ellitoral.com.ar

Miércoles 14 de Noviembre de 2018 CORRIENTES19°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $35,10

Dolar Venta: $36,90

Un niño con retraso madurativo disparó a su papá y lo mató

Un nene de 11 años con retraso madurativo mató de un escopetazo por la espalda a su padre en la localidad bonaerense de Berazategui. En tanto, la propia víctima antes de morir llegó a contar que todo fue un accidente, informaron ayer fuentes judiciales y policiales.
Si bien trascendió ayer, el hecho ocurrió el lunes pasado en la casa de la familia y la víctima falleció el martes.
Alertados por un llamado al 911, efectivos de la comisaría concurrieron al domicilio ante el reporte de una persona herida por un arma de fuego.
Los policías encontraron en la casa a un hombre de 51 años -su identidad se preserva para resguardar al menor imputado- tirado en la cocina con una herida de escopeta en el lado izquierdo de la espalda.
En la vivienda sólo se encontraban con la víctima sus dos hijos, una chica de 19 años, que en el momento del hecho se estaba bañando, y un nene de 11 que luego se acreditó que tiene un retraso madurativo.
Según revelaron, la hija contó que escuchó el estruendo del escopetazo y se encontró a su padre herido gritando “fue un accidente” y a su hermano diciendo “maté a papá”.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Un niño con retraso madurativo disparó a su papá y lo mató

Un nene de 11 años con retraso madurativo mató de un escopetazo por la espalda a su padre en la localidad bonaerense de Berazategui. En tanto, la propia víctima antes de morir llegó a contar que todo fue un accidente, informaron ayer fuentes judiciales y policiales.
Si bien trascendió ayer, el hecho ocurrió el lunes pasado en la casa de la familia y la víctima falleció el martes.
Alertados por un llamado al 911, efectivos de la comisaría concurrieron al domicilio ante el reporte de una persona herida por un arma de fuego.
Los policías encontraron en la casa a un hombre de 51 años -su identidad se preserva para resguardar al menor imputado- tirado en la cocina con una herida de escopeta en el lado izquierdo de la espalda.
En la vivienda sólo se encontraban con la víctima sus dos hijos, una chica de 19 años, que en el momento del hecho se estaba bañando, y un nene de 11 que luego se acreditó que tiene un retraso madurativo.
Según revelaron, la hija contó que escuchó el estruendo del escopetazo y se encontró a su padre herido gritando “fue un accidente” y a su hermano diciendo “maté a papá”.