Jueves 26de Noviembre de 2020CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$80,00

Dolar Venta:$86,00

Jueves 26de Noviembre de 2020CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$80,00

Dolar Venta:$86,00

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Apoyemos con fuerza el segundo puente

Dr. León Horacio Gutnisky

Especial para El Litoral

Otra vez tenemos que salir a apoyar el segundo puente Corrientes-Chaco, y decimos otra vez porque ante la inclusión en el Presupuesto Nacional 2021 de un anexo con el título de avales, se menciona el segundo puente con un aval del Tesoro Nacional por 780.000.000 de dólares, al Chaco, para la construcción del segundo puente.

Aclaremos qué es un aval: un tercero se compromete a pagar (el Tesoro Nacional); si quien toma un crédito o compromiso de pago (Chaco) no cumple con los pagos a que se comprometió, deberá pagar quien dio el aval.

Por supuesto, el avalista revisa el contrato-convenio que va a avalar antes de que el deudor principal tome el crédito o compromiso de pago. 

Esto es elemental. Nadie da un aval sin antes ver a qué se compromete, porque si el deudor no paga, deberá pagar el avalista.

También hay que ver si el que va a dar el crédito a financiar (en este caso el segundo puente) acepta primero al deudor y si además acepa el aval. En el caso que analizamos, el deudor será el Chaco y el avalista el Tesoro Nacional.

Esto, que algunos tiran cohetes creyendo que ya estamos en el camino del ansiado puente, no tienen en cuenta: ¿el Chaco será aceptado como deudor principal por USD 780.000.000? ¿El Tesoro Nacional, exhausto hoy y endeudado, será aceptado como avalista por esa misma suma?

El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, ya está en conversaciones con la firma China Comunications Company, que forma parte de China Road and Bridge Corporation y Grupo Fuentes.

Deseamos que tenga éxito, pues China tiene interés en comerciar con nosotros (Argentina) y también está interesada en el dragado y balizamiento del tramo argentino de la hidrovía Paraná-Paraguay a licitar el año próximo.

Piedras en el camino

Cuando más cerca de concretar la obra estamos, si se dan todos los supuestos, aparecen nuevamente los nostálgicos que insisten en que el segundo puente sea ferrovial, como se proyectó en la década de 1990 -hace 30 años-, el llamado proyecto que efectuó el Estudio Palmeyro y Asociados, que ya fue dejado de lado porque tenía únicamente dos manos y el componente ferroviario, y Vialidad decía que ellos hacían caminos y no vías férreas. 

No es la primera vez que debo salir a reimpulsar el proyecto. El 11 de febrero del 2020 el diario El Litoral de Corrientes publicó un artículo con mi firma, “Reimpulso el proyecto segundo puente Corrientes-Chaco”, y resumía lo que habíamos bregado desde la comisión pro segundo puente y el cabildo abierto para la concreción del segundo puente ferroviario, pero los gobiernos ya habían abandonado el proyecto ferroviario y, para los que no recuerdan, ya en ese artículo resumía un acta acuerdo del año 2014 firmado por el gobernador de Corrientes, Dr. Ricardo Colombi, y el vicegobernador del Chaco, Dr. Juan Carlos Bacileff Ivanoff, en ejercicio de la gobernación, porque Capitanich estaba de jefe de gabinete y presente en la firma de esa acta acuerdo.

En el acta acuerdo los gobernadores entregaron a la Dirección Nacional de Vialidad la confección de los términos de referencia para el llamado a concurso de consultoría para la elaboración del proyecto de conexión Chaco-Corrientes.

El plazo era de cuatro meses, pero no puedo decir a partir de cuándo, porque el acta acuerdo no dice dónde se firma, ni el día, ni el mes. Para ese entonces se había rescindido el contrato con la firma Palmeyro y ya se había decidido que el nuevo proyecto eliminaba el componente ferroviario y en vez de dos manos viales tendría cuatro.

Lamentablemente las provincias cedieron a favor de Vialidad el manejo del tema, olvidando acuerdos firmados y ratificados por ley.

Entonces, decíamos, en febrero del 2020, que era evidente que cuando los gobernadores Valdés y Capitanich y el supuesto aval se refieren al segundo puente, se están refiriendo al nuevo proyecto, únicamente vial de cuatro manos. 

A esta altura de los acontecimientos pretender volver para atrás, parar lo que está, hacer un nuevo proyecto irrealizable en la práctica, pensando en un corredor bioceánico Porto Alegre, Brasil, hasta Antofagasta, hasta Chile, con todos los problemas necesarios y acuerdos trinacionales, tendidos de vías y confección de caminos, atravesar el Aconcagua es llevarnos a un futuro incierto, similar al tren bala de Kirchner o el vuelo a Japón en tres horas de Menem.

Conclusión

No hay un plan de transporte en el país, hay un sistema ferroviario abandonado y un río dominado por banderas extranjeras sin una articulación que nos lleve a anular todo lo hecho y empezar de nuevo. Me opongo a esto. Sigamos adelante con lo que está, sin abandonar que el día que se haga un corredor bioceánico el puente ferroviario estará incluido en el costo.

Ademas hay un acuerdo de los presidentes de Argentina, Chile y Brasil (Cristina, Bachelet, Lula)  de que el corredor bioceánico será por Aguas Negras, San Juan, a San Pablo, con un túnel que atravesará la cordillera.

Mi decisión de apoyar lo que está, fue tildado por el ingeniero Sema, del Chaco, como un apuro en razón de mi edad, entonces 86 años y hoy 87, que quería ver, antes de irme, el puente terminado. Con el criterio del ingeniero Sema, de volver todo para atrás, ni él ni yo veremos el segundo puente; aparte de la falta de respeto, usar mi edad para tratar de descalificarme, en vez de refutar mis argumentos.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error