ellitoral.com.ar

Viernes 18de Enero de 2019CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$36,70

Dolar Venta:$38,50

Mujer golpeada

Por José Ceschi

 ¡Buen día! “A la mujer siempre hay que pegarle; porque si el marido ignora por qué se lo merece, ella sí lo sabe”...
 Este “romántico” principio de conducta conyugal viene de pueblos primitivos y no faltará algún marido que esté de acuerdo con él... Más de uno, en realidad. ¿Me equivoco? 
Aunque el tema de la mujer golpeada es tal vez tan antiguo como el hombre, sorprende que aún en sociedades altamente desarrolladas en lo social persisten todavía esas cavernarias expresiones de violencia.
¿Qué hacer en defensa de la mujer y para cambiar esa vieja mentalidad? Muchas cosas. Por ejemplo, las que sugiere la Dra. Eneri Edit Martínez en una nota con indicaciones precisas: 
“a) Aceptar que bajo ninguna circunstancia ningún ser humano debe ser golpeado jamás.
b) Bregar para que la aplicación de la ley no se detenga en el umbral de los hogares.
c) Instruir a la policía para que reciba las denuncias.
d) Crear grupos de ayuda para mujeres golpeadas en parroquias, clubes, hospitales, etc.
e) Ayudar al hombre golpeador para que conozca otras formas de relación que sean más gratificantes para él mismo.
f) Educar desde temprano al niño para que en sus interacciones predomine el respecto hacia sí mismo y hacia los demás.
g) Promover la apertura de refugios para la mujer golpeada y sus hijos.
h) Reconocer que la violencia en la familia genera futuros hombres y mujeres violentos.
i) Tomar conciencia de que en este mundo en que vivimos el hombre no debe mostrarse siempre duro, combativo, exitoso. Esta exigencia le impide demostrar los sentimientos tiernos, las emociones, la sensibilidad que él también tiene y la necesidad de afecto y apoyo que todo ser humano anhela. 
¡Hasta mañana!

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Mujer golpeada

Por José Ceschi

 ¡Buen día! “A la mujer siempre hay que pegarle; porque si el marido ignora por qué se lo merece, ella sí lo sabe”...
 Este “romántico” principio de conducta conyugal viene de pueblos primitivos y no faltará algún marido que esté de acuerdo con él... Más de uno, en realidad. ¿Me equivoco? 
Aunque el tema de la mujer golpeada es tal vez tan antiguo como el hombre, sorprende que aún en sociedades altamente desarrolladas en lo social persisten todavía esas cavernarias expresiones de violencia.
¿Qué hacer en defensa de la mujer y para cambiar esa vieja mentalidad? Muchas cosas. Por ejemplo, las que sugiere la Dra. Eneri Edit Martínez en una nota con indicaciones precisas: 
“a) Aceptar que bajo ninguna circunstancia ningún ser humano debe ser golpeado jamás.
b) Bregar para que la aplicación de la ley no se detenga en el umbral de los hogares.
c) Instruir a la policía para que reciba las denuncias.
d) Crear grupos de ayuda para mujeres golpeadas en parroquias, clubes, hospitales, etc.
e) Ayudar al hombre golpeador para que conozca otras formas de relación que sean más gratificantes para él mismo.
f) Educar desde temprano al niño para que en sus interacciones predomine el respecto hacia sí mismo y hacia los demás.
g) Promover la apertura de refugios para la mujer golpeada y sus hijos.
h) Reconocer que la violencia en la familia genera futuros hombres y mujeres violentos.
i) Tomar conciencia de que en este mundo en que vivimos el hombre no debe mostrarse siempre duro, combativo, exitoso. Esta exigencia le impide demostrar los sentimientos tiernos, las emociones, la sensibilidad que él también tiene y la necesidad de afecto y apoyo que todo ser humano anhela. 
¡Hasta mañana!