Se acentúa la bajante extraordinaria del río Paraná tras un leve repunte
ellitoral.com.ar

Domingo 12de Julio de 2020CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$69,50

Dolar Venta:$74,50

Se acentúa la bajante extraordinaria del río Paraná tras un leve repunte

Luego de que hubiera un incremento de alrededor de 80 centímetros en el cauce de agua, ayer los números comenzaron a bajar y en menos de 24 horas se perdieron 24 centímetros de altura.
 

imagen_0

A pesar de que la represa brasileña de Itaipú abrió sus compuertas y permitió que hubiera un repunte de hasta 80 centímetros en el cauce del Paraná, desde ayer la tendencia se revirtió y la altura del río fue de 1,62 metro, lo que marcó un descenso de 24 centímetros en comparación con el 1,83 metro que alcanzó el sábado. Las peores crecientes se registraron en 1983 y 1998, con registro superiores a los 9 metros.
De acuerdo a los datos de Prefectura, el cauce del río Paraná alcanzó ayer 1,62 metro de altura y si bien la apertura de las compuertas del vertedero del embalse binacional Itaipú provocó un incremento del agua, ayer la tendencia se revirtió y descendió en un día 24 centímetros, ya que el sábado estaba en 1,86 metro. 
Al considerar solo el mes de mayo, no hay registros similares en toda la historia registrada desde 1884, de acuerdo al informe suministrado por el Instituto Nacional del Agua (INA).
De acuerdo a los registros de la Prefectura, el año pasado el Paraná culminó el mes de mayo con una altura de 5,22 metros. El mes de junio culminó con una altura de 3,88 metros; julio terminó con 3,54 m; agosto, 2 m; septiembre, 1,86 m; octubre, 1,87 m; noviembre, 1,76 m; y diciembre, 2,32 m.
Mientras que el 1 de enero de este año, el río Paraná alcanzó una altura de 2,37 metros; el 13 de enero llegaba a los 2,84, para luego subir 10 centímetros más, el 18, con 2,94 metros.
En tanto, el 21 de enero superó los  3 metros hasta alcanzar los 3,18 metros el 23 de enero, siendo esta la marca más alta registrada ese mes. Pero la tendencia se revirtió y el 25 de enero descendió bruscamente y apenas llegó a los 3 metros, para concluir el 31 en 2,85 metros.
En lo que respecta a febrero, se debe señalar que los primeros días los registros oscilaron entre los 2,85 y los 3,12 metros, para luego llegar a los 3,20 metros que es la altura más alta del mes, para luego descender en 10 días a los 3 metros y concluir el mes con una altura de 2,54 metros.
En relación a los registros de marzo, y si bien a principios del mes la altura osciló entre los 2,60 metros y los 2,10 metros, el 18 el río Paraná apenas alcanzó los 2 metros, para luego bajar aún más, hasta el 1,44 metro, el 30 de marzo.
Mientras que el 31 de marzo la jornada inició con una altura de 1,31 metro y concluyó con un registro de 0 metro en las costas de Capital; esta medida se mantuvo hasta el 2 de abril, cuando comenzó a crecer hasta el 1,20 metro el 4 de abril, y descender nuevamente a un metro el día 15. El 20, la altura del cauce cerró en 1,06 metro.
En este sentido, desde el Instituto Nacional del Agua (INA) informaron que una situación como la actual no se registraba desde diciembre de 1971. Si se considera solo el mes de abril, no hay mediciones similares en toda la historia registrada desde 1901.
Por último, en mayo tuvo una altura de 1,08 metro, para descender a menos del metro, con un registro de 0,98 metro el día 9. 
El día 14 marcó 0,70 metro de altura, registro que ocupó el segundo lugar entre las marcas más bajas en lo que va del año. 
Luego, con la apertura de las compuertas del vertedero del embalse binacional Itaipú, el 21 de mayo el río Paraná presentó una altura de 1,47 metro, después una suba de 40 centímetros, registrada el 22 y 23, para luego comenzar a descender hasta el 1,62 metro.
Y en cuanto a los pronósticos, desde el INA informaron que en las próximas semanas el aumento de nivel dependerá de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida (cuenca del río Iguazú, cuenca próxima al embalse de Itaipú y cuenca de aporte al tramo misionero-paraguayo).

Crecientes
Si bien hoy la altura del río Paraná preocupa a muchos sectores por las consecuencias que conlleva esta situación, vale recordar que en 1982, en el puerto de Corrientes se registró un pico máximo de 8,39 metros de altura. 
Mientras que en los años 1983 y 1998 se registraron alturas superiores a los 9 metros, representando estas las mayores inundaciones en la historia de la provincia.
Y en este sentido, aunque en menor medida, el caudal también creció en el año 2016, cuando los registros alcanzaron los 7,47 metros, y tras 63 días de creciente con un registro de 6,42 metros, si bien Corrientes salió del estado de alerta, la situación obligó a evacuar a centenares de familias.
(MNR)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Se acentúa la bajante extraordinaria del río Paraná tras un leve repunte

Luego de que hubiera un incremento de alrededor de 80 centímetros en el cauce de agua, ayer los números comenzaron a bajar y en menos de 24 horas se perdieron 24 centímetros de altura.
 

A pesar de que la represa brasileña de Itaipú abrió sus compuertas y permitió que hubiera un repunte de hasta 80 centímetros en el cauce del Paraná, desde ayer la tendencia se revirtió y la altura del río fue de 1,62 metro, lo que marcó un descenso de 24 centímetros en comparación con el 1,83 metro que alcanzó el sábado. Las peores crecientes se registraron en 1983 y 1998, con registro superiores a los 9 metros.
De acuerdo a los datos de Prefectura, el cauce del río Paraná alcanzó ayer 1,62 metro de altura y si bien la apertura de las compuertas del vertedero del embalse binacional Itaipú provocó un incremento del agua, ayer la tendencia se revirtió y descendió en un día 24 centímetros, ya que el sábado estaba en 1,86 metro. 
Al considerar solo el mes de mayo, no hay registros similares en toda la historia registrada desde 1884, de acuerdo al informe suministrado por el Instituto Nacional del Agua (INA).
De acuerdo a los registros de la Prefectura, el año pasado el Paraná culminó el mes de mayo con una altura de 5,22 metros. El mes de junio culminó con una altura de 3,88 metros; julio terminó con 3,54 m; agosto, 2 m; septiembre, 1,86 m; octubre, 1,87 m; noviembre, 1,76 m; y diciembre, 2,32 m.
Mientras que el 1 de enero de este año, el río Paraná alcanzó una altura de 2,37 metros; el 13 de enero llegaba a los 2,84, para luego subir 10 centímetros más, el 18, con 2,94 metros.
En tanto, el 21 de enero superó los  3 metros hasta alcanzar los 3,18 metros el 23 de enero, siendo esta la marca más alta registrada ese mes. Pero la tendencia se revirtió y el 25 de enero descendió bruscamente y apenas llegó a los 3 metros, para concluir el 31 en 2,85 metros.
En lo que respecta a febrero, se debe señalar que los primeros días los registros oscilaron entre los 2,85 y los 3,12 metros, para luego llegar a los 3,20 metros que es la altura más alta del mes, para luego descender en 10 días a los 3 metros y concluir el mes con una altura de 2,54 metros.
En relación a los registros de marzo, y si bien a principios del mes la altura osciló entre los 2,60 metros y los 2,10 metros, el 18 el río Paraná apenas alcanzó los 2 metros, para luego bajar aún más, hasta el 1,44 metro, el 30 de marzo.
Mientras que el 31 de marzo la jornada inició con una altura de 1,31 metro y concluyó con un registro de 0 metro en las costas de Capital; esta medida se mantuvo hasta el 2 de abril, cuando comenzó a crecer hasta el 1,20 metro el 4 de abril, y descender nuevamente a un metro el día 15. El 20, la altura del cauce cerró en 1,06 metro.
En este sentido, desde el Instituto Nacional del Agua (INA) informaron que una situación como la actual no se registraba desde diciembre de 1971. Si se considera solo el mes de abril, no hay mediciones similares en toda la historia registrada desde 1901.
Por último, en mayo tuvo una altura de 1,08 metro, para descender a menos del metro, con un registro de 0,98 metro el día 9. 
El día 14 marcó 0,70 metro de altura, registro que ocupó el segundo lugar entre las marcas más bajas en lo que va del año. 
Luego, con la apertura de las compuertas del vertedero del embalse binacional Itaipú, el 21 de mayo el río Paraná presentó una altura de 1,47 metro, después una suba de 40 centímetros, registrada el 22 y 23, para luego comenzar a descender hasta el 1,62 metro.
Y en cuanto a los pronósticos, desde el INA informaron que en las próximas semanas el aumento de nivel dependerá de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida (cuenca del río Iguazú, cuenca próxima al embalse de Itaipú y cuenca de aporte al tramo misionero-paraguayo).

Crecientes
Si bien hoy la altura del río Paraná preocupa a muchos sectores por las consecuencias que conlleva esta situación, vale recordar que en 1982, en el puerto de Corrientes se registró un pico máximo de 8,39 metros de altura. 
Mientras que en los años 1983 y 1998 se registraron alturas superiores a los 9 metros, representando estas las mayores inundaciones en la historia de la provincia.
Y en este sentido, aunque en menor medida, el caudal también creció en el año 2016, cuando los registros alcanzaron los 7,47 metros, y tras 63 días de creciente con un registro de 6,42 metros, si bien Corrientes salió del estado de alerta, la situación obligó a evacuar a centenares de familias.
(MNR)