ellitoral.com.ar

Mentiras y video

Por José Ceschi

¡Buen día! El mecanismo es bastante complejo, pero sus resultados bien lo merecen. Se trata de una cámara de video que detecta en los ojos las mentiras de quien habla. Estoy leyéndolo en nota de Steve Connor:
“Los mentirosos podrían quedar pronto al descubierto gracias a una nueva técnica para detectar los rumores de quienes no dicen la verdad y cuya deshonestidad normalmente pasa inadvertida. Los científicos diseñaron una cámara de video de alta definición capaz de detectar hasta los cambios más diminutos en la temperatura corporal que hacen que la sangre se acumule en la piel de la zona que rodea los ojos cuando una persona miente.
Mucha gente que normalmente es hábil para mentir no puede evitar que se le pongan coloradas las mejillas cuando lo hace. Este fenómeno será explotado ahora por los inventores de esta cámara, que detecta cambios de temperatura de tan sólo 0,025 grados centígrados.
Los inventores creen que esta cámara podría ser utilizada en aeropuertos y en otros lugares sensibles de modo que se pueda determinar si la gente está respondiendo con la verdad las preguntas que se le formulan”.
El Dr. James Levine, endocrinólogo británico que trabaja en los EE.UU., comentaba al respecto: “Cuando una persona se ve expuesta a esta cámara y miente, la computadora detecta el aumento de temperatura en la zona que rodea a los ojos. Este no es, en realidad, el mismo fenómeno psicológico que sonrojarse. Es algo mucho más sutil y a simple vista no se ve nada. Ese aumento de la temperatura que tiene lugar en la zona de los ojos sería una primera respuesta a que la persona está cometiendo un engaño”.
Entre las ventajas que tiene la cámara sobre el clásico detector de mentiras hay que destacar que puede asarse sin que el “entrevistado” esté conectado a ninguna máquina, y sin que siquiera se dé cuenta de que lo están observando.
Puede resultar eficaz para detectar mentiras en delincuentes comunes o en eventuales terroristas. ¿También para entrevistar a políticos, tanto del gobierno como de la oposición? Hablo de los EE.UU., por supuesto.
¡Hasta mañana!

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Mentiras y video

Por José Ceschi

¡Buen día! El mecanismo es bastante complejo, pero sus resultados bien lo merecen. Se trata de una cámara de video que detecta en los ojos las mentiras de quien habla. Estoy leyéndolo en nota de Steve Connor:
“Los mentirosos podrían quedar pronto al descubierto gracias a una nueva técnica para detectar los rumores de quienes no dicen la verdad y cuya deshonestidad normalmente pasa inadvertida. Los científicos diseñaron una cámara de video de alta definición capaz de detectar hasta los cambios más diminutos en la temperatura corporal que hacen que la sangre se acumule en la piel de la zona que rodea los ojos cuando una persona miente.
Mucha gente que normalmente es hábil para mentir no puede evitar que se le pongan coloradas las mejillas cuando lo hace. Este fenómeno será explotado ahora por los inventores de esta cámara, que detecta cambios de temperatura de tan sólo 0,025 grados centígrados.
Los inventores creen que esta cámara podría ser utilizada en aeropuertos y en otros lugares sensibles de modo que se pueda determinar si la gente está respondiendo con la verdad las preguntas que se le formulan”.
El Dr. James Levine, endocrinólogo británico que trabaja en los EE.UU., comentaba al respecto: “Cuando una persona se ve expuesta a esta cámara y miente, la computadora detecta el aumento de temperatura en la zona que rodea a los ojos. Este no es, en realidad, el mismo fenómeno psicológico que sonrojarse. Es algo mucho más sutil y a simple vista no se ve nada. Ese aumento de la temperatura que tiene lugar en la zona de los ojos sería una primera respuesta a que la persona está cometiendo un engaño”.
Entre las ventajas que tiene la cámara sobre el clásico detector de mentiras hay que destacar que puede asarse sin que el “entrevistado” esté conectado a ninguna máquina, y sin que siquiera se dé cuenta de que lo están observando.
Puede resultar eficaz para detectar mentiras en delincuentes comunes o en eventuales terroristas. ¿También para entrevistar a políticos, tanto del gobierno como de la oposición? Hablo de los EE.UU., por supuesto.
¡Hasta mañana!