ellitoral.com.ar

Viernes 18 de Octubre de 2019 CORRIENTES19°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $56,00

Dolar Venta: $59,50

Tres científicas argentinas fueron premiadas por sus estudios en cáncer y memoria

Las investigadoras fueron galardonadas con el Premio Ben Barres que otorga “eLife”, una organización sin fines de lucro fundada en 2011 por el Instituto Médico Howard Hughes, de Estados Unidos, la Sociedad Max Planck, de Alemania, y el Wellcome Trust, del Reino Unido.

 

imagen_1

La organización sin fines de lucro "eLife", fundada en 2011 por tres prestigiosas instituciones científicas de Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido, distinguió a Vanesa Gottifredi, que investiga en cáncer, y a Noelia Weisstaub y Antonia Marín-Burgin, que estudian procesos cerebrales asociados a la memoria y el aprendizaje.

Tres científicas argentinas fueron galardonadas con el Premio Ben Barres que otorga "eLife", una organización sin fines de lucro fundada en 2011 por el Instituto Médico Howard Hughes, de Estados Unidos, la Sociedad Max Planck, de Alemania, y el Wellcome Trust, del Reino Unido.

Se trata de Vanesa Gottifredi, que investiga en el área del cáncer en la Fundación Instituto Leloir (FIL); y Noelia Weisstaub, del Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (Incyt), en Buenos Aires, y Antonia Marín-Burgin, del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (IBioBA), quienes estudian aspectos neurobiológicos de la memoria y el aprendizaje.

La distinción concede fondos para investigación y tiene como objetivo "crear un ambiente más inclusivo en las ciencias", dando visibilidad y generando oportunidades de colaboración a científicos que hayan obtenido resultados relevantes y pertenezcan a grupos subrepresentados, como mujeres, personas que integran minorías étnicas o científicos de países donde los recursos son limitados.

El premio lleva el nombre de quien fuera "un excelente neurocientífico que luchó mucho por la igualdad de derechos de género en la ciencia", explica Marín-Burgin, quien se doctoró en ciencias biológicas en la UBA en 2000 e hizo su posdoctorado en la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos.

"Es un honor que me hayan seleccionado, incluso más siendo que es el primer año que se entrega", dice Weisstaub. Otros ocho galardonados trabajan en Colombia, Chile, India, Portugal, Estados Unidos y Líbano.

Uno de los requisitos para postular al premio es haber publicado un avance científico relevante en "eLife", una revista de acceso abierto y altos estándares de calidad cuyo editor en jefe fue, hasta hace pocos meses, el premio Nobel Randy Schekman.

Es el caso de las tres premiadas. En 2016, Gottifredi, investigadora del Conicet y jefa del Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica de la FIL, publicó junto a su equipo un estudio que describió el rol de una proteína "guardiana", llamada p21, que monitorea de cerca el proceso de duplicación del material genético, asegurándose que sea lo más idéntico posible a la molécula de ADN original y evitando así fallas cuya acumulación puede dar lugar a células cancerígenas.

En 2018, Weisstaub y su equipo revelaron que un neurotransmisor, la serotonina, y un receptor especifico en la corteza prefrontal, son claves para la "memoria episódica": aquella que se relaciona con el recuerdo de eventos únicos de nuestra vida que nos informan sobre "el qué, el dónde y el cuándo".

Por ejemplo, "llegar a algún aeropuerto en Brasil puede hacer que uno recuerde un viaje de vacaciones en la playa o cuando fue a ver el Mundial 2014", dice la bióloga que hizo su doctorado (con honores) en la Universidad de Columbia, Nueva York, Estados Unidos. Su actual lugar de trabajo, el INCYT, depende del CONICET, de la Universidad Favaloro y de la Fundación Ineco.

 

Infobae

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Tres científicas argentinas fueron premiadas por sus estudios en cáncer y memoria

Las investigadoras fueron galardonadas con el Premio Ben Barres que otorga “eLife”, una organización sin fines de lucro fundada en 2011 por el Instituto Médico Howard Hughes, de Estados Unidos, la Sociedad Max Planck, de Alemania, y el Wellcome Trust, del Reino Unido.

 

La organización sin fines de lucro "eLife", fundada en 2011 por tres prestigiosas instituciones científicas de Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido, distinguió a Vanesa Gottifredi, que investiga en cáncer, y a Noelia Weisstaub y Antonia Marín-Burgin, que estudian procesos cerebrales asociados a la memoria y el aprendizaje.

Tres científicas argentinas fueron galardonadas con el Premio Ben Barres que otorga "eLife", una organización sin fines de lucro fundada en 2011 por el Instituto Médico Howard Hughes, de Estados Unidos, la Sociedad Max Planck, de Alemania, y el Wellcome Trust, del Reino Unido.

Se trata de Vanesa Gottifredi, que investiga en el área del cáncer en la Fundación Instituto Leloir (FIL); y Noelia Weisstaub, del Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (Incyt), en Buenos Aires, y Antonia Marín-Burgin, del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (IBioBA), quienes estudian aspectos neurobiológicos de la memoria y el aprendizaje.

La distinción concede fondos para investigación y tiene como objetivo "crear un ambiente más inclusivo en las ciencias", dando visibilidad y generando oportunidades de colaboración a científicos que hayan obtenido resultados relevantes y pertenezcan a grupos subrepresentados, como mujeres, personas que integran minorías étnicas o científicos de países donde los recursos son limitados.

El premio lleva el nombre de quien fuera "un excelente neurocientífico que luchó mucho por la igualdad de derechos de género en la ciencia", explica Marín-Burgin, quien se doctoró en ciencias biológicas en la UBA en 2000 e hizo su posdoctorado en la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos.

"Es un honor que me hayan seleccionado, incluso más siendo que es el primer año que se entrega", dice Weisstaub. Otros ocho galardonados trabajan en Colombia, Chile, India, Portugal, Estados Unidos y Líbano.

Uno de los requisitos para postular al premio es haber publicado un avance científico relevante en "eLife", una revista de acceso abierto y altos estándares de calidad cuyo editor en jefe fue, hasta hace pocos meses, el premio Nobel Randy Schekman.

Es el caso de las tres premiadas. En 2016, Gottifredi, investigadora del Conicet y jefa del Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica de la FIL, publicó junto a su equipo un estudio que describió el rol de una proteína "guardiana", llamada p21, que monitorea de cerca el proceso de duplicación del material genético, asegurándose que sea lo más idéntico posible a la molécula de ADN original y evitando así fallas cuya acumulación puede dar lugar a células cancerígenas.

En 2018, Weisstaub y su equipo revelaron que un neurotransmisor, la serotonina, y un receptor especifico en la corteza prefrontal, son claves para la "memoria episódica": aquella que se relaciona con el recuerdo de eventos únicos de nuestra vida que nos informan sobre "el qué, el dónde y el cuándo".

Por ejemplo, "llegar a algún aeropuerto en Brasil puede hacer que uno recuerde un viaje de vacaciones en la playa o cuando fue a ver el Mundial 2014", dice la bióloga que hizo su doctorado (con honores) en la Universidad de Columbia, Nueva York, Estados Unidos. Su actual lugar de trabajo, el INCYT, depende del CONICET, de la Universidad Favaloro y de la Fundación Ineco.

 

Infobae