Docentes preocupados por altas médicas; solicitan mesa de diálogo
ellitoral.com.ar

Lunes 13 de Julio de 2020 CORRIENTES17°Pronóstico Extendido clima_sol_noche

Dolar Compra: $69,50

Dolar Venta: $74,50

Docentes preocupados por altas médicas; solicitan mesa de diálogo

Sindicatos expresaron su resquemor porque maestros que contaban con licencia por enfermedad deberán dar clases virtuales. Piden la apertura de un espacio de conversación para tratar este y otros temas educativos.
 

Sindicatos docentes manifestaron su preocupación por las altas médicas que se están otorgando a educadores que cuentan con licencia emitida por sus respectivos profesionales de cabecera. Además, piden la urgente apertura de una mesa de diálogo para atender este y otros puntos relacionados con el sistema educativo en contexto de emergencia sanitaria.
El secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco), Fernando Ramírez, informó a El Litoral que la junta directiva está preparando una presentación al Ministerio de Educación de Corrientes para atender este reclamo. “El Centro de Reconocimientos Médicos dictaminó de manera unilateral el alta médica de docentes que tienen licencia por enfermedad sin considerar el diagnóstico de sus médicos de cabecera”, dijo a El Litoral el titular del sindicato, quien calificó al hecho de “vergonzoso”, ya que brindar educación a distancia o de manera virtual, no significa que los docentes  con licencia estén en condiciones de hacerlo, especialmente en contexto de emergencia sanitaria y “sin recursos de conectividad y capacitaciones”, evaluó el gremialista.
Se trata de las llamadas “licencias 8 B” que se otorgan para el tratamiento de afecciones que, por su naturaleza y evolución, requieren de prolongada asistencia médica y que imposibiliten el normal desempeño de las tareas, o cuando se imponga el alejamiento del agente por razones de profilaxis, seguridad o eficiencia del servicio. Para este tipo se conceden hasta dos años con goce íntegro de haberes y un año más con el 50 por ciento de los mismos, de acuerdo con la reglamentación consignada por el Ministerio de Educación de la Provincia.
Según informó Ramírez, en algunos casos las decisiones afectan a pacientes oncológicos, o a maestros con difonía (pérdida de voz), o bien con tratamiento psiquiátrico (lo cual no sería infrecuente dadas las características de la actividad). Una preocupación similar manifestó a El Litoral José Gea, de la Asociación Correntina de Docentes Provinciales (Acdp): “Es urgente la apertura de una mesa de diálogo” con el Ministerio de Educación, ya que se van sumando temas a la agenda, entre ellos, los reclamos por el contralor médico que surgieron de trabajadores de la educación.
También desde la agrupación Celeste “Isauro Arancibia” manifestaron su preocupación por el accionar de la Subdirección de Reconocimientos Médicos. “El argumento del organismo de contralor es que los maestros no están trabajando en la cuarentena, por lo tanto quienes están con licencia pueden hacerse cargo del dictado de clases virtuales. Esta insólita postura no hace más que demostrar el total desconocimiento de las autoridades respecto de la tarea de los docentes en esta etapa, donde está demostrado que están trabajando tanto o más que en tiempos normales”, expresaron desde la agrupación a través de un comunicado.
Esta situación, a la vez, genera otra consecuencia. Al otorgarse el alta médica a los docentes que tenían licencia, se da de baja a los docentes suplentes. “Entonces tenemos educadores que están padeciendo una enfermedad atendiendo a los alumnos, y a docentes suplentes que se quedaron sin su sustento en medio de la pandemia”, expuso Ramírez.
Al igual que Acdp, Suteco también considera que se debe abrir una mesa de diálogo. Ramírez indicó que preparan la presentación de un documento dirigido al gobernador Valdés para que contemple abrir una paritaria social amplia. “Debemos debatir todo el sistema educativo”, señaló, ante la posibilidad de que los estudiantes regresen a las aulas. 
El comienzo de las clases sería un tema de conversación entre las autoridades educativas en el marco del Consejo Federal de Educación, que se reuniría en el transcurso de la semana.  
(MB)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Docentes preocupados por altas médicas; solicitan mesa de diálogo

Sindicatos expresaron su resquemor porque maestros que contaban con licencia por enfermedad deberán dar clases virtuales. Piden la apertura de un espacio de conversación para tratar este y otros temas educativos.
 

Sindicatos docentes manifestaron su preocupación por las altas médicas que se están otorgando a educadores que cuentan con licencia emitida por sus respectivos profesionales de cabecera. Además, piden la urgente apertura de una mesa de diálogo para atender este y otros puntos relacionados con el sistema educativo en contexto de emergencia sanitaria.
El secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Corrientes (Suteco), Fernando Ramírez, informó a El Litoral que la junta directiva está preparando una presentación al Ministerio de Educación de Corrientes para atender este reclamo. “El Centro de Reconocimientos Médicos dictaminó de manera unilateral el alta médica de docentes que tienen licencia por enfermedad sin considerar el diagnóstico de sus médicos de cabecera”, dijo a El Litoral el titular del sindicato, quien calificó al hecho de “vergonzoso”, ya que brindar educación a distancia o de manera virtual, no significa que los docentes  con licencia estén en condiciones de hacerlo, especialmente en contexto de emergencia sanitaria y “sin recursos de conectividad y capacitaciones”, evaluó el gremialista.
Se trata de las llamadas “licencias 8 B” que se otorgan para el tratamiento de afecciones que, por su naturaleza y evolución, requieren de prolongada asistencia médica y que imposibiliten el normal desempeño de las tareas, o cuando se imponga el alejamiento del agente por razones de profilaxis, seguridad o eficiencia del servicio. Para este tipo se conceden hasta dos años con goce íntegro de haberes y un año más con el 50 por ciento de los mismos, de acuerdo con la reglamentación consignada por el Ministerio de Educación de la Provincia.
Según informó Ramírez, en algunos casos las decisiones afectan a pacientes oncológicos, o a maestros con difonía (pérdida de voz), o bien con tratamiento psiquiátrico (lo cual no sería infrecuente dadas las características de la actividad). Una preocupación similar manifestó a El Litoral José Gea, de la Asociación Correntina de Docentes Provinciales (Acdp): “Es urgente la apertura de una mesa de diálogo” con el Ministerio de Educación, ya que se van sumando temas a la agenda, entre ellos, los reclamos por el contralor médico que surgieron de trabajadores de la educación.
También desde la agrupación Celeste “Isauro Arancibia” manifestaron su preocupación por el accionar de la Subdirección de Reconocimientos Médicos. “El argumento del organismo de contralor es que los maestros no están trabajando en la cuarentena, por lo tanto quienes están con licencia pueden hacerse cargo del dictado de clases virtuales. Esta insólita postura no hace más que demostrar el total desconocimiento de las autoridades respecto de la tarea de los docentes en esta etapa, donde está demostrado que están trabajando tanto o más que en tiempos normales”, expresaron desde la agrupación a través de un comunicado.
Esta situación, a la vez, genera otra consecuencia. Al otorgarse el alta médica a los docentes que tenían licencia, se da de baja a los docentes suplentes. “Entonces tenemos educadores que están padeciendo una enfermedad atendiendo a los alumnos, y a docentes suplentes que se quedaron sin su sustento en medio de la pandemia”, expuso Ramírez.
Al igual que Acdp, Suteco también considera que se debe abrir una mesa de diálogo. Ramírez indicó que preparan la presentación de un documento dirigido al gobernador Valdés para que contemple abrir una paritaria social amplia. “Debemos debatir todo el sistema educativo”, señaló, ante la posibilidad de que los estudiantes regresen a las aulas. 
El comienzo de las clases sería un tema de conversación entre las autoridades educativas en el marco del Consejo Federal de Educación, que se reuniría en el transcurso de la semana.  
(MB)