Crimen del penitenciario: las imputadas se abstuvieron de prestar declaración
ellitoral.com.ar

Crimen del penitenciario: las imputadas se abstuvieron de prestar declaración

Tanto la viuda del cabo asesinado a golpes como Miriam Jara se presentaron ante el Juzgado de Instrucción Nº 2 para prestar declaración por el brutal hecho, pero ambas hicieron uso de su derecho de abstenerse.
 

imagen_1

 Lorena Encina y Miriam Jara, detenidas y acusadas del brutal homicidio del cabo del servicio penitenciario Gabriel Tichielo, se presentaron ayer en sede judicial pero decidieron valerse de su derecho a abstenerse de prestar declaración.
Fueron citadas en el Juzgado de Instrucción Nº 2, donde arribaron en horas de la mañana.
Ambas están seriamente comprometidas en el brutal asesinado de Tichielo, quien apareció muerto la noche del jueves 26 de julio sobre la avenida Maipú casi Ruta Nacional Nº 12.
La autopsia determinó que el hombre murió luego de haber recibido un fuerte golpe en la cabeza, tras lo cual fue colocado en el vehículo donde finalmente fue encontrado.
Posteriormente, la investigación policial tuvo un giro inesperado cuando la viuda Lorena Encina habría confesado la autoría en sede policial, tras lo cual se llevó a cabo un allanamiento en la casa de la víctima, en el barrio Laguna Seca, donde se obtuvieron importantes elementos. También del vehículo recolectaron valiosas pruebas que fueron sumadas al expediente.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Crimen del penitenciario: las imputadas se abstuvieron de prestar declaración

Tanto la viuda del cabo asesinado a golpes como Miriam Jara se presentaron ante el Juzgado de Instrucción Nº 2 para prestar declaración por el brutal hecho, pero ambas hicieron uso de su derecho de abstenerse.
 

<p>Justicia. Una de las mujeres comprometidas con el brutal homicidio compareció ayer en tribunales.</p>

Justicia. Una de las mujeres comprometidas con el brutal homicidio compareció ayer en tribunales.

 Lorena Encina y Miriam Jara, detenidas y acusadas del brutal homicidio del cabo del servicio penitenciario Gabriel Tichielo, se presentaron ayer en sede judicial pero decidieron valerse de su derecho a abstenerse de prestar declaración.
Fueron citadas en el Juzgado de Instrucción Nº 2, donde arribaron en horas de la mañana.
Ambas están seriamente comprometidas en el brutal asesinado de Tichielo, quien apareció muerto la noche del jueves 26 de julio sobre la avenida Maipú casi Ruta Nacional Nº 12.
La autopsia determinó que el hombre murió luego de haber recibido un fuerte golpe en la cabeza, tras lo cual fue colocado en el vehículo donde finalmente fue encontrado.
Posteriormente, la investigación policial tuvo un giro inesperado cuando la viuda Lorena Encina habría confesado la autoría en sede policial, tras lo cual se llevó a cabo un allanamiento en la casa de la víctima, en el barrio Laguna Seca, donde se obtuvieron importantes elementos. También del vehículo recolectaron valiosas pruebas que fueron sumadas al expediente.