Jueves 26de Noviembre de 2020CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$80,00

Dolar Venta:$86,00

Jueves 26de Noviembre de 2020CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$80,00

Dolar Venta:$86,00

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Póker de mentirosos, agarrate Catalina

Por Santiago Di Stefano

Asesor financiero

Mientras todos creemos que hay una feroz interna en la alianza gobernante, las leyes que más daño hacen a la economía salen con mayorías, sin dictamen en contrario. El impuesto a la riqueza y al corte de los senadores al FMI son dos misiles a la confianza. Si en este contexto el acuerdo con el FMI se posterga para febrero, agarrate Catalina.

La delegación del FMI podría retirarse y retomar negociaciones para mediados de febrero. El crédito que recibió Argentina del FMI fue extraordinario, la friolera de USD 44.300 millones, casi la mitad de todos los fondos que dispone la institución para asistir a los países miembros.

Si el crédito fue extraordinario, la posibilidad de refinanciarlo también es extraordinaria. El FMI desea que el nuevo gobierno americano fije los lineamientos para esta operación.

Las reservas son de sólo USD 38.940 millones, y estimamos que para febrero del 2021 podrían ubicarse, en el mejor escenario posible, en torno de los USD 35.000 millones. Por el lado de los pasivos, podrían ubicarse en torno de los $5.300.000 millones, esto daría un dólar de equilibrio de $151,4.

El stock de soja y maíz en mano de los productores es muy bajo, en un escenario de precios crecientes pocos desean vender. El escenario de sequía hace que las previsiones de siembra sean bajas, tendremos una gran caída de producción. Sólo una gran lluvia en los próximos 30 días podría hacer cambiar el escenario. Por lo tanto, nos parece que las reservas podrían seguir cayendo el ritmo de los USD 1.000 millones por mes.

El déficit fiscal de diciembre podría rondar los $750.000 millones, será difícil poder financiarlo en su plenitud, es muy probable que una parte importante se financie vía emisión monetaria. Esto dejará una suba de los pasivos monetarios muy grandes, y nos dejará con una enorme cantidad de pesos en el mercado.

Con reservas bajando y pasivos monetarios subiendo desmesuradamente entre la última semana de diciembre y enero, es probable una suba del dólar a niveles muy altos en pleno verano. Las peleas en el gobierno, la falta de exportaciones robustas, una demanda de importaciones difícil de detener, y una gran emisión monetaria nos hacen presumir una suba de los tipos de cambios alternativos.

Los dólares alternativos están entre $146 y $167.

Para nosotros estos precios, en sus distintas variantes son muy buenos, pensando en el colapso monetario y cambiario que podríamos observar en pleno verano.

La iliquidez le dio respiro de algunos días al Banco Central. Sin embargo, si no ingresan dólares y se emite dinero, el colapso llegará inevitablemente.

El ancla en los precios es el tipo de cambio, las tarifas, los precios cuidados, los precios no relevados y los regulados, hacen de ancla inflacionaria. Sin embargo, es cierto que el ancla del dólar en esta coyuntura funciona.

Los precios a futuro aceleran su marcha ascendente, y pronosticamos una inflación entre el 55% y 60% anual, con lo cual el gobierno debería acelerar la devaluación para poder capturar más dólares de la exportación.

Para los primeros 19 días el 2,5%, esto proyectado nos eleva la marca a una tasa de devaluación anualizada del 47%.

Nos llama poderosamente la atención porqué el Banco Central no sube la tasa de interés. En el mercado de futuro las tasas implícitas son muy elevadas. Por ejemplo, vos podés comprar un bono atado a la evolución del dólar oficial con vencimiento en noviembre del 2021 que vale $84,50, y vender dólar futuro a octubre a un valor de $142 y asegurar una tasa del 68,0%, que anualizada se proyectaría al 72,8% anual. Si la tasa de plazo fijo está en el 37% anual, es una tasa extremadamente baja.

 Si se posterga el acuerdo con el FMI, las reservas siguen bajando, no llueve y las exportaciones se trancan, todo haría indicar que el gobierno subirá la tasa de interés en pesos, cerrará las importaciones y volverán a salir con los gendarmes a la calle.

Mejor no podría estar el escenario internacional, sin embargo, Argentina adolece de problemas estructurales que no puede resolver. La alianza que ganó las elecciones no da certezas políticas, sólo realidades parlamentarias que generan un gran aporte a la confusión general, como la aprobación del impuesto a la riqueza y a la carta de los senadores al FMI. Sin lluvias no hay ingreso de divisas importantes de cara al año 2021, el Banco Central tendrá que vivir con los dólares que tiene, y esperar un acuerdo favorable con el FMI para la segunda quincena de febrero en el mejor escenario posible. Por último, no hay vocación para definir el rumbo del país, el Presidente y la Vicepresidenta están jugando un póker de mentirosos, todos creemos que están peleados, que no se hablan, pero las leyes que hacen a la desconfianza general se aprueban sin problemas en el parlamento. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error