Activan campañas solidarias para ayudar a afectados por las lluvias
ellitoral.com.ar

Viernes 18de Enero de 2019CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$36,70

Dolar Venta:$38,50

Activan campañas solidarias para ayudar a afectados por las lluvias

Distintos grupos de áreas del Estado e independientes empezaron a recolectar donaciones para las familias que perdieron colchones, ropa y calzados. Además solicitan alimentos y agua. 
 

Ciudad. Barrios afectados y familias perdieron bienes básicos.
Colaboración. Piden donaciones para los más necesitados.

 Por el temporal, en la capital correntina, varias familias se encuentran afectadas ya que el agua ingresó a sus hogares y si bien en varios de ellos bajó, quedaron las paredes húmedas; provocando todo esto pérdidas económicas. En los barrios más humildes en muchas casas se quedaron sin colchones, ropa, calzados, muebles y electrodomésticos, entre otros. Por ello, grupos solidarios de áreas del Estado e independientes comenzaron las campañas de donación. 
En este contexto, médicos y agentes sanitarios del Ministerio de Salud Pública de la Provincia, luego de recorrer las zonas más afectadas y ver las necesidades de los vecinos, iniciaron un campaña solidaria. En tanto, desde otros grupos como “Tu Juguete por una Sonrisa”, también están juntando alimentos, elementos de higiene y ropa. 
“Son múltiples las personas afectadas por la lluvia. En el recorrido que se hizo desde Salud Pública se vio a algunas familias en muy malas condiciones, en varios barrios. Hasta el momento, no se advirtieron casos graves en cuestión de salud, pero sí carencias en cuanto a necesidades básicas y por ello empezamos a pedir ayuda a la sociedad”, explicó a El Litoral Hilda Gimenez quien, junto con personal de la cartera sanitaria local, está a cargo de esta acción solidaria.
Al respecto, señaló que “lo que evaluamos fue lo referente a la pérdida de ropa, colchones y zapatos”. “Los chicos, en principio, necesitan protegerse para evitar contraer enfermedades respiratorias. Nació como una iniciativa de los que trabajamos en el ministerio”, relató la agente sanitaria. 
“En los barrios más afectados se hicieron controles y se tenía planeado continuar. Se notó una situación difícil en el San Marcos y La Olla, por ejemplo, pero hay muchos otros barrios afectados. Por el momento, sólo vamos a juntar estas cosas, luego alimentos y agua”, indicó Hilda. 
Agregó que estiman que la situación se agravará en los próximos días y que por ello necesitarían donaciones de agua, alimentos no perecederos y elementos de higiene. Los que quieran colaborar pueden acercarse a Plácido Martínez 1046. 
Por su parte, el grupo Tu “Juguete por una Sonrisa”, por las redes sociales, pide colaboración para los afectados por el temporal y que las donaciones las entreguen en Don Bosco 1030, piso 8, en el local 94 del Centenario Shopping, Córdoba 660 y Bolívar 1135. 
Lo que ellos piden es agua, mantas y sábanas, colchones, papel higiénico, jabón, lavandina, zapatillas, ropa, pañales, leche, azúcar, entre otras cosas. 
“A causa de las fuertes  tormentas, familias de nuestra comunidad se encuentran bajo agua, por tal motivo, solicitamos en forma urgente colchones y ropa para los grupos familiares. Recibimos las donaciones en el comedor Virgen de los Dolores, ubicado en Verona y Turín, de 8 a 13”, informaron desde la comunidad del barrio Sur de la ciudad. 
Cabe recordar que El Litoral dialogó con referentes de comedores, quienes contaron que están teniendo inconvenientes para desarrollar su labor diaria de alimentar a vecinos y también a personas de barrios aledaños, ya que la cantidad de comensales fue incrementándose con el tiempo. En muchos lugares no sólo es una misión imposible el acceso, sino que deben realizar un trabajo extra para acondicionar el espacio lleno de agua y humedad, además de que en ciertas zonas quedaron sin energía eléctrica.
María Luisa Barrientos, encargada del comedor Pocho Roch del barrio Juan de Vera, contó que desde el martes “las calles están imposibles” y para llegar al lugar “tenemos que descalzarnos”. El edificio estuvo con agua en el interior, pero eso, ni el barro, impidieron que las cerca de 250 personas que asisten diariamente, vinieran ayer a la mañana esperando a que el comedor abra, tanto de dicha barriada como del Quilmes, el Patono y el Trujillo.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Activan campañas solidarias para ayudar a afectados por las lluvias

Distintos grupos de áreas del Estado e independientes empezaron a recolectar donaciones para las familias que perdieron colchones, ropa y calzados. Además solicitan alimentos y agua. 
 

 Por el temporal, en la capital correntina, varias familias se encuentran afectadas ya que el agua ingresó a sus hogares y si bien en varios de ellos bajó, quedaron las paredes húmedas; provocando todo esto pérdidas económicas. En los barrios más humildes en muchas casas se quedaron sin colchones, ropa, calzados, muebles y electrodomésticos, entre otros. Por ello, grupos solidarios de áreas del Estado e independientes comenzaron las campañas de donación. 
En este contexto, médicos y agentes sanitarios del Ministerio de Salud Pública de la Provincia, luego de recorrer las zonas más afectadas y ver las necesidades de los vecinos, iniciaron un campaña solidaria. En tanto, desde otros grupos como “Tu Juguete por una Sonrisa”, también están juntando alimentos, elementos de higiene y ropa. 
“Son múltiples las personas afectadas por la lluvia. En el recorrido que se hizo desde Salud Pública se vio a algunas familias en muy malas condiciones, en varios barrios. Hasta el momento, no se advirtieron casos graves en cuestión de salud, pero sí carencias en cuanto a necesidades básicas y por ello empezamos a pedir ayuda a la sociedad”, explicó a El Litoral Hilda Gimenez quien, junto con personal de la cartera sanitaria local, está a cargo de esta acción solidaria.
Al respecto, señaló que “lo que evaluamos fue lo referente a la pérdida de ropa, colchones y zapatos”. “Los chicos, en principio, necesitan protegerse para evitar contraer enfermedades respiratorias. Nació como una iniciativa de los que trabajamos en el ministerio”, relató la agente sanitaria. 
“En los barrios más afectados se hicieron controles y se tenía planeado continuar. Se notó una situación difícil en el San Marcos y La Olla, por ejemplo, pero hay muchos otros barrios afectados. Por el momento, sólo vamos a juntar estas cosas, luego alimentos y agua”, indicó Hilda. 
Agregó que estiman que la situación se agravará en los próximos días y que por ello necesitarían donaciones de agua, alimentos no perecederos y elementos de higiene. Los que quieran colaborar pueden acercarse a Plácido Martínez 1046. 
Por su parte, el grupo Tu “Juguete por una Sonrisa”, por las redes sociales, pide colaboración para los afectados por el temporal y que las donaciones las entreguen en Don Bosco 1030, piso 8, en el local 94 del Centenario Shopping, Córdoba 660 y Bolívar 1135. 
Lo que ellos piden es agua, mantas y sábanas, colchones, papel higiénico, jabón, lavandina, zapatillas, ropa, pañales, leche, azúcar, entre otras cosas. 
“A causa de las fuertes  tormentas, familias de nuestra comunidad se encuentran bajo agua, por tal motivo, solicitamos en forma urgente colchones y ropa para los grupos familiares. Recibimos las donaciones en el comedor Virgen de los Dolores, ubicado en Verona y Turín, de 8 a 13”, informaron desde la comunidad del barrio Sur de la ciudad. 
Cabe recordar que El Litoral dialogó con referentes de comedores, quienes contaron que están teniendo inconvenientes para desarrollar su labor diaria de alimentar a vecinos y también a personas de barrios aledaños, ya que la cantidad de comensales fue incrementándose con el tiempo. En muchos lugares no sólo es una misión imposible el acceso, sino que deben realizar un trabajo extra para acondicionar el espacio lleno de agua y humedad, además de que en ciertas zonas quedaron sin energía eléctrica.
María Luisa Barrientos, encargada del comedor Pocho Roch del barrio Juan de Vera, contó que desde el martes “las calles están imposibles” y para llegar al lugar “tenemos que descalzarnos”. El edificio estuvo con agua en el interior, pero eso, ni el barro, impidieron que las cerca de 250 personas que asisten diariamente, vinieran ayer a la mañana esperando a que el comedor abra, tanto de dicha barriada como del Quilmes, el Patono y el Trujillo.