Miércoles 21de Abril de 2021CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$92,25

Dolar Venta:$98,25

Miércoles 21de Abril de 2021CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$92,25

Dolar Venta:$98,25

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

La declaración de Cristina

Por senador David Dos Santos

Especial para El Litoral

Como en una segunda entrega de lo que se espera en Argentina, de nuestras máximas autoridades, la ciudadana Cristina Fernández, procesada en cinco causas, y en ese carácter, da su declaración en juicio, de manera virtual; usando instalaciones públicas que pertenecen al Estado y al cargo de vicepresidenta, que desempeña, seguramente con el fin de presionar desde su podio a la Justicia, en términos totalmente agresivos e insultantes, refugiándose en el papel de perseguida política. 

No le interesó revertir ninguna prueba (como si no existieran), solo se dedicó a denigrar a quienes la juzgan por corrupción, a los que comparó con el Ejército en la peor parte de su historia, acusando también a la misma Justicia de ser la culpable de cuanto problema existe hoy en el país habiendo facilitado que la oposición ganara en 2015 y hasta de la existencia de Macri político. 

No podemos pensar que este discurso solo quede en la anécdota. Con preocupación, creemos que este es el verdadero programa de Gobierno, que por fin se exhibe de manera integral y que lógicamente, en un contexto globalizado muestra al mundo en que verdaderamente está el Gobierno de la República Argentina.

En el terreno de la política interior se confirma que la letra que recitan el presidente de la Nación, el ministro del Interior y otros altos funcionarios, es el dictado de la vicepresidenta, y que va totalmente en serio, poniendo al Estado en serio riesgo de deterioro institucional si se concretara.

También estuvo dirigido, en carácter de arenga a sus fieles seguidores de modo que cualquier revés que tuviera en el fallo final, puede ser interpretado por estos como una agresión provocada a su líder por una banda de facinerosos. Y aquí, ya nadie puede imaginar cuál puede ser la reacción de una masa humana inyectada de fanatismo.

El antecedente más cercano que tenemos es el ataque a la Legislatura nacional cuando se trataba la escala de actualización de los jubilados, un proyecto del gobierno anterior. Toneladas de cascotes y piedras, y hasta disparos de tumberas, sobre el emblemático edificio disparadas por una horda exaltada con el propósito de interrumpir la sesión. 

En materia de política exterior no es más auspiciosa la mirada. Ante la amenaza de desmantelamiento de la Justicia nadie puede pensar en invertir o en algún tipo de negocio con Argentina.

 Cómo se puede creer en seguridad jurídica, el aspecto más evaluado por los capitales al elegir un destino, cuando en este país, desde el Poder Ejecutivo se insulta y amenaza al Poder Judicial, nadie puede imaginar en qué puede terminar esto. 

Nos queda la esperanza que todos, o los más sensatos de nuestros legisladores, se pongan en “modo” argentino y evalúen cuáles serían las consecuencias que puede tener para el futuro de la Nación un ataque colosal sobre la Justicia, la República y la Constitución, como nos están prometiendo. En principio hacemos este llamado a nuestros representantes nacionales, porque la vía debe ser institucional, pero esto debiera ser una preocupación de toda la ciudadanía.

Estamos muy lejos de un llamado a la rebelión o resistencia, como una respuesta beligerante a aquella posición, pretendemos por parte de todos los argentinos una toma de conciencia para dar apoyo claro y contundente a sus representantes, más allá de cualquier partido o espacio político. 

Nuestra provincia supo dar esa respuesta en aquel memorable 8J/2013 cuando advertimos la probabilidad de un golpe institucional que afectaría a nuestra Justicia.

 La dignidad es un valor que exige la defensa permanente.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error