Militar inglés que ayudó a identificar soldados argentinos enterrados en las islas Malvinas estará en San Roque
ellitoral.com.ar

Martes 26 de Marzo de 2019 CORRIENTES20°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $41,60

Dolar Venta: $43,60

Militar inglés que ayudó a identificar soldados argentinos enterrados en las islas Malvinas estará en San Roque

imagen_1

El militar inglés, Geoffrey Cardozo, que tuvo a su cargo el armado del Cementerio de Darwin y que contribuyó para la reciente identificación de soldados argentinos enterrados en Malvinas, estaría el sábado en San Roque.
En la oportunidad, Cardozo tendría previsto reunirse con Elma Pelozo, la madre de Gabino Ruiz Díaz, el ex combatiente que fue el primero en ser identificado, según publicó Momarandú.
Cardozo es el hombre que, al finalizar la guerra, viajó a las islas y se encargó de construir el Cementerio de Darwin, donde hoy yacen más de 200 argentinos. También hizo posible que muchos de esos restos pudieran recuperar sus nombres décadas después. Porque cada vez que enterraba un cuerpo sin identificación pensaba en su familia y registraba en detalles los datos de pertenencias y características de cada cuerpo.
Cabe recordar que en febrero de 1983, se concluyó con la sepultura de más de 200 soldados argentinos, en un terreno donado por un granjero de Darwin. Más de un centenar de cuerpos no tenían identificación y fue Cardozo quien escribió sobre sus lápidas la leyenda “Soldado argentino sólo conocido por Dios”.
Luego, Cardozo realizó un informe escrito a mano y se archivaron tres copias de él, con todos los detalles de las sepulturas. Uno de esos ejemplares se recuperó en 2008, cuando Cardozo conoció a tres ex combatientes argentinos en un encuentro amistoso en Londres. 
Durante la reunión, el militar inglés retirado supo que las familias de los 121 soldados no identificados nunca habían obtenido una respuesta a su reclamo, y que esos padres iban envejeciendo sin haber despedido a sus hijos. Cardozo entregó una documentación que resultó fundamental. En ese documento había detalles de cada uno de los soldados sepultados sin identificar en Darwin.
Allí, uno de los cuerpos señalizados con un número lograron determinar que coincidía con el DNI de Gabino Ruíz Díaz. Tras lo cual se impulsó la iniciativa para la identificación de los cuerpos, cuyos nombres hasta ahora no se conocían.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Militar inglés que ayudó a identificar soldados argentinos enterrados en las islas Malvinas estará en San Roque

El militar inglés, Geoffrey Cardozo, que tuvo a su cargo el armado del Cementerio de Darwin y que contribuyó para la reciente identificación de soldados argentinos enterrados en Malvinas, estaría el sábado en San Roque.
En la oportunidad, Cardozo tendría previsto reunirse con Elma Pelozo, la madre de Gabino Ruiz Díaz, el ex combatiente que fue el primero en ser identificado, según publicó Momarandú.
Cardozo es el hombre que, al finalizar la guerra, viajó a las islas y se encargó de construir el Cementerio de Darwin, donde hoy yacen más de 200 argentinos. También hizo posible que muchos de esos restos pudieran recuperar sus nombres décadas después. Porque cada vez que enterraba un cuerpo sin identificación pensaba en su familia y registraba en detalles los datos de pertenencias y características de cada cuerpo.
Cabe recordar que en febrero de 1983, se concluyó con la sepultura de más de 200 soldados argentinos, en un terreno donado por un granjero de Darwin. Más de un centenar de cuerpos no tenían identificación y fue Cardozo quien escribió sobre sus lápidas la leyenda “Soldado argentino sólo conocido por Dios”.
Luego, Cardozo realizó un informe escrito a mano y se archivaron tres copias de él, con todos los detalles de las sepulturas. Uno de esos ejemplares se recuperó en 2008, cuando Cardozo conoció a tres ex combatientes argentinos en un encuentro amistoso en Londres. 
Durante la reunión, el militar inglés retirado supo que las familias de los 121 soldados no identificados nunca habían obtenido una respuesta a su reclamo, y que esos padres iban envejeciendo sin haber despedido a sus hijos. Cardozo entregó una documentación que resultó fundamental. En ese documento había detalles de cada uno de los soldados sepultados sin identificar en Darwin.
Allí, uno de los cuerpos señalizados con un número lograron determinar que coincidía con el DNI de Gabino Ruíz Díaz. Tras lo cual se impulsó la iniciativa para la identificación de los cuerpos, cuyos nombres hasta ahora no se conocían.