Murieron calcinados más de 40 gallos de riña
ellitoral.com.ar

Murieron calcinados más de 40 gallos de riña

imagen_1

En Goya murieron calcinados más de 40 gallos de riña tras un voraz incendio que destruyó las instalaciones de una guardería donde estaban los animales.
El sorprendente hecho ocurrió en una propiedad ubicada en el barrio Mauricio Valenzuela. 
Según revelaron en el lugar siniestrado también hay un estudio, pero el foco ígneo no alcanzó esa zona. Trabajaron dos dotaciones de Bomberos para sofocar el incendio.
El inicio del fuego se desconoce por el momento reveló el portal TN Goya, aunque advirtieron que las llamas fueron intensas.
Primeramente llegó una dotación de Bomberos y debieron pedir apoyo de otra unidad por la intensidad del fuego.
En el lugar que sería propiedad de una familia de apellido Balestra, por fortuna ninguna persona resultó lesionada en el hecho, pero sí confirmaron autoridades que murieron calcinados dentro de su jaula, más de cuarenta gallos de riña.
El escenario terminó ennegrecido por el hollín y un penetrante olor por lo que generó la destrucción del fuego.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Murieron calcinados más de 40 gallos de riña

En Goya murieron calcinados más de 40 gallos de riña tras un voraz incendio que destruyó las instalaciones de una guardería donde estaban los animales.
El sorprendente hecho ocurrió en una propiedad ubicada en el barrio Mauricio Valenzuela. 
Según revelaron en el lugar siniestrado también hay un estudio, pero el foco ígneo no alcanzó esa zona. Trabajaron dos dotaciones de Bomberos para sofocar el incendio.
El inicio del fuego se desconoce por el momento reveló el portal TN Goya, aunque advirtieron que las llamas fueron intensas.
Primeramente llegó una dotación de Bomberos y debieron pedir apoyo de otra unidad por la intensidad del fuego.
En el lugar que sería propiedad de una familia de apellido Balestra, por fortuna ninguna persona resultó lesionada en el hecho, pero sí confirmaron autoridades que murieron calcinados dentro de su jaula, más de cuarenta gallos de riña.
El escenario terminó ennegrecido por el hollín y un penetrante olor por lo que generó la destrucción del fuego.