Viernes 07de Agosto de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

Viernes 07de Agosto de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Pueblo y masa

Por José Ceschi

¡Buen día! En el lento proceso de consolidación democrática hay siempre una cuota de masificación que debemos superar. Para ello no viene mal anotar algunas diferencias entre la masa y el verdadero pueblo. Acudo para ello a un fragmento de la Alocución de Navidad formulada por Pío XII el 24.12.44: “El Estado… en la práctica es y debiera ser la unidad orgánica y organizadora de un verdadero pueblo. El pueblo y una multitud informe (o “masa” como suele llamarse) son conceptos distintos entre sí. El pueblo vive y actúa según su propia energía vital, las masas son inertes en sí mismas y solamente se mueven desde el exterior. El pueblo vive por la plenitud de vida de los hombres que lo integran. Cada uno de ellos, en el lugar que le corresponde y a su modo, es persona consciente de sus propias responsabilidades y de sus propias opiniones. Al contrario, las masas esperan el impulso externo, son fácil juguete en manos de quien quiera explote sus instintos e impresiones, prontas a seguir alternativamente una bandera hoy y otra mañana.

De la vida exuberante de un pueblo verdadero, se infunde en el Estado y en sus órganos vitalidad intensa y rica, que instiga con vigor, renovando permanentemente, la conciencia de las responsabilidades propias y el verdadero instinto del bien común. El Estado puede valerse también del poder elemental de las masas, manejándolo y usándolo con destreza. En manos ambiciosas de un hombre, o de varios asociados artificialmente por comunes propósitos egoístas, el mismo Estado, con el apoyo de masas reducidas a la ínfima condición de un mecanismo, puede imponer sus caprichos al sector más sano del pueblo verdadero. De este proceder sale perjudicado grave y prolongadamente el interés de todos, con lesiones que, con frecuencia, difícilmente sanan”. Leyendo estos conceptos expresados en plena segunda guerra mundial, no se puede menos que recordar el manejo masificador del fascismo y del nazismo. Aunque, tal vez, no haya que ir tan lejos para recordar lo que pasó entre nosotros. 

¡Hasta mañana!

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error