ellitoral.com.ar

Sabado 28de Marzo de 2020CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$60,50

Dolar Venta:$65,50

Preocupación por la proliferación de los minibasurales y nuevos focos infecciosos

Desde las cooperativas de carreros y recicladores manifestaron su temor por la generación de depósitos de residuos en los barrios ante la imposibilidad de poder salir a recolectar. Solicitarán la posibilidad de prestar servicio de manera reducida.
 

Preocupación. Vecinos reclamaron por la generación de un basural entre calles Elías Abad y Perugorría.

El aislamiento social preventivo y obligatorio nacional cambió múltiples conductas y hábitos durante las últimas semanas, y ante la imposibilidad de circular por las calles y recolectar los residuos, desde la asociación de carreros y recicladores manifestaron su preocupación por la proliferación de basurales a cielo abierto y el riesgo que conlleva para la salud en el contexto de emergencia sanitaria por dengue. Los trabajadores del sector informal señalaron que prestan una actividad muy importante para la limpieza de los barrios y solicitarán algunos permisos para desarrollar su actividad, aunque sea de manera reducida mientras dure la medida restrictiva por la pandemia de coronavirus.
En tanto, el servicio de recolección de residuos en la ciudad funciona con normalidad, aunque cuenta con una menor cantidad de personal debido a las personas licenciadas por encontrarse dentro del grupo de riesgo.
“Mediante nuestra actividad impedíamos que se generaran los basurales a cielo abierto en los barrios del norte y del sur de la ciudad. Pero ante la imposibilidad de poder circular durante el aislamiento social obligatorio, no sólo no contamos con ingresos económicos, sino tampoco podemos contribuir a la limpieza de los barrios”, expresó a El Litoral el referente de la Unión de Carreros y Recicladores de Corrientes, Cristian Piris. “Nuestra preocupación pasa por el hecho de que si no realizamos nuestro trabajo, se corre riesgo de que en esta situación de emergencia la recolección municipal de residuos no dé abasto y se generen nuevos focos de infección de dengue”, añadió el trabajador.
Desde la Unión de Carreros y Recicladores, que se encuentra comprendida en la Federación de Trabajadores Correntinos (Fetrac), manifestaron que se encuentran cumpliendo con las medidas de aislamiento social obligatorio por coronavirus, pero solicitarán permisos para poder desarrollar sus actividades de manera reducida. “Estamos trabajando junto con el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) para poder desarrollar nuestras labores de manera reducida al menos, ya que nos encontramos contemplados en las excepciones del DNU presidencial de aislamiento social. De igual forma, deberá ser un pedido que puedan cumplir desde el Estado provincial y la Municipalidad porque son ellos los encargados de controlar el movimiento en la ciudad”, indicó Piris. 
(FC)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Preocupación por la proliferación de los minibasurales y nuevos focos infecciosos

Desde las cooperativas de carreros y recicladores manifestaron su temor por la generación de depósitos de residuos en los barrios ante la imposibilidad de poder salir a recolectar. Solicitarán la posibilidad de prestar servicio de manera reducida.
 

El aislamiento social preventivo y obligatorio nacional cambió múltiples conductas y hábitos durante las últimas semanas, y ante la imposibilidad de circular por las calles y recolectar los residuos, desde la asociación de carreros y recicladores manifestaron su preocupación por la proliferación de basurales a cielo abierto y el riesgo que conlleva para la salud en el contexto de emergencia sanitaria por dengue. Los trabajadores del sector informal señalaron que prestan una actividad muy importante para la limpieza de los barrios y solicitarán algunos permisos para desarrollar su actividad, aunque sea de manera reducida mientras dure la medida restrictiva por la pandemia de coronavirus.
En tanto, el servicio de recolección de residuos en la ciudad funciona con normalidad, aunque cuenta con una menor cantidad de personal debido a las personas licenciadas por encontrarse dentro del grupo de riesgo.
“Mediante nuestra actividad impedíamos que se generaran los basurales a cielo abierto en los barrios del norte y del sur de la ciudad. Pero ante la imposibilidad de poder circular durante el aislamiento social obligatorio, no sólo no contamos con ingresos económicos, sino tampoco podemos contribuir a la limpieza de los barrios”, expresó a El Litoral el referente de la Unión de Carreros y Recicladores de Corrientes, Cristian Piris. “Nuestra preocupación pasa por el hecho de que si no realizamos nuestro trabajo, se corre riesgo de que en esta situación de emergencia la recolección municipal de residuos no dé abasto y se generen nuevos focos de infección de dengue”, añadió el trabajador.
Desde la Unión de Carreros y Recicladores, que se encuentra comprendida en la Federación de Trabajadores Correntinos (Fetrac), manifestaron que se encuentran cumpliendo con las medidas de aislamiento social obligatorio por coronavirus, pero solicitarán permisos para poder desarrollar sus actividades de manera reducida. “Estamos trabajando junto con el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) para poder desarrollar nuestras labores de manera reducida al menos, ya que nos encontramos contemplados en las excepciones del DNU presidencial de aislamiento social. De igual forma, deberá ser un pedido que puedan cumplir desde el Estado provincial y la Municipalidad porque son ellos los encargados de controlar el movimiento en la ciudad”, indicó Piris. 
(FC)