Familiares de supuesta víctima de femicidio piden al Estado y Justicia reforzar la búsqued
ellitoral.com.ar

Familiares de supuesta víctima de femicidio piden al Estado y Justicia reforzar la búsqued

Hasta ayer a la tarde seguía desaparecida Araceli Noemí Navarro, el próximo fin de semana harán dos semanas. Su hermana habló con El Litoral sobre la búsqueda. El acusado antes de suicidarse levantó sospechas de que la habría matado.
 

imagen_1

 Araceli Noemí Navarro de Bella Vista, hasta ayer a la tarde, seguía sin aparecer y la principal teoría es que fue víctima de femicidio, el acusado, Eduardo Alfredo Portillo, se habría suicidado en una celda de la Comisaría Segunda donde estaba detenido por el hecho. Su hermana, Carolina Navarro, dialogó con El Litoral a pocos días de cumplirse dos semanas de la desaparición  y habló de las falencias de instituciones que deben defender a la mujer. 
“En este momento no están buscando a mi hermana. Esta mañana (por ayer) desde la comisaría nos dijeron que: se hace lo que se puede. Ellos nos piden que los familiares demos pistas de dónde puede estar. Se hicieron rastrillajes por la zona de la costanera y por un campo. Nosotros, la familia, pedimos a vecinos y conocidos que nos ayuden en la búsqueda. Somos gente humilde y nos sentimos muy solos, pedimos que destinen el personal necesario para encontrar a Araceli”, dijo Navarro a este matutino.
Respecto a la exposición del 21 de febrero pasado, precisó: “Ella pidió ayuda y no la tuvo. Luego de hacer la exposición por violencia de género se fue al domicilio donde vivían juntos y en el momento de su desaparición ella estaba buscando una vivienda para alquilar. Nos contaba que tenía miedo por las actitudes que él tenía, decía que era manipulador. Araceli fue a dormir a la habitación de sus hijas, él dormía solo después de la exposición. Le quitó la llave de su dormitorio así ella se sentía más desprotegida”. 
“Ella estaba en línea con mi otra hermana a las 0.30, no dijo nada malo, le había dicho que estaba bien y que se iba a acostar a dormir. Luego de unos diez minutos, la llama su hija mayor que estaba con su hermana en la casa de una tía y el celular le da apagado. A la mañana siguiente, mi sobrina va a la casa, cerca de las 10.30, y él (Portillo) le dice que no sabía dónde estaba Araceli. Ahí empezamos a buscarla, dejó su billetera con documentos y plata y, toda su ropa. Fuimos a la Comisaría de la Mujer y realizamos la exposición, ahí nos esteramos que hizo una, un mes antes (21 de febrero). Al otro día, domingo, no teníamos novedades de ella, nos fuimos a la Comisaría Segunda donde el comisario Pedro Coronel tomó las medidas  de urgencia  y el domingo a la tarde pide la detención de Portillo”, relató Navarro.
Seguido a la denuncia por desaparición notificada oficialmente el 4 de marzo de 2018, realizaron rastrillajes por la costa donde el acusado dijo que fue a pescar. “El sólo declaró que ella no estaba, que no sabía nada, pero a familiares le dijo que se había mandado una macana”, recordó. 
“Después de eso buscaron toda la semana, pero hoy (por ayer) mermó la búsqueda. Nos dicen que no tienen pistas, ni rastros. No vemos preocupación ante el caso desde la Justicia donde nunca nos pidieron una audiencia como familia. Pedimos que si no tienen los recursos pidan refuerzos”, expresó la hermana de Araceli.
Desde la organización de género María Conti Kuña Mbareté dijeron a este medio que “no es el primer caso que una mujer tiene una denuncia y la Justicia no actúa al respecto” y recordaron el femicidio de Adriana Dos Santos de Santo Tomé  quien realizó 20 denuncias contra su victimario.
“Debían haber tomado una denuncia no una exposición porque en esos casos se activa o debería activar desde el Estado una serie de medidas para proteger a la víctima. Al haber una denuncia deben dar una perimetral y sacar al victimario del hogar. Vemos que sigue habiendo dificultades en cuanto al proceso que deben llevar desde la Policía y la Justicia”, indicó Karina Cardozo a El Litoral. 
 Por otra parte, sobre la situación de sus sobrinos de 3, 8, 10 y 15 años, Navarro dijo que se hará cargo su abuela materna, los dos menores son hijos de Portillo y de la mujer desaparecida. 
“Toda la familia está pendiente de ellos, la mayor está ocupándose del más chico ya que son muy cercanos. Siguen viviendo en su casa con nosotros, no están solos. Lloran mucho, llega el cumpleaños de una de ellas y los pone más sensibles porque su mamá no va a estar. En sus sueños lloran por ella, tienen pesadillas. El más chico también está manifestado su dolor con algunas actitudes, no sabemos cómo explicarle, por qué no la ve más a su mamá”, comentó.
En relación al pedido que hoy hacen desde la familia, expresó: “Pedimos refuerzo para encontrar a mi hermana. Que la jueza pida colaboración y que Gendarmería recorra todos los lugares posibles”. “Nos sentimos solos, no queremos que sea una desaparición que quede en el olvido, hay cuatro personas inocentes que la están esperando”, agregó. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Familiares de supuesta víctima de femicidio piden al Estado y Justicia reforzar la búsqued

Hasta ayer a la tarde seguía desaparecida Araceli Noemí Navarro, el próximo fin de semana harán dos semanas. Su hermana habló con El Litoral sobre la búsqueda. El acusado antes de suicidarse levantó sospechas de que la habría matado.
 

<p>Femicidios. De acuerdo a los datos de Mumala, hubo 3 asesinatos machistas en lo que va del año en Corrientes.</p>

Femicidios. De acuerdo a los datos de Mumala, hubo 3 asesinatos machistas en lo que va del año en Corrientes.

 Araceli Noemí Navarro de Bella Vista, hasta ayer a la tarde, seguía sin aparecer y la principal teoría es que fue víctima de femicidio, el acusado, Eduardo Alfredo Portillo, se habría suicidado en una celda de la Comisaría Segunda donde estaba detenido por el hecho. Su hermana, Carolina Navarro, dialogó con El Litoral a pocos días de cumplirse dos semanas de la desaparición  y habló de las falencias de instituciones que deben defender a la mujer. 
“En este momento no están buscando a mi hermana. Esta mañana (por ayer) desde la comisaría nos dijeron que: se hace lo que se puede. Ellos nos piden que los familiares demos pistas de dónde puede estar. Se hicieron rastrillajes por la zona de la costanera y por un campo. Nosotros, la familia, pedimos a vecinos y conocidos que nos ayuden en la búsqueda. Somos gente humilde y nos sentimos muy solos, pedimos que destinen el personal necesario para encontrar a Araceli”, dijo Navarro a este matutino.
Respecto a la exposición del 21 de febrero pasado, precisó: “Ella pidió ayuda y no la tuvo. Luego de hacer la exposición por violencia de género se fue al domicilio donde vivían juntos y en el momento de su desaparición ella estaba buscando una vivienda para alquilar. Nos contaba que tenía miedo por las actitudes que él tenía, decía que era manipulador. Araceli fue a dormir a la habitación de sus hijas, él dormía solo después de la exposición. Le quitó la llave de su dormitorio así ella se sentía más desprotegida”. 
“Ella estaba en línea con mi otra hermana a las 0.30, no dijo nada malo, le había dicho que estaba bien y que se iba a acostar a dormir. Luego de unos diez minutos, la llama su hija mayor que estaba con su hermana en la casa de una tía y el celular le da apagado. A la mañana siguiente, mi sobrina va a la casa, cerca de las 10.30, y él (Portillo) le dice que no sabía dónde estaba Araceli. Ahí empezamos a buscarla, dejó su billetera con documentos y plata y, toda su ropa. Fuimos a la Comisaría de la Mujer y realizamos la exposición, ahí nos esteramos que hizo una, un mes antes (21 de febrero). Al otro día, domingo, no teníamos novedades de ella, nos fuimos a la Comisaría Segunda donde el comisario Pedro Coronel tomó las medidas  de urgencia  y el domingo a la tarde pide la detención de Portillo”, relató Navarro.
Seguido a la denuncia por desaparición notificada oficialmente el 4 de marzo de 2018, realizaron rastrillajes por la costa donde el acusado dijo que fue a pescar. “El sólo declaró que ella no estaba, que no sabía nada, pero a familiares le dijo que se había mandado una macana”, recordó. 
“Después de eso buscaron toda la semana, pero hoy (por ayer) mermó la búsqueda. Nos dicen que no tienen pistas, ni rastros. No vemos preocupación ante el caso desde la Justicia donde nunca nos pidieron una audiencia como familia. Pedimos que si no tienen los recursos pidan refuerzos”, expresó la hermana de Araceli.
Desde la organización de género María Conti Kuña Mbareté dijeron a este medio que “no es el primer caso que una mujer tiene una denuncia y la Justicia no actúa al respecto” y recordaron el femicidio de Adriana Dos Santos de Santo Tomé  quien realizó 20 denuncias contra su victimario.
“Debían haber tomado una denuncia no una exposición porque en esos casos se activa o debería activar desde el Estado una serie de medidas para proteger a la víctima. Al haber una denuncia deben dar una perimetral y sacar al victimario del hogar. Vemos que sigue habiendo dificultades en cuanto al proceso que deben llevar desde la Policía y la Justicia”, indicó Karina Cardozo a El Litoral. 
 Por otra parte, sobre la situación de sus sobrinos de 3, 8, 10 y 15 años, Navarro dijo que se hará cargo su abuela materna, los dos menores son hijos de Portillo y de la mujer desaparecida. 
“Toda la familia está pendiente de ellos, la mayor está ocupándose del más chico ya que son muy cercanos. Siguen viviendo en su casa con nosotros, no están solos. Lloran mucho, llega el cumpleaños de una de ellas y los pone más sensibles porque su mamá no va a estar. En sus sueños lloran por ella, tienen pesadillas. El más chico también está manifestado su dolor con algunas actitudes, no sabemos cómo explicarle, por qué no la ve más a su mamá”, comentó.
En relación al pedido que hoy hacen desde la familia, expresó: “Pedimos refuerzo para encontrar a mi hermana. Que la jueza pida colaboración y que Gendarmería recorra todos los lugares posibles”. “Nos sentimos solos, no queremos que sea una desaparición que quede en el olvido, hay cuatro personas inocentes que la están esperando”, agregó.