La Unne inaugura una muestra sobre investigación en artes
ellitoral.com.ar
CORRIENTES:

La Unne inaugura una muestra sobre investigación en artes

imagen_0

En la Sala del Sol del Centro Cultural Universitario (Córdoba y 9 de Julio) será inaugurada mañana a las 20 la muestra “Detiene el gesto y no es” de Agustina Wischnivetzky. La exposición forma parte de una investigación en artes realizada para concluir la tesina de grado titulada “Hakeo y metáfora. Producción de una instalación desde auto-escanografías espectrales como gesto de subversión de sistemas de control sobre los cuerpos”, con la dirección de Maia Bradford. 
Para conocer más del proceso de la muestra, Agustina respondió algunas preguntas al CCU.

—¿De qué trata la Expo?
—Agustina: Es una instalación audiovisual que, en palabras de la curadora, busca construir una serie de metáforas en torno al uso de imágenes en las sociedades de control. El espacio que convoca, nos sitúa frente a máquinas en pleno funcionamiento errático, donde los cuerpos componen una poética huidiza, migrante y espectral dentro de los regímenes de signo que hoy imperan.
—¿Cómo nace la idea de la Expo? 
—Agustina: Primero fueron experimentaciones con un escáner portátil sobre el cuerpo, de ahí pensar este y otros dispositivos de la misma línea, sus sistema de usos y modos de ejercer control sobre los cuerpos, ya sea desde el registro, el diagnóstico, la revisión y la representación, dentro de un modelo de regulación. Y cómo, desde una práctica “errada” para el dispositivo, se podrían generar metáforas que lo subviertan. La instalación surge también porque forma parte de mi tesina en la Licenciatura en Artes Combinadas.
—¿Cuánto tiempo te llevó realizarla? 
—Agustina: Los primeros registros fueron hace un año, después fue ir pensando y resolviendo cuestiones para realizarla, en paralelo a la parte teórica del proyecto.
—¿Cómo te sentiste durante el proceso ?
—Agustina: Lo vengo disfrutando bastante. Comenzó siendo más solitario y se fue abriendo de a poco. Incluso la producción final se volvió muy colaborativa, por ejemplo, el sonido fue resuelto junto con Nico Ojeda. Hubo mucho intercambio y acompañamiento; con mi directora de tesis Maia Bradford, con la curadora Agustina Wetzel y con algunos amigos. Muchas personas ayudaron, desde préstamos, traslados, consultas, abracitos. Me emociona y les agradezco un montón.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La Unne inaugura una muestra sobre investigación en artes

En la Sala del Sol del Centro Cultural Universitario (Córdoba y 9 de Julio) será inaugurada mañana a las 20 la muestra “Detiene el gesto y no es” de Agustina Wischnivetzky. La exposición forma parte de una investigación en artes realizada para concluir la tesina de grado titulada “Hakeo y metáfora. Producción de una instalación desde auto-escanografías espectrales como gesto de subversión de sistemas de control sobre los cuerpos”, con la dirección de Maia Bradford. 
Para conocer más del proceso de la muestra, Agustina respondió algunas preguntas al CCU.

—¿De qué trata la Expo?
—Agustina: Es una instalación audiovisual que, en palabras de la curadora, busca construir una serie de metáforas en torno al uso de imágenes en las sociedades de control. El espacio que convoca, nos sitúa frente a máquinas en pleno funcionamiento errático, donde los cuerpos componen una poética huidiza, migrante y espectral dentro de los regímenes de signo que hoy imperan.
—¿Cómo nace la idea de la Expo? 
—Agustina: Primero fueron experimentaciones con un escáner portátil sobre el cuerpo, de ahí pensar este y otros dispositivos de la misma línea, sus sistema de usos y modos de ejercer control sobre los cuerpos, ya sea desde el registro, el diagnóstico, la revisión y la representación, dentro de un modelo de regulación. Y cómo, desde una práctica “errada” para el dispositivo, se podrían generar metáforas que lo subviertan. La instalación surge también porque forma parte de mi tesina en la Licenciatura en Artes Combinadas.
—¿Cuánto tiempo te llevó realizarla? 
—Agustina: Los primeros registros fueron hace un año, después fue ir pensando y resolviendo cuestiones para realizarla, en paralelo a la parte teórica del proyecto.
—¿Cómo te sentiste durante el proceso ?
—Agustina: Lo vengo disfrutando bastante. Comenzó siendo más solitario y se fue abriendo de a poco. Incluso la producción final se volvió muy colaborativa, por ejemplo, el sonido fue resuelto junto con Nico Ojeda. Hubo mucho intercambio y acompañamiento; con mi directora de tesis Maia Bradford, con la curadora Agustina Wetzel y con algunos amigos. Muchas personas ayudaron, desde préstamos, traslados, consultas, abracitos. Me emociona y les agradezco un montón.