Sabado 13de Agosto de 2022CORRIENTES22°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$133,0

Dolar Venta:$141,0

Sabado 13de Agosto de 2022CORRIENTES22°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$133,0

Dolar Venta:$141,0

/Ellitoral.com.ar/ Especiales

Sombras en el sótano

Moglia Ediciones

Del libro “Aparecidos, tesoros y leyendas

El Hospital San Juan de Dios se encontraba ubicado en los suburbios de la ciudad. Para esa época, la costanera no existía y el río estaba casi a sus pies, ocupaba parte de una barranca con ventanas de rejas que permitían la aireación de salas comunes de los internados, cuando crecía el Paraná inundaba los aledaños y arroyos circundantes. Para ubicarnos mejor, es el solar que ocupa el actual Hotel de Turismo, los arroyos desembocaban en el arroyo Salamanca que, actualmente entubado, vuelca hasta hoy sus aguas al Paraná, que con sus brazos penetraba hasta frente a la actual casa Ferro, antigua fábrica de embarcaciones menores. 

Para su época, el hospital representaba un avance, después de las experiencias de hospitales de sangre durante la Guerra de la Triple Alianza, sumadas a las pestes de fiebre amarilla que secuencialmente atacaban a la población. 

Entre los secretos del Hotel de Turismo, actualmente se encuentra un túnel o sótano tétrico que perteneció al hospital, sobreviviente de su demolición. 

Podríamos preguntarnos cuántas personas murieron en ese lugar; no podríamos responder porque no tenemos registros. De lo que sí estamos seguros es que fueron muchas y algunos de sus espíritus quedaron varados en el sitio, rondando por el lugar, extraviados. Por eso no es extraño que algunos pasajeros del albergue vean transitar sombras o figuras etéreas por pasillos y jardines, sin explicación alguna. El lugar de mayor actividad espiritual de presencias sobrenaturales es el sótano, porque el mismo conserva las almas que no pudieron cruzar a otra dimensión y no sabemos cuál es la razón o motivo del sitio. 

Están las almas benditas, que gracias a las novenas y consagraciones religiosas se marcharon en paz, aunque sufrieran mala muerte con mucho sufrimiento; pero las otras, las que no son benditas, las que no forman parte del cuadro de la novena u ofrendas de cualquier tipo, las olvidadas, desheredadas de la fortuna, desconocidas, quedaron boyando entre una dimensión y otra, sumadas a las que directamente no quieren partir persiguiendo un objetivo en la realidad que vivimos. Probablemente buscan venganza en esta esfera aterrorizando a los que encuentran a su paso, o desean dejar un mensaje de amor por no haber tenido la oportunidad de hacerlo, despedirse de su familia y otros tantos motivos.

Relatan que en el sótano antiguo se escuchan gemidos, llantos, gritos y letanías junto al rodar de camillas metálicas inexistentes a la vista de los ojos humanos actuales, que en otros tiempos corrían por él con enfermos de todo tipo o trasladando cadáveres. 

Corridas extrañas, ruidos de material quirúrgico y gritos de auxilio quedaron alojadas en el sótano, pegados a las paredes enquistadas en sus entrañas. Alguno afirma que suele verse al famoso asesino Pataco, célebre en la historia del crimen de nuestra ciudad, que fuera acribillado mientras huía en una jardinera luego de matar a sus compañeros y un guardia. Luego había sido trasladado al hospital, abandonado a su suerte frente a una ventana enrejada, sobre una tabla, tardó unas horas para morir sin ninguna asistencia. Nadie se atrevía a atenderlo por lo avieso del sujeto, quien ante la mirada de la gente que se arremolinaba en la ventana de su habitación para verlo recibía del herido muecas de odio, mientras gritaba pidiendo ayuda. Este espectro es uno de los habitués del sótano, y agrede con su sombra maligna presentando una feroz mirada vacía y oscura que se esfuma en la nada dejando a quien lo observara, pegado al miedo que le produjo. 

Otras figuras extrañas componen el elenco de presencias. Las monjas que probablemente atendían en el lugar, que por su falta de piedad o vocación quedaron en el limbo, acompañando a los espíritus en lo que se denomina el purgatorio, si existiera. 

Más de un empleado que pretendió darse de valiente sublime terminó con la cara blanca, los ojos vacíos, los pelos de punta y un horror dibujado en su rostro como muestra de lo que vio y escuchó. Jamás volvieron al lugar y son los encargados de divulgar la existencia de los espectros. 

Cuentan que en el casino algunas personas vestidas con trajes parecidos a túnicas recorren los pasillos con sus figuras transparentes y varían de colores. ¿Será cierto?

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error