ellitoral.com.ar

Viernes 20de Septiembre de 2019CORRIENTES13°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$55,00

Dolar Venta:$58,50

Código de nocturnidad: cambiarían normas para las habilitaciones y anexarían rubros

Introducirían modificaciones en los requerimientos para habilitar locales bailables. Intentan además, incluir una amplia gama de negocios que no están contemplados en la actual normativa. 
 

imagen_1

 El Concejo de Santo Tomé se encuentra trabajando en una serie de modificaciones a su actual Código de Nocturnidad. Los requisitos para el funcionamiento de los locales bailables sería uno de los principales puntos a tratar. También buscan incluir nuevos tipos de negocios que no se encuentran dentro de los rubros que actualmente define la normativa y pretenden que el organismo que nuclea a técnicos en Seguridad e Higiene, sea el encargado de los controles.
El mencionado Código de Nocturnidad  fue sancionado en el 2014 y desde entonces establece las pautas que rigen la actividad comercial y social nocturna. 
 A mediados de septiembre del año pasado y por el reclamo de un amplio número de vecinos, se introdujeron algunas modificaciones al texto (ver recuadro). Actualmente el Concejo se encuentra trabajando nuevamente en algunos puntos de las normas  para su mejor funcionamiento y aplicación. Sobre esto, El Litoral dialogó con el vicepresidente primero del cuerpo deliberativo, Juan Marelli, quien comentó que “estamos trabajando en algunas cuestiones concretas pero todavía no está nada definido. Principalmente lo que buscamos ahora es establecer una nueva serie de requisitos para la regulación de locales bailables, incluir rubros no contemplados en el actual código y fijar otras pautas para la cuestión de los organismos de control”.

Cambios
Respecto a los locales bailables, desde el Consejo intentan aunar criterios y definir la serie de requerimientos para la habilitación y el funcionamiento, haciendo especial hincapié en la seguridad. Teniendo en cuenta que en los últimos años el crecimiento de estudiantes universitarios en la ciudad ha sido sostenido, la actividad nocturna, sobre todo los fines de semana, creció exponencialmente. “La gente tiene que entender que es necesario cumplir con el Código de Nocturnidad, no solamente por la seguridad del público sino de los propios dueños de los locales, de sus bienes. Está bien que haya gente que venga a invertir en Santo Tomé, en este tipo de negocios, pero para ello tienen que cumplir con ciertas exigencias que hacen a la habilitación comercial”, había manifestado Marelli a Digitalsantotomé.
En cuanto a la inclusión de nuevos rubros, la idea de los ediles es abarcar a toda una nueva gama de negocios que no están tipificados en la normativa. “Por ejemplo, una panchería o una parrilla tiene un funcionamiento distinto a un restaurante, a un pub o bar”, sostuvo el concejal. Por ello,  tratarían de incluir a estos locales con requisitos acordes a esas actividades. 
Otro de los ítems que están siendo analizados, está vinculado a los organismos de control para la habilitación de locales comerciales. En este sentido, Marelli  aclaró que el objetivo es que exista una sola entidad que sea la encargada de revisar los aspectos técnicos de seguridad. Actualmente esta tarea recae en los Bomberos pero, según adelantaron, la idea es que esta función sea llevada a cabo por la entidad local que nuclea a los técnicos en Seguridad e Higiene.
Por último, el concejal aclaró que si bien el Concejo está trabajando en las modificaciones al Código de Nocturnidad, todavía no está nada definido. “Estamos leyendo punto por punto de la normativa. Se van analizando y a partir de eso se debate, para resolver si lo que está allí fijado se adapta o no a la realidad actual de la ciudad. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Código de nocturnidad: cambiarían normas para las habilitaciones y anexarían rubros

Introducirían modificaciones en los requerimientos para habilitar locales bailables. Intentan además, incluir una amplia gama de negocios que no están contemplados en la actual normativa. 
 

 El Concejo de Santo Tomé se encuentra trabajando en una serie de modificaciones a su actual Código de Nocturnidad. Los requisitos para el funcionamiento de los locales bailables sería uno de los principales puntos a tratar. También buscan incluir nuevos tipos de negocios que no se encuentran dentro de los rubros que actualmente define la normativa y pretenden que el organismo que nuclea a técnicos en Seguridad e Higiene, sea el encargado de los controles.
El mencionado Código de Nocturnidad  fue sancionado en el 2014 y desde entonces establece las pautas que rigen la actividad comercial y social nocturna. 
 A mediados de septiembre del año pasado y por el reclamo de un amplio número de vecinos, se introdujeron algunas modificaciones al texto (ver recuadro). Actualmente el Concejo se encuentra trabajando nuevamente en algunos puntos de las normas  para su mejor funcionamiento y aplicación. Sobre esto, El Litoral dialogó con el vicepresidente primero del cuerpo deliberativo, Juan Marelli, quien comentó que “estamos trabajando en algunas cuestiones concretas pero todavía no está nada definido. Principalmente lo que buscamos ahora es establecer una nueva serie de requisitos para la regulación de locales bailables, incluir rubros no contemplados en el actual código y fijar otras pautas para la cuestión de los organismos de control”.

Cambios
Respecto a los locales bailables, desde el Consejo intentan aunar criterios y definir la serie de requerimientos para la habilitación y el funcionamiento, haciendo especial hincapié en la seguridad. Teniendo en cuenta que en los últimos años el crecimiento de estudiantes universitarios en la ciudad ha sido sostenido, la actividad nocturna, sobre todo los fines de semana, creció exponencialmente. “La gente tiene que entender que es necesario cumplir con el Código de Nocturnidad, no solamente por la seguridad del público sino de los propios dueños de los locales, de sus bienes. Está bien que haya gente que venga a invertir en Santo Tomé, en este tipo de negocios, pero para ello tienen que cumplir con ciertas exigencias que hacen a la habilitación comercial”, había manifestado Marelli a Digitalsantotomé.
En cuanto a la inclusión de nuevos rubros, la idea de los ediles es abarcar a toda una nueva gama de negocios que no están tipificados en la normativa. “Por ejemplo, una panchería o una parrilla tiene un funcionamiento distinto a un restaurante, a un pub o bar”, sostuvo el concejal. Por ello,  tratarían de incluir a estos locales con requisitos acordes a esas actividades. 
Otro de los ítems que están siendo analizados, está vinculado a los organismos de control para la habilitación de locales comerciales. En este sentido, Marelli  aclaró que el objetivo es que exista una sola entidad que sea la encargada de revisar los aspectos técnicos de seguridad. Actualmente esta tarea recae en los Bomberos pero, según adelantaron, la idea es que esta función sea llevada a cabo por la entidad local que nuclea a los técnicos en Seguridad e Higiene.
Por último, el concejal aclaró que si bien el Concejo está trabajando en las modificaciones al Código de Nocturnidad, todavía no está nada definido. “Estamos leyendo punto por punto de la normativa. Se van analizando y a partir de eso se debate, para resolver si lo que está allí fijado se adapta o no a la realidad actual de la ciudad.