Puesteros de Ex Vía: empeora la situación y buscan alternativas ante falta de respuestas
ellitoral.com.ar

Domingo 16de Junio de 2019CORRIENTES15°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$43,00

Dolar Venta:$45,00

Puesteros de Ex Vía: empeora la situación y buscan alternativas ante falta de respuestas

Los comerciantes afectados por el incendio se muestran preocupados, a más de una semana del último contacto con funcionarios. Comenzaron a vender arroz con pollo, lo harán todos los sábados y juntarán fondos para tratar de construir una estructura para refugiarse.
 

imagen_1

Luego del incendio que destruyó más de 80 puestos en el paseo de compras ubicado en Córdoba y Lavalle, los comerciantes afectados siguen a la espera de soluciones y evaluando alternativas para poder salir de la apremiante situación. 
La mayoría de los feriantes perdió la totalidad del stock y, a pesar de que algunos lograron comprar varios productos para revender, las complicaciones volvieron con las fuertes lluvias de los últimos días. Ante esta situación, crece el malestar por la falta de respuestas oficiales.
En diálogo con El Litoral, Norma, una de las puesteras comentó lamentandose ayer que “hace más de una semana que los funcionarios municipales no se acercan a hablar con nosotros, ni si quiera por teléfono”. 
Mientras tanto, algunos decidieron trabajar incluso los domingos, tratando de vender los pocos productos con los que cuentan, impedidos de poder viajar y renovar el stock. Allí, con escasas comodidades, intentan empezar de nuevo a pesar de las adversidades. 
“Nos prometieron una lona para cubrirnos del sol y la lluvia, pero pasaron varios días y no tuvimos novedades”, señaló ayer la comerciante. Los puesteros, por su parte, juntan plata y comenzaron a comprar lentamente algunos materiales que les servirán para armar alguna estructura para mantenerse a resguardo.
“Compramos hierros, pero necesitamos acompañamiento porque así no podemos seguir”, expresó ayer a este matutino una de las feriantes. 
De acuerdo a la información con la que cuentan, el galpón incendiado sería demolido y en ese mismo sitio podrían montar alguna estructura para que se acomoden los puestos nuevamente. “Nos dijeron que al menos un techo nos van a dar, el tema es que pasan los días y nosotros no tenemos como mantenernos”, señalaron angustiados. 
Es que, con escaso dinero, la mayoría no está en condiciones de viajar a Buenos Aires, donde acuden habitualmente a comprar mercadería para revender. Además, comienzan a apremiar  los gastos fijos y cuentas como alquileres y boletas de servicio que vencieron y a las que no pueden hacer frente con las escasas ventas de algunos pocos puestos. 

Rebusque
Sin asistencia oficial y en una situación que consideran “desesperante”, los puesteros iniciaron el sábado la venta de arroz con pollo para poder juntar fondos. La primera jornada fue relativamente positiva y la repetirán todos los sábados, con la porción a $70. “Los vecinos se portaron muy bien con nosotros y nos ayudaron”, expresó Norma.
Más allá de esto, lo recaudado resulta insuficiente para poder rearmar el stock, por lo que destinarán el dinero para poder comprar materiales e intentar construir algún refugio. Es que, con las últimas lluvias, volvieron a perder mercadería y la situación económica se agravó.
Al respecto, una de las comerciantes señaló que “necesitamos alrededor de $50 mil como para volver a empezar”. 
Por el momento, tratan de subsistir casi exclusivamente con la ayuda de familiares o colegas del rubro que aportan algunas prendas para que ellos las puedan comercializar. 
En tanto, algunos evalúan vender bienes personales para poder tener efectivo, y piensan en la posibilidad de un préstamo en el mediano plazo, cuando comience a llegar la asistencia municipal y puedan dejar de estar en la intemperie sobre Ex Vía.
Además, los puesteros comentaron ayer que la idea es intentar reunirse con el Gobernador, con la intención de gestionar algunos pedidos urgentes que requieren en este momento de zozobra. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Puesteros de Ex Vía: empeora la situación y buscan alternativas ante falta de respuestas

Los comerciantes afectados por el incendio se muestran preocupados, a más de una semana del último contacto con funcionarios. Comenzaron a vender arroz con pollo, lo harán todos los sábados y juntarán fondos para tratar de construir una estructura para refugiarse.
 

<p>Trabajo. Sobre Ex Vía, algunos comerciantes trabajan de corrido, incluso los domingos.</p>

Trabajo. Sobre Ex Vía, algunos comerciantes trabajan de corrido, incluso los domingos.

Luego del incendio que destruyó más de 80 puestos en el paseo de compras ubicado en Córdoba y Lavalle, los comerciantes afectados siguen a la espera de soluciones y evaluando alternativas para poder salir de la apremiante situación. 
La mayoría de los feriantes perdió la totalidad del stock y, a pesar de que algunos lograron comprar varios productos para revender, las complicaciones volvieron con las fuertes lluvias de los últimos días. Ante esta situación, crece el malestar por la falta de respuestas oficiales.
En diálogo con El Litoral, Norma, una de las puesteras comentó lamentandose ayer que “hace más de una semana que los funcionarios municipales no se acercan a hablar con nosotros, ni si quiera por teléfono”. 
Mientras tanto, algunos decidieron trabajar incluso los domingos, tratando de vender los pocos productos con los que cuentan, impedidos de poder viajar y renovar el stock. Allí, con escasas comodidades, intentan empezar de nuevo a pesar de las adversidades. 
“Nos prometieron una lona para cubrirnos del sol y la lluvia, pero pasaron varios días y no tuvimos novedades”, señaló ayer la comerciante. Los puesteros, por su parte, juntan plata y comenzaron a comprar lentamente algunos materiales que les servirán para armar alguna estructura para mantenerse a resguardo.
“Compramos hierros, pero necesitamos acompañamiento porque así no podemos seguir”, expresó ayer a este matutino una de las feriantes. 
De acuerdo a la información con la que cuentan, el galpón incendiado sería demolido y en ese mismo sitio podrían montar alguna estructura para que se acomoden los puestos nuevamente. “Nos dijeron que al menos un techo nos van a dar, el tema es que pasan los días y nosotros no tenemos como mantenernos”, señalaron angustiados. 
Es que, con escaso dinero, la mayoría no está en condiciones de viajar a Buenos Aires, donde acuden habitualmente a comprar mercadería para revender. Además, comienzan a apremiar  los gastos fijos y cuentas como alquileres y boletas de servicio que vencieron y a las que no pueden hacer frente con las escasas ventas de algunos pocos puestos. 

Rebusque
Sin asistencia oficial y en una situación que consideran “desesperante”, los puesteros iniciaron el sábado la venta de arroz con pollo para poder juntar fondos. La primera jornada fue relativamente positiva y la repetirán todos los sábados, con la porción a $70. “Los vecinos se portaron muy bien con nosotros y nos ayudaron”, expresó Norma.
Más allá de esto, lo recaudado resulta insuficiente para poder rearmar el stock, por lo que destinarán el dinero para poder comprar materiales e intentar construir algún refugio. Es que, con las últimas lluvias, volvieron a perder mercadería y la situación económica se agravó.
Al respecto, una de las comerciantes señaló que “necesitamos alrededor de $50 mil como para volver a empezar”. 
Por el momento, tratan de subsistir casi exclusivamente con la ayuda de familiares o colegas del rubro que aportan algunas prendas para que ellos las puedan comercializar. 
En tanto, algunos evalúan vender bienes personales para poder tener efectivo, y piensan en la posibilidad de un préstamo en el mediano plazo, cuando comience a llegar la asistencia municipal y puedan dejar de estar en la intemperie sobre Ex Vía.
Además, los puesteros comentaron ayer que la idea es intentar reunirse con el Gobernador, con la intención de gestionar algunos pedidos urgentes que requieren en este momento de zozobra.