ellitoral.com.ar

Sabado 24de Agosto de 2019CORRIENTES18°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$53,00

Dolar Venta:$57,00

BASQUET:

Colectivos: choferes realizaron asamblea y el servicio se vio afectado cerca de una hora

Para las 11:30, colectiveros se reunieron sorpresivamente en la zona del puerto y cortaron los recorridos. Reclamaban el pago del medio aguinaldo, que se concretó poco después. Los usuarios sufrieron la espera en las paradas. 
 

imagen_1

El servicio de colectivos urbanos de la ciudad se vio interrumpido ayer poco antes del mediodía por una asamblea realizada por los choferes en la zona del puerto. De esta manera, cerca de las 11:30, los colectiveros de la empresa Ersa comenzaron a estacionar las unidades, por lo que se produjeron importantes demoras en las paradas. 
El reclamo de los trabajadores se debió a un nuevo incumplimiento por parte de las firmas de transporte, que en este caso todavía no habían depositado el medio aguinaldo. El compromiso de abonar una parte del sueldo anual complementario se había dado en el marco de la presentación del procedimiento preventivo de crisis, cuestión que todavía se encuentra en análisis y discusión. 
Los choferes, ante la falta de pago, estacionaron los coches y se bajaron para asistir a la asamblea, de la que participaron también miembros de la comisión directiva de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). En sectores aledaños al puerto se pudo ver largas filas de unidades que habían salido de circulación. Por La Rioja, Salta y avenida Vera, fueron decenas de colectivos los que pararon, generando sorpresa y algunas complicaciones viales. 
La reunión de los choferes se extendió por aproximadamente 45 minutos, hasta que comprobaron que el pago del medio aguinaldo había sido depositado en las cuentas. De esta manera, tras asegurarse de que las empresas habían cumplido con el depósito, los choferes decidieron retomar el servicio. 
Aunque la asamblea debía durar al menos hasta las 14, lo cierto es que para las 12:15 aproximadamente los colectiveros subieron nuevamente a las unidades, suspendiendo además una segunda asamblea que iba a realizarse a la tarde por el mismo motivo. 
Más allá de que la reunión duró 45 minutos, la situación tardó en normalizarse. De a poco, pasado el mediodía, los coches comenzaron lentamente a retomar sus trazas habituales. Así, los ramales de Ersa, incluido el Chaco-Corrientes, normalizaron el servicio paulatinamente. Por su parte, los trabajadores de la empresa Turismo Miramar no suspendieron su labor y los recorridos de sus unidades  funcionaron con normalidad. 
La pausa en la zona del puerto acarreó complicaciones para los usuarios que se encontraban esperando el colectivo tanto en el centro como en los barrios. Así, las paradas de calle Salta y La Rioja, entre varios otros sectores de la ciudad, se colmó de personas. 
Como la medida fue sorpresiva, los usuarios carecían de información y se fueron enterando de lo que sucedía con el pasar de las horas. Sin plazos para que se restableciera el servicio, reinó la incertidumbre y algunos decidieron volver a sus casas en remis al no saber a ciencia cierta a qué hora volverían a circular los colectivos. 
Con el cumplimiento del pago por parte de las empresas, vuelve a haber una tregua, al menos momentánea, con los choferes, aunque el conflicto continúa por otras cuestiones. Ya conseguida la recomposición salarial de un 20% y el pago de un monto no remunerativo, deberán avanzar con el diálogo por el procedimiento preventivo de crisis. 
En el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo de la provincia se espera que haya nuevas reuniones para discutir el tema. Desde el gremio que nuclea a los choferes ya adelantaron que rechazarán esa posibilidad, porque temen que haya despidos o suspensiones en el mediano plazo. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Colectivos: choferes realizaron asamblea y el servicio se vio afectado cerca de una hora

Para las 11:30, colectiveros se reunieron sorpresivamente en la zona del puerto y cortaron los recorridos. Reclamaban el pago del medio aguinaldo, que se concretó poco después. Los usuarios sufrieron la espera en las paradas. 
 

El servicio de colectivos urbanos de la ciudad se vio interrumpido ayer poco antes del mediodía por una asamblea realizada por los choferes en la zona del puerto. De esta manera, cerca de las 11:30, los colectiveros de la empresa Ersa comenzaron a estacionar las unidades, por lo que se produjeron importantes demoras en las paradas. 
El reclamo de los trabajadores se debió a un nuevo incumplimiento por parte de las firmas de transporte, que en este caso todavía no habían depositado el medio aguinaldo. El compromiso de abonar una parte del sueldo anual complementario se había dado en el marco de la presentación del procedimiento preventivo de crisis, cuestión que todavía se encuentra en análisis y discusión. 
Los choferes, ante la falta de pago, estacionaron los coches y se bajaron para asistir a la asamblea, de la que participaron también miembros de la comisión directiva de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). En sectores aledaños al puerto se pudo ver largas filas de unidades que habían salido de circulación. Por La Rioja, Salta y avenida Vera, fueron decenas de colectivos los que pararon, generando sorpresa y algunas complicaciones viales. 
La reunión de los choferes se extendió por aproximadamente 45 minutos, hasta que comprobaron que el pago del medio aguinaldo había sido depositado en las cuentas. De esta manera, tras asegurarse de que las empresas habían cumplido con el depósito, los choferes decidieron retomar el servicio. 
Aunque la asamblea debía durar al menos hasta las 14, lo cierto es que para las 12:15 aproximadamente los colectiveros subieron nuevamente a las unidades, suspendiendo además una segunda asamblea que iba a realizarse a la tarde por el mismo motivo. 
Más allá de que la reunión duró 45 minutos, la situación tardó en normalizarse. De a poco, pasado el mediodía, los coches comenzaron lentamente a retomar sus trazas habituales. Así, los ramales de Ersa, incluido el Chaco-Corrientes, normalizaron el servicio paulatinamente. Por su parte, los trabajadores de la empresa Turismo Miramar no suspendieron su labor y los recorridos de sus unidades  funcionaron con normalidad. 
La pausa en la zona del puerto acarreó complicaciones para los usuarios que se encontraban esperando el colectivo tanto en el centro como en los barrios. Así, las paradas de calle Salta y La Rioja, entre varios otros sectores de la ciudad, se colmó de personas. 
Como la medida fue sorpresiva, los usuarios carecían de información y se fueron enterando de lo que sucedía con el pasar de las horas. Sin plazos para que se restableciera el servicio, reinó la incertidumbre y algunos decidieron volver a sus casas en remis al no saber a ciencia cierta a qué hora volverían a circular los colectivos. 
Con el cumplimiento del pago por parte de las empresas, vuelve a haber una tregua, al menos momentánea, con los choferes, aunque el conflicto continúa por otras cuestiones. Ya conseguida la recomposición salarial de un 20% y el pago de un monto no remunerativo, deberán avanzar con el diálogo por el procedimiento preventivo de crisis. 
En el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo de la provincia se espera que haya nuevas reuniones para discutir el tema. Desde el gremio que nuclea a los choferes ya adelantaron que rechazarán esa posibilidad, porque temen que haya despidos o suspensiones en el mediano plazo.