Educación garantiza la aplicación de la ESI en las escuelas correntinas
ellitoral.com.ar

Jueves 13de Diciembre de 2018CORRIENTES30°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$36,90

Dolar Venta:$38,70

Educación garantiza la aplicación de la ESI en las escuelas correntinas

Continúa el debate sobre la modificación de la ley de Educación Sexual Integral. Desde el ministerio aseguran que aplican este programa. 
 

imagen_1

El martes 4 de noviembre hubo un plenario de comisiones de Diputados para modificar la ley de Educación Sexual Integral (ESI) y pedir que sea de orden público, obligatoria, en todo el país, en escuelas públicas y privadas, laicas y religiosas. El dictamen salió y estiman que antes de fin de año será ley. En Corrientes, miembros de grupos “pro vida” están en contra de la “obligatoriedad de una sola visión”, mientras que referentes de género insisten en la presencia de este programa en las aulas. 
En este marco, el subsecretario de Gestión Educativa, Julio Navías, sostuvo que la línea de trabajo en las escuelas de la provincia es la de la ESI. Comentó que las instituciones públicas y privadas tienen libertad de aceptar que el Inadi dicte charlas en base a la ley que salió en el año 2006 o aceptar la “educación sexual basada en valores” organizadas por el doctor Alfredo Revidatti.
“Desde Educación trabajamos a través de la Dirección de Servicios Educativos de Prevención y Apoyo (Disepa) y trabajamos la ESI. Hace varios años realizamos actividades con este material en las aulas, luego de trabajar con los padres sobre cómo se iba a aplicar este material e incluso charlamos con la Iglesia, que en ese momento, cuando se aprobó la ley, estaba preocupada. El Ministerio de Educación también trabaja con el plan Enia, cuyo objetivo es la reducción y prevención del embarazo no intencional”, explicó Navías a este medio. 
También habló de que hay una “tendencia a querer modificar la ley que se está tratando en el Congreso”, refiriéndose al dictamen en Diputados. Al respecto opinó que esto sí debería tener otro análisis. 
“En las escuelas no se enseña a abortar, sí algunos grupos consideran que usar métodos anticonceptivos es abortar”, dijo en relación a una de las críticas de los sectores contrarios a la ley.  
En este marco, recordó que “cuando esto se aprobó y antes de aplicar en las aulas Educación se reunió con pastores y ellos entendieron que la ESI era necesaria, tuvimos varias reuniones de trabajo con el obispo, por ejemplo”. “En personas de grupos antagónicos nos encontramos con posiciones bastante fanáticas y esto genera diferencias. Es fundamental enseñar métodos anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados y también para prevenir enfermedades”, añadió. 
En relación al permiso para que en las aulas se den clases de “educación sexual en base a valores” de parte de referentes “pro vida” y que, por otro lado, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) hable con los alumnos, precisó: “Las escuelas, públicas y privadas, tienen libertad de aceptar recibir la charla que el directivo crea necesaria”. 
Cabe mencionar que el viernes pasado, el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik, explicó las razones por las cuales no están de acuerdo con que se modifique la legislación actual sobre esta enseñanza. 
En primer lugar, criticaron el punto reformado que elimina la posibilidad de adaptar las clases al “ideario institucional”. “Creemos que la ESI tiene que ser obligatoria, pero no desde una sola visión, sino que tiene que ser plural. Además, se debe respetar a los padres. Con respecto a género, dejamos un interrogante porque en octubre se realizará un encuentro de educadores católicos donde vamos a aprovechar para explicar los orígenes de la perspectiva de género, que se presenta como única y obligatoria”, dijo monseñor. 
“La escuela es uno de los ámbitos específicos para avanzar hacia la transformación de prácticas culturales fuertemente arraigadas, que profundizan las desigualdades y obstaculizan el desarrollo integral y pleno de nuestros niños y niñas. Por ello, estas exigencias y responsabilidades suponen un verdadero desafío: tenemos que trabajar con nosotras y nosotros mismos, con nuestros propios prejuicios, sometiéndolos al más riguroso y sincero análisis”, se lee en el prólogo del cuadernillo de la ESI. 
Luego agrega: “Así, como docentes y como directivos, podremos guiar a los niños y las niñas en el abordaje de información científica validada, para que puedan reflexionar sobre ella y ponerla en diálogo con sus prácticas cotidianas en un marco de respeto mutuo. Es preciso que los chicos y las chicas se formen en un juego de libre elección; que sean realmente capaces de discernir, de cuidarse, de cuidar al otro, para que conozcan y ejerzan sus derechos, sean soberanos de sus cuerpos y para que, fundamentalmente, no se queden solos con su miedo, su incertidumbre, su curiosidad”. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Educación garantiza la aplicación de la ESI en las escuelas correntinas

Continúa el debate sobre la modificación de la ley de Educación Sexual Integral. Desde el ministerio aseguran que aplican este programa. 
 

<p>Charla. El jueves el Inadi habló de la ESI en la Uocra.</p>

Charla. El jueves el Inadi habló de la ESI en la Uocra.

El martes 4 de noviembre hubo un plenario de comisiones de Diputados para modificar la ley de Educación Sexual Integral (ESI) y pedir que sea de orden público, obligatoria, en todo el país, en escuelas públicas y privadas, laicas y religiosas. El dictamen salió y estiman que antes de fin de año será ley. En Corrientes, miembros de grupos “pro vida” están en contra de la “obligatoriedad de una sola visión”, mientras que referentes de género insisten en la presencia de este programa en las aulas. 
En este marco, el subsecretario de Gestión Educativa, Julio Navías, sostuvo que la línea de trabajo en las escuelas de la provincia es la de la ESI. Comentó que las instituciones públicas y privadas tienen libertad de aceptar que el Inadi dicte charlas en base a la ley que salió en el año 2006 o aceptar la “educación sexual basada en valores” organizadas por el doctor Alfredo Revidatti.
“Desde Educación trabajamos a través de la Dirección de Servicios Educativos de Prevención y Apoyo (Disepa) y trabajamos la ESI. Hace varios años realizamos actividades con este material en las aulas, luego de trabajar con los padres sobre cómo se iba a aplicar este material e incluso charlamos con la Iglesia, que en ese momento, cuando se aprobó la ley, estaba preocupada. El Ministerio de Educación también trabaja con el plan Enia, cuyo objetivo es la reducción y prevención del embarazo no intencional”, explicó Navías a este medio. 
También habló de que hay una “tendencia a querer modificar la ley que se está tratando en el Congreso”, refiriéndose al dictamen en Diputados. Al respecto opinó que esto sí debería tener otro análisis. 
“En las escuelas no se enseña a abortar, sí algunos grupos consideran que usar métodos anticonceptivos es abortar”, dijo en relación a una de las críticas de los sectores contrarios a la ley.  
En este marco, recordó que “cuando esto se aprobó y antes de aplicar en las aulas Educación se reunió con pastores y ellos entendieron que la ESI era necesaria, tuvimos varias reuniones de trabajo con el obispo, por ejemplo”. “En personas de grupos antagónicos nos encontramos con posiciones bastante fanáticas y esto genera diferencias. Es fundamental enseñar métodos anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados y también para prevenir enfermedades”, añadió. 
En relación al permiso para que en las aulas se den clases de “educación sexual en base a valores” de parte de referentes “pro vida” y que, por otro lado, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) hable con los alumnos, precisó: “Las escuelas, públicas y privadas, tienen libertad de aceptar recibir la charla que el directivo crea necesaria”. 
Cabe mencionar que el viernes pasado, el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik, explicó las razones por las cuales no están de acuerdo con que se modifique la legislación actual sobre esta enseñanza. 
En primer lugar, criticaron el punto reformado que elimina la posibilidad de adaptar las clases al “ideario institucional”. “Creemos que la ESI tiene que ser obligatoria, pero no desde una sola visión, sino que tiene que ser plural. Además, se debe respetar a los padres. Con respecto a género, dejamos un interrogante porque en octubre se realizará un encuentro de educadores católicos donde vamos a aprovechar para explicar los orígenes de la perspectiva de género, que se presenta como única y obligatoria”, dijo monseñor. 
“La escuela es uno de los ámbitos específicos para avanzar hacia la transformación de prácticas culturales fuertemente arraigadas, que profundizan las desigualdades y obstaculizan el desarrollo integral y pleno de nuestros niños y niñas. Por ello, estas exigencias y responsabilidades suponen un verdadero desafío: tenemos que trabajar con nosotras y nosotros mismos, con nuestros propios prejuicios, sometiéndolos al más riguroso y sincero análisis”, se lee en el prólogo del cuadernillo de la ESI. 
Luego agrega: “Así, como docentes y como directivos, podremos guiar a los niños y las niñas en el abordaje de información científica validada, para que puedan reflexionar sobre ella y ponerla en diálogo con sus prácticas cotidianas en un marco de respeto mutuo. Es preciso que los chicos y las chicas se formen en un juego de libre elección; que sean realmente capaces de discernir, de cuidarse, de cuidar al otro, para que conozcan y ejerzan sus derechos, sean soberanos de sus cuerpos y para que, fundamentalmente, no se queden solos con su miedo, su incertidumbre, su curiosidad”.