ellitoral.com.ar

Lunes 26de Agosto de 2019CORRIENTES17°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$53,00

Dolar Venta:$57,00

La caída de las ventas afectó a los súper, pero repuntaron en comercios barriales

Desde la Federación Económica de Corrientes adelantaron a El Litoral que hay indicios de que habrá una disminución de la inflación en los próximos meses.
 

imagen_1

Desde la Federación Económica de Corrientes (FEC) evaluaron el primer semestre del año en materia de consumo e inflación. En este sentido, consignaron que la crisis continuó afectando a todos los sectores, pero el más perjudicado, en cuanto a caída de ventas, siguió siendo el de los supermercados. Si bien no niegan el impacto de la alta inflación y la difícil situación que están atravesando las familias por la caída del poder adquisitivo y los comerciantes por las bajas ventas, estiman que julio cerrará mejor que el mes anterior.
Las paritarias salariales y el buen movimiento del sector agrario llevan a pensar que levemente la inflación disminuirá.
Por otra parte, indicaron que esta situación de crisis en los grandes comercios no alcanzó a los negocios barriales. Por el contrario, volvieron a tomar protagonismo y es donde se encuentran, en muchas ocasiones, los precios más bajos; por lo tanto en ellos las ventas son muchos mejores. 
“Habíamos pensado que la recesión iba a durar menos, pero el primer semestre del año fue muy duro para el país. Con respecto al consumo, ahora hay indicios de una recuperación. Se comienza a vislumbrar una mejora lentamente. El agro fue el sector que más impulso tuvo en la reactivación y ahora comenzamos a ver cómo los planes del Gobierno están comenzando a marcar mejoras, ampliaron el Ahora 12 y hubo buen movimiento comercial con el Plan 0 km”, dijo a El Litoral el presidente de la FEC, Daniel Cassiet. 
Si bien estima que se empezó a mover la economía y puede haber mayor estabilidad en el país, todavía “la inflación tiene valores muy altos” y que “en los últimos tres meses ya se vio una tendencia a la baja”. “No podemos estar conformes con la inflación de hoy, pero viendo los meses anteriores podemos pensar que irá mejorando y que tendremos una mejora gradual”, sostuvo a este medio gráfico.
“Hay nuevos programas monetarios del Gobierno nacional que entendemos como medidas para mejorar la economía. Hay todavía situaciones que cuestan modificar. Al comerciante le resulta muy difícil avanzar con las tasas que hoy están en el mercado, siguen siendo muy altas y retrasa la mejora en cuanto a la inflación”, dijo Cassiet y sostuvo que “estimamos que no tendremos un mes peor que el anterior, sí al comparar con el año 2018”. 
En este sentido, agregó que “lo fundamental es la estabilidad del dólar”. 
Respecto al sector más perjudicado por esta crisis económica, sostuvo que fue el de los supermercados ya que “los indicadores muestran que bajaron sus niveles de venta”. Sin embargo, sí ocuparon un mejor lugar los negocios barriales ya que, así como publicó este diario en notas anteriores, tienen precios más bajos que los supermercados y que otros negocios como ser carnicerías ubicadas en el centro de la ciudad. 
“Hoy el consumo cambió y los supermercados de barrios están siendo más competitivos por los precios que tienen. También se da otra particularidad, no se llenan los carritos como antes, la gente compra lo que consume en el día, por eso el negocio barrial volvió a tener protagonismo. Eso es así, tanto que se ve cómo los grandes supermercados deben hacer promociones u ofertas para poder competir”, señaló Cassiet.
En este contexto, continuó: “La gente está más pendiente de los costos, busca los precios más bajos para que el salario rinda lo máximo posible. Con las paritarias habrá una recuperación del salario, se van a actualizar en relación a la  inflación y esto también ayudará a mejorar la economía ya que se estima un mayor consumo. El aguinaldo también ayudó a la recuperación del sector comercial en el mes de julio”, concluyó. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La caída de las ventas afectó a los súper, pero repuntaron en comercios barriales

Desde la Federación Económica de Corrientes adelantaron a El Litoral que hay indicios de que habrá una disminución de la inflación en los próximos meses.
 

<p>Supermercados. Es el sector que más está siendo perjudicado, cayeron las ventas y los precios de los productos aumentan constantemente.</p>

Supermercados. Es el sector que más está siendo perjudicado, cayeron las ventas y los precios de los productos aumentan constantemente.

Desde la Federación Económica de Corrientes (FEC) evaluaron el primer semestre del año en materia de consumo e inflación. En este sentido, consignaron que la crisis continuó afectando a todos los sectores, pero el más perjudicado, en cuanto a caída de ventas, siguió siendo el de los supermercados. Si bien no niegan el impacto de la alta inflación y la difícil situación que están atravesando las familias por la caída del poder adquisitivo y los comerciantes por las bajas ventas, estiman que julio cerrará mejor que el mes anterior.
Las paritarias salariales y el buen movimiento del sector agrario llevan a pensar que levemente la inflación disminuirá.
Por otra parte, indicaron que esta situación de crisis en los grandes comercios no alcanzó a los negocios barriales. Por el contrario, volvieron a tomar protagonismo y es donde se encuentran, en muchas ocasiones, los precios más bajos; por lo tanto en ellos las ventas son muchos mejores. 
“Habíamos pensado que la recesión iba a durar menos, pero el primer semestre del año fue muy duro para el país. Con respecto al consumo, ahora hay indicios de una recuperación. Se comienza a vislumbrar una mejora lentamente. El agro fue el sector que más impulso tuvo en la reactivación y ahora comenzamos a ver cómo los planes del Gobierno están comenzando a marcar mejoras, ampliaron el Ahora 12 y hubo buen movimiento comercial con el Plan 0 km”, dijo a El Litoral el presidente de la FEC, Daniel Cassiet. 
Si bien estima que se empezó a mover la economía y puede haber mayor estabilidad en el país, todavía “la inflación tiene valores muy altos” y que “en los últimos tres meses ya se vio una tendencia a la baja”. “No podemos estar conformes con la inflación de hoy, pero viendo los meses anteriores podemos pensar que irá mejorando y que tendremos una mejora gradual”, sostuvo a este medio gráfico.
“Hay nuevos programas monetarios del Gobierno nacional que entendemos como medidas para mejorar la economía. Hay todavía situaciones que cuestan modificar. Al comerciante le resulta muy difícil avanzar con las tasas que hoy están en el mercado, siguen siendo muy altas y retrasa la mejora en cuanto a la inflación”, dijo Cassiet y sostuvo que “estimamos que no tendremos un mes peor que el anterior, sí al comparar con el año 2018”. 
En este sentido, agregó que “lo fundamental es la estabilidad del dólar”. 
Respecto al sector más perjudicado por esta crisis económica, sostuvo que fue el de los supermercados ya que “los indicadores muestran que bajaron sus niveles de venta”. Sin embargo, sí ocuparon un mejor lugar los negocios barriales ya que, así como publicó este diario en notas anteriores, tienen precios más bajos que los supermercados y que otros negocios como ser carnicerías ubicadas en el centro de la ciudad. 
“Hoy el consumo cambió y los supermercados de barrios están siendo más competitivos por los precios que tienen. También se da otra particularidad, no se llenan los carritos como antes, la gente compra lo que consume en el día, por eso el negocio barrial volvió a tener protagonismo. Eso es así, tanto que se ve cómo los grandes supermercados deben hacer promociones u ofertas para poder competir”, señaló Cassiet.
En este contexto, continuó: “La gente está más pendiente de los costos, busca los precios más bajos para que el salario rinda lo máximo posible. Con las paritarias habrá una recuperación del salario, se van a actualizar en relación a la  inflación y esto también ayudará a mejorar la economía ya que se estima un mayor consumo. El aguinaldo también ayudó a la recuperación del sector comercial en el mes de julio”, concluyó.