Domingo 07de Marzo de 2021CORRIENTES33°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$89,00

Dolar Venta:$95,00

Domingo 07de Marzo de 2021CORRIENTES33°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$89,00

Dolar Venta:$95,00

/Ellitoral.com.ar/ Cultura

Un correntino tradujo al guaraní la ópera “La serva padrona”

El desafío fue encarado por el profesor Félix Eladio Fernández y el doctor José Luis Díaz Colodrero. 

Un correntino, el profesor Félix Eladio Fernández, tradujo al guaraní la ópera “La serva padrona”, que en breve será registrada en la Dirección Nacional de Derecho de Autor. La iniciativa partió del doctor José Luis Díaz Colodrero, presidente de la Fundación Felipe Díaz Colodrero.

La obra, compuesta por Giovanni Battista Pergolesi en el año 1733, forma parte de lo que se denomina “Ópera cómica”, uno de los dos géneros que cultiva esta expresión musical y será representada en la ciudad de Corrientes una vez que el fin de la pandemia sea una realidad.

El trabajo de traducir una ópera clásica al guaraní representa para la Fundación Felipe Díaz Colodrero y para el profesor de la Unne, Fernández, un rescate y un reconocimiento a una de las lenguas originarias de la Argentina, como lo es el guaraní y la trascendencia que históricamente ha  presentado para la cultura correntina y en los lugares en que la influencia y la impronta jesuítica se hicieron presentes.

La ópera se inicia en el mundo como una forma musical que intenta rescatar la perdida música de la tragedia griega clásica, que tal como escribe Friedrich Nietzsche, tenía partes cantadas y otras en forma de recitativo (parte canto y parte declamación).

Esa forma musical es creada en Florencia por el grupo musical llamado “Camerata Florentina” (1570), del que formaba parte el compositor y matemático Vicenzo Galilei (padre de Galileo Galilei). La primera ópera que se conoce es llamada “Dafne” (se conserva el libreto, pero se ha perdido la música). La primera ópera que se conserva completa es “Euridice”, representada en la boda de Enrique IV (Francia) con María de Medici, en el Palacio Pitti (Florencia) el 6 de octubre de 1600.

La ópera, en sus inicios, solo se representaba ante la nobleza y el alto clero, a la representación de “Euridice” solo asistieron 200 espectadores.

Forma de la representación

En sus inicios la ópera se representaba una sola vez, de allí su alto costo de producción, y estaba destinada a ser presenciada solo por la nobleza y el alto clero. La ópera primitiva, siempre tenía final feliz (llamado lieto finale), aunque para lograrlo hubiera que modificar el mito.

A partir del primer cuarto del S. XVII, el centro de producción de óperas se traslada de Florencia a Venecia y es así como en el S. XVII se inauguran en esa última ciudad 12 teatros de ópera. Allí se presenta el 6 de marzo de 1637 la ópera “Andrómeda” en el Teatro San Cassiano, que en lugar de ser presenciada de manera exclusiva por la nobleza y el alto clero, está abierta a todo el que pagase entrada y su representación se repite tantas veces como haya público dispuesto a abonar su ingreso. En el Siglo XVIII el centro de producción de óperas se traslada a Nápoles.

“La serva  padrona”

“La serva padrona” es una ópera cómica escrita en 1733 por Giovanni Battista Pergolesi, inicialmente presentada como entremés, que se exponía en el intervalo de una ópera seria, pero ella adquirió gran aceptación por el público, que al poco tiempo fue interpretada como espectáculo principal.

El argumento es típico de la Commedia dell’arte, siguiendo la tradición de las criadas astutas, similar a las que vemos en “Las bodas de Fígaro” (Mozart), con temática similar a otra ópera del mismo autor, “Cosi fan tutte”.

El ritmo dramático y musical de la ópera es sencillo y rápido y por ello, la audiencia queda atrapada por los diálogos musicales; a ello se debe la gran popularidad que tiene esta obra.

Los personajes son tres:

a) Serpina (soprano).

b) Uberto (bajo cómico)

c) Velpone (personaje mudo).

El éxito de la ópera cómica italiana fue tan grande, que el público parisino se retiraba luego de escucharla, dejando vacía la sala cuando se interpretaba la ópera francesa. Esa querella fue uno de los antecedentes remotos de la Revolución Francesa, pues uno de sus referentes (Rosseau, que además era músico) apoyó a la ópera cómica italiana mientras Madame de Pompadour, apoyaba a la ópera clásica francesa. El éxito de “La serva padrona” y las otras óperas cómicas fue tan apabullante, que Luis XV (a instancia de los músicos tradicionales), ordena la expulsión de las compañía italiana en 1754.

Esta ópera ha sido interpretada por grandes sopranos de la talla de María de los Angeles, Cecilia Bártoli y Ana Moffo, quienes han cantado el papel de Serpina.

La Fundación Felipe Díaz Colodrero, se propone, cuando la pandemia lo permita, representar esa ópera, aportando escenografía, vestuario y partitura de ópera, con un elenco de cantantes internacionales, en el Teatro Vera de Corrientes, con entrada libre al público correntino.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error