ellitoral.com.ar

Lunes 21de Octubre de 2019CORRIENTES12°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$56,50

Dolar Venta:$60,00

Combustibles: esperan que no haya subas de precios que golpeen más la rentabilidad

Referentes del sector de estacioneros explicaron que a pesar del aumento en el costo del combustible, la caída en las ventas afectaron las ganancias en las bocas de expendio. Asimismo, estiman que no habrían grandes modificaciones de valores.
 

imagen_1

 A pesar de los incrementos en los precios de los combustibles que se vienen registrando en lo que va del año, y que hasta el momento llevan una actualización acumulada de más del 60%, en algunas estaciones de servicio de la provincia se vienen registrando considerables impactos negativos en la rentabilidad que ponen en jaque a la actividad. Estos se deben a la retracción en la demanda que se evidencia ante cada nuevo aumento que aplican las petroleras. Desde la confederación de estacioneros explicaron que esperan que, a raíz de los últimos vaivenes de la economía internacional y nacional, no se registren nuevas subas de valores de los hidrocarburos que puedan seguir mermando el volumen de ventas en las bocas de expendio y que en algunos casos llega hasta el 40%.
La problemática de la merma de las ventas en las estaciones de servicio  se suma a los inconvenientes causados por las demoras en las acreditaciones de las operaciones realizadas con tarjetas de crédito.
Una de las principales preocupaciones en el sector de las estaciones de servicio de la provincia, es la caída en las ventas generadas por los casi constantes aumentos de precios que se vienen registrando en lo que va del año. “Si bien los precios de los combustibles llevan un aumento acumulado del 65% aproximadamente en lo que va del año, se estima que la rentabilidad de las estaciones de servicio tendrían un aumento similar y aún mayor al porcentaje de inflación que se registra lo que remitiría en un beneficio; pero el beneficio sería solamente en un contexto donde se mantuviera el volumen de ventas y es algo que no sucede en la actualidad: con cada incremento se retrotrae la demanda de combustibles y se repercute a las bocas de expendio”, explicó en diálogo con El Litoral el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha), Carlos Gold.
“En los últimos dos meses algunas estaciones de servicio de la provincia registraron una merma del 40% en las ventas que repercutieron negativamente en la rentabilidad más allá de cualquier aumento de precios”, señaló Gold.
En tanto, desde el sector de los estacioneros aguardan que la situación económica coyuntural actual, que registra una baja en el valor internacional del barril de petróleo crudo y también un descenso en el precio del dólar norteamericano, impida aumentos considerables en los costos de los combustibles. “Tras la última suba de precios de octubre, las petroleras informaron que aún había un desfasaje de valores de entre un 10% y un 12% que se iba a ir corrigiendo en los últimos meses del año. De igual forma creemos que ante la baja del costo de barril de petróleo y la baja del dólar, no tendría que haber más de un aumento en lo que queda del año”, expresó el referente local de los estacioneros.
Vale recordar que dentro del esquema de liberación del mercado hidrocarburífero que rige en el país, son las empresas petroleras las que definen las actualizaciones de los precios de los combustibles en las bocas de expendio argentinas.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Combustibles: esperan que no haya subas de precios que golpeen más la rentabilidad

Referentes del sector de estacioneros explicaron que a pesar del aumento en el costo del combustible, la caída en las ventas afectaron las ganancias en las bocas de expendio. Asimismo, estiman que no habrían grandes modificaciones de valores.
 

<p>Estaciones. Los aumentos de precios también repercutieron negativamente en las bocas de expendio.</p>

Estaciones. Los aumentos de precios también repercutieron negativamente en las bocas de expendio.

 A pesar de los incrementos en los precios de los combustibles que se vienen registrando en lo que va del año, y que hasta el momento llevan una actualización acumulada de más del 60%, en algunas estaciones de servicio de la provincia se vienen registrando considerables impactos negativos en la rentabilidad que ponen en jaque a la actividad. Estos se deben a la retracción en la demanda que se evidencia ante cada nuevo aumento que aplican las petroleras. Desde la confederación de estacioneros explicaron que esperan que, a raíz de los últimos vaivenes de la economía internacional y nacional, no se registren nuevas subas de valores de los hidrocarburos que puedan seguir mermando el volumen de ventas en las bocas de expendio y que en algunos casos llega hasta el 40%.
La problemática de la merma de las ventas en las estaciones de servicio  se suma a los inconvenientes causados por las demoras en las acreditaciones de las operaciones realizadas con tarjetas de crédito.
Una de las principales preocupaciones en el sector de las estaciones de servicio de la provincia, es la caída en las ventas generadas por los casi constantes aumentos de precios que se vienen registrando en lo que va del año. “Si bien los precios de los combustibles llevan un aumento acumulado del 65% aproximadamente en lo que va del año, se estima que la rentabilidad de las estaciones de servicio tendrían un aumento similar y aún mayor al porcentaje de inflación que se registra lo que remitiría en un beneficio; pero el beneficio sería solamente en un contexto donde se mantuviera el volumen de ventas y es algo que no sucede en la actualidad: con cada incremento se retrotrae la demanda de combustibles y se repercute a las bocas de expendio”, explicó en diálogo con El Litoral el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha), Carlos Gold.
“En los últimos dos meses algunas estaciones de servicio de la provincia registraron una merma del 40% en las ventas que repercutieron negativamente en la rentabilidad más allá de cualquier aumento de precios”, señaló Gold.
En tanto, desde el sector de los estacioneros aguardan que la situación económica coyuntural actual, que registra una baja en el valor internacional del barril de petróleo crudo y también un descenso en el precio del dólar norteamericano, impida aumentos considerables en los costos de los combustibles. “Tras la última suba de precios de octubre, las petroleras informaron que aún había un desfasaje de valores de entre un 10% y un 12% que se iba a ir corrigiendo en los últimos meses del año. De igual forma creemos que ante la baja del costo de barril de petróleo y la baja del dólar, no tendría que haber más de un aumento en lo que queda del año”, expresó el referente local de los estacioneros.
Vale recordar que dentro del esquema de liberación del mercado hidrocarburífero que rige en el país, son las empresas petroleras las que definen las actualizaciones de los precios de los combustibles en las bocas de expendio argentinas.