Jueves 29de Octubre de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$77,50

Dolar Venta:$83,50

Jueves 29de Octubre de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$77,50

Dolar Venta:$83,50

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Redoblar la apuesta

La primavera siempre augura la vida, la alegría y la felicidad. Entonces pensaba, en este tiempo azaroso e impredecible, ¿no será qué debemos fijar nuestro pensamiento en el resurgir de la esperanza de un tiempo mejor? 

Por Leticia Oraisón de Turpín

Orientadora Familiar

Especial para El Litoral

 

Comenzó ayer la primavera, la estación más maravillosa y especial del año. Con la primavera se representa: la juventud, el esplendor, la belleza, la vitalidad, el brillo y la lozanía. Porque la primavera siempre augura la vida, la alegría y la felicidad. 

Entonces pensaba, en este tiempo azaroso e impredecible, ¿no será qué debemos fijar nuestro pensamiento en el resurgir de la esperanza de un tiempo mejor? 

Los días se presentan templados, apacibles, acogedores, como si estuvieran realizando una invitación a la paz, a la tranquilidad, a la renovación interior, para que podamos proyectar, planificar y calcular nuestra nueva vida. Porque sin dudas creo que a partir de lo que vivimos a consecuencias de la pandemia, la vida, el trabajo, el estudio y toda ocupación, será, deberá ser, reprogramada según las nuevas exigencias del medio ambiente y de los protocolos para el cuidado de la salud. 

En este tiempo cambiaron muchas costumbres y maneras o formas de conducirnos en las relaciones de todo tipo, personales, laborales e incluso familiares, con la incorporación de ciertas rutinas nuevas y del abandono de otras maneras más sencillas, afectivas y acostumbradas desde siempre. 

Todos tuvimos que incorporar nuevas formas de comunicación, sobre todo los mayores, que, sin mucha preparación tecnológica o cibernética alguna, tuvimos que aprender en cursos acelerados, lo que significaba un Zoom, para poder aplicarlo necesariamente, a fin de evitar el aislamiento total y absoluto. 

La vida es dinámica, cambia constantemente, y a veces lo hace, como en este tiempo nuestro, abruptamente, sin aviso ni preparación, desconcertando e impactando por eso mismo, más fuertemente, asustando y llenando de miedos al mundo entero. 

Por eso quiero pensar que la primavera nos trae un mensaje de esperanza, de ilusión, de renovación, para que asumamos el riesgo de vivir con alegría y disposición de enfrentar los nuevos desafíos, con la prudencia y los cuidados necesarios, pero sin ataduras que nos paralicen, entristezcan o depriman. 

Hay que saber redoblar la apuesta a la vida, que cambia, pero nos promete logros nuevos, de acuerdo a nuestras capacidades naturales y adquiridas y a los esfuerzos de trabajo y mejora personal que pongamos en juego. 

No soy lúdica, pero creo firmemente que Dios nos dio los dones necesarios, para que, en este juego, sepamos reflotar siempre, la esperanza de la superación de todos los obstáculos que lleguen a enfrentarnos. 

Dispongámoslo, es nuestra decisión, redoblar la apuesta por la vida y por un mundo mejor. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error