Viernes 25de Septiembre de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,75

Dolar Venta:$79,75

Viernes 25de Septiembre de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,75

Dolar Venta:$79,75

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Desde la cárcel, el ex intendente de Itatí escribió una nueva carta: “Soy un perejil”

Inocente. El ex intendente de Itatí insiste en que no forma parte de ninguna banda de narcotraficantes. ARCHIVO

Natividad “Roger” Terán -el ex intendente de Itatí-, quien permanece detenido hace 3 meses en la Penitenciaría Federal de Marcos Paz, Buenos Aires, rompió el silencio y a través de las redes sociales se despachó contra la Justicia y la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. Además, pidió a jueces y fiscales que “hagan su trabajo como corresponde y no se dejen influenciar por la política o la presión mediática”.

Mediante el Facebook hizo un descargo, y aclaró que fue transcrito por su hermano Nelson Terán.

Va dirigido a “familiares, amigos y vecinos”, y responde a que cumplió “100 días de la privación de mi libertad”.

Advierte que “desde lo más profundo de mi corazón quiero expresarles mi preocupación por tanta injusticia”, para confesar que “luego del último fallo de la Justicia en mi contra, la cual se encuentra en instancia de apelación, me queda más clara mi situación. Me han involucrado en una causa delictiva referida al narcotráfico y armaron una estrategia política en torno a ella, demostrando un total abuso de poder, con mucha anticipación al procedimiento que llamaron ‘Sapucay’ (para que sea aún más vendible)”, opina.

Luego apunta contra la ministra de seguridad Patricia Bullrich, quien “mencionaba en los medios de comunicación que en la localidad de Itatí funcionarios políticos tenían vínculos con el narcotráfico”.

Asegura que “lo denominó en ese entonces ‘narcopolítica’. Desde ese momento se montó una estrategia en la que lamentablemente me incluyeron. Sin ninguna prueba contundente se ordenó mi detención, con argumentos totalmente falsos por donde se los mire. 

El 14 de marzo a las 6 de la mañana ingresaron, como ya lo he contado, con mucha violencia al domicilio de mi hermano (que tiene a cargo a mi madre, donde yo me encontraba cuidándola). Es una casa linda, que él viene construyendo hace más de 20 años, todavía sin terminar y de importantes dimensiones, seguramente es la indicada para mostrar en los medios y venderle a los televidentes o lectores ‘como la casa del intendente narco’ y así, que todo sea más creíble”, argumenta.

Volvió luego sobre el fallo. “Tenía la ilusión de quedar en libertad, pero sabía que era muy difícil que el juez volviera sobre su primera decisión. Todavía, en tantos años de investigación, no han podido explicar ni una sola acción que determine el modo, tiempo y lugar en donde actué en beneficio de esta supuesta banda, no han podido decir siquiera qué propiedades o bienes costosos poseo. ¿No les resulta raro que siendo supuestamente un capo narco, en las escuchas telefónicas que existen jamás hablé en clave o en código por temas ilícitos? ¿Dónde están los supuestos audios donde hablo de los peces como ‘dorado’ o ‘surubí’? Apuesto a que mucha gente todavía cree en esas mentiras que le fueron mal informadas”, disparó. 

Insistió en que “las llamadas nada tienen que ver con el narcotráfico, son llamadas de trabajo, gestiones, denuncias y reclamos, etc. Pero ninguna ligada al narcotráfico. La ministra de Seguridad, en todos los medios que están a su disposición y en reuniones donde tocan el tema de seguridad, menciona constantemente que apresó al intendente Itatí, me presenta como un trofeo o un logro importante. Abusando del poder y sin ninguna prueba, me acusa de narcotraficante sin pensar que destruyó totalmente mi familia, mi carrera política y mi vida, sólo para demostrar un logro político, poder, ambición y soberbia”, resaltó.

Señaló, por otro lado, que “la problemática del narcotráfico es propia de todas las zonas fronterizas, es una realidad de la que Itatí no está exenta”, planteó y además reveló que había sido amenazado por los narcos y por ello “me presenté en el Juzgado Nº 2 de Corrientes, para radicar la denuncia correspondiente”. 

Luego remarcó que quiere dejar en claro que “jamás fui parte de ninguna banda o cometí algún delito, soy una persona temerosa de Dios, jamás haría nada que dañara la sociedad, fui electo intendente gracias a la confianza de la gente, respaldado por un buen trabajo como concejal y jamás le fallaría a esas personas”.

Añadió que “me duele en el alma tanta injusticia que está ocurriendo, ojalá que se demuestre mi inocencia en la causa de la que jamás debí ser parte, que los jueces y fiscales hagan su trabajo como corresponde y no se dejen influenciar por la política o la presión mediática”. 

Agradeció a sus hermanos, amigos y vecinos, quienes solventan los gastos de su defensa.

Finalmente expresó: “Me considero un ‘perejil’, un preso político, víctima del abuso de poder de los responsables del destino de nuestro país”. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error