Jueves 21de Octubre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

Jueves 21de Octubre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

Justicia por Nicolás: el Estado nacional y la obra social apelaron la sentencia

El Juzgado Federal N° 1 había ordenado que las dos partes se hicieran cargo del 100 por cierto del remedio, que cuesta más de 2 millones de dólares. El niño correntino de un año y ocho meses debe recibir el fármaco antes de los dos años de edad. 

La obra social y el Estado nacional apelaron el fallo del Juzgado Federal N° 1 a favor de Nicolás Garau, el niño correntino de un año y ocho meses diagnosticado con Atrofia Muscular Espinal (AME) que necesita “el medicamento más caro del mundo”. La Justicia había ordenado que las dos partes deben hacerse cargo del 100 por ciento del pago del remedio que cuesta más de 2 millones de dólares. 

Los abogados de la familia Garau confirmaron a este medio que recibieron las notificaciones de la apelación por parte del Estado nacional que debe pagar el 90 por ciento del remedio y la obra social que debe hacerlo con el 10 por ciento restante.

Federico Viñote, abogado que defiende a la familia, afirmó que ambas partes siguen sosteniendo las mismas cuestiones que expusieron con anterioridad. “La empresa de medicina prepaga dice que no le asiste responsabilidad alguna en el caso y que debe hacerse cargo el Estado provincial y la obra social dice que no está claro el tratamiento que le conviene a Nicolás”.

Por parte del Estado nacional, informó que continúan pidiendo la realización de estudios y que debe intervenir la Comisión Nacional de Atrofia Muscular Espinal (Coname), donde los expertos decidirán si es viable o no el tratamiento que se le debe realizar con urgencia al pequeño niño. “Es más de lo que ya expusieron al momento de contestar la demanda con un escrito posterior, no dice otra cosa de lo que ya dijeron por eso creemos que este recurso no debe prosperar porque es redundante”, explicó Viñote en diálogo con El Litoral.

Y dijo: “Ahora tienen una sentencia que deben cumplir porque por más que hayan apelado, la sentencia sigue vigente porque está en juego la vida de una persona”.

Asimismo el abogado contó que por lo general, el trámite normal de cualquier apelación es suspender momentáneamente la sentencia en contra hasta que haya una nueva resolución, en este caso está en juego la vida de una persona y, entonces, continúa siendo de carácter obligatoria.

“Nosotros esperamos que la apelación no tenga efectos, los jueces de cámara pueden decidir que no le corresponde el medicamento a Nicolás y lo tendrán que fundar. El fundamento tiene que ser bastante sólido para que se dé esa decisión”, aseguró.

La familia Garau, mediante sus abogados, se van a expedir por sobre las apelaciones presentadas y esperan que la cámara dé una respuesta en los próximos tres días. Desde el entorno de Nicolás aguardan que la sentencia de primera instancia se sostenga y se haga el inmediato cumplimiento de la compra del medicamento para ponerlo a disposición del pequeño niño.

“El Estado nacional, que es quien debe garantizar nuestra seguridad, es el primero que se quejó. Es algo que se sabía y lo teníamos en cuenta, esperemos que se siga sosteniendo la sentencia en primera instancia”, sentenció Viñote.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error