la propagación del virus y para un mejor control en ambas jurisdicciones. Sin embargo, ninguna tuvo respuesta.
La primera nota que firmó el ministro Ricardo Cardozo data del 26 de marzo, apenas un par de días después de decretarse el aislamiento obligatorio en todo el país. En esa misiva, dirigida a la ministra chaqueña Paola Andrea de las Mercedes Benítez, se “ruega” que “instrumente el mecanismo necesario para que el Ministerio de Salud de la provincia de Corrientes pueda tomar de inmediato conocimiento de los resultados de casos correntinos con diagnóstico positivo o sospechoso.
El propósito era tomar las medidas que cada caso exigiera y “evitar la propagación del coronavirus en mi provincia”, según indica la misiva a la que El Litoral tuvo acceso.
Un par de días después fue enviada otra nota. Esta vez la destinataria era la doctora Elisa Flores, directora de Epidemiología del Ministerio de Salud de Chaco.
El pedido llevaba la firma de la doctora Angelina Bobadilla, directora general de Epidemiología y Patologías Regionales de Corrientes, y rubricada por el ministro Cardozo.
Se solicitaba "información epidemiológica en el contexto de pandemia por el covid-19, de las personas de Corrientes que trabajan en el sistema de salud o en otra dependencia en la provincia hermana del Chaco que están en estudio o han estado, producto de la investigación epidemiológica enmarcadas  en la definición de caso, para poder compartir, de esta manera, las situaciones epidemiológicas de ambas provincias, que nos permitan instrumentar estrategias con fundamentos  epidemiológicos para el control de la pandemia".
En el documento se incluyó un número de teléfono de la doctora en cuestión y un correo electrónico. Pero no hubo respuestas.
El tercer pedido fue concretado el jueves 9 de abril. El ministro Cardozo insistió en sus ruegos a la su par chaqueña y pidió “arbitrar las medidas necesarias para comunicar de manera inmediata a mi provincia los casos en estudio y confirmados de la patología viral pandémica covid-19 de personas con domicilio en la provincia de Corrientes”.
Ya era tarde. El Comité de Salud de Chaco recién el jueves informó de un caso positivo, que resultó ser el contagiado número 27 en Corrientes: una enfermera a quien se la había practicado el hisopado el 2 de abril por ser considerada un caso sospechoso, que estuvo en contacto con un enfermo chaqueño que falleció.
La enfermera, según consta en los registros del Gobierno, cruzó el puente hasta el 6 abril y se movió libremente por su barrio, pese a ser considerada por el sistema de Salud de Chaco un caso sospechoso.
“Esta persona estuvo en aislamiento hasta el 2 de abril. Se presentó a trabajar en Chaco. El día 4 de abril se le hizo un hisopado en aquella provincia y se la consideró personal sospechoso por haber tenido contacto con un caso de coronavirus fallecido. Todo esto nos informó el comité de Chaco, pero recién una vez confirmado el positivo por el Instituto Malbran. Nosotros nos enteramos por Chaco que había un nuevo confirmado para Corrientes de una muestra que nosotros no tomamos”, detalló este viernes el ministro secretario general de la Gobernación, Carlos Vignolo, en una conferencia de prensa.
“Nos informaron que el hisopado fue el 4 de abril, pero ella cruzó el puente el 6, pese a ser considerada un caso sospechoso, del que no fuimos avisados. Tenemos registro en el puente por día y hora. No recibimos información de que estaba en carácter de sospechosa, vive junto con su familia que es numerosa y se ha desplazado de manera muy libre por su barrio. Por eso se bloqueó todo el San Marcos”, se quejó Vignolo.
De los 31 casos de coronavirus confirmados en Corrientes, 10 corresponderían a correntinos que trabajan en el sistema de salud del Chaco.  
(AG)