Viernes 04de Diciembre de 2020CORRIENTES27°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$80,75

Dolar Venta:$86,75

Viernes 04de Diciembre de 2020CORRIENTES27°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$80,75

Dolar Venta:$86,75

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 1.547 CASOS ACTIVOS (10.186 ACUMULADOS) MUERTES: 166

/Ellitoral.com.ar/ Campo

El maíz mantendría su superficie de siembra pese a la falta de agua

Según las proyecciones de las Bolsas de Rosario y de Buenos Aires, habría una leve caída en la superficie, que se situaría en línea con el promedio de los últimos años. Para el Gobierno nacional, el área se mantendrá igual.

Las lluvias que cayeron a fines de agosto y principios de septiembre fueron el combustible que necesitaban las sembradoras de maíz para comenzar a surcar los lotes en la zona núcleo argentina.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el cereal dio el puntapié de la campaña gruesa 2020/21 con la implantación de unas 400.000 hectáreas en las últimas dos semanas, principalmente en Entre Ríos, Santa Fe y sudeste de Córdoba.

“La siembra de maíz con destino grano comercial del ciclo 2020/21 dio inicio en el centro del área agrícola nacional. A la fecha ya se logró sembrar el 6,5 por ciento de las 6,2 millones de hectáreas estimadas para la campaña en curso, unas 100.000 menos que en el ciclo previo”, indicó la entidad porteña en su Panorama Agrícola Semanal (PAS).

Esta disminución del 1,5 por ciento en la intención de siembra se debe a la ajustada o insuficiente condición hídrica que se releva en parte de las zonas agrícolas argentinas. De todos modos, se trata de una superficie que supera el promedio de los últimos cinco años, situado en torno a 5,5 millones de hectáreas. Y ni hablar entre 2009 y 2015, cuando no se lograban superar las cuatro millones.

Del mismo modo, en su último informe mensual nacional, la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) elevó a siete millones de hectáreas su pronóstico de siembra de maíz, desde las 6,75 millones estimadas en agosto.

Esto significa una caída del 3,5 por ciento en relación al ciclo pasado, cuando fueron 7,26 millones, pero no deja de ser una de las mayores superficies de la historia.

De acuerdo con la evaluación de la GEA, lo que alienta al maíz es la incesante suba de los precios internacionales, que actúa como contrapeso del escenario negativo que supone una campaña que se inicia con muy poca agua.

“Los mejores precios han sido un punto de giro y la carrera expansiva del maíz vuelve a ponerse en marcha, incluso en las provincias más alejadas de los puertos. En Chaco o Santiago del Estero, donde se preveían bajas —limitadas por la necesidad de rotaciones— de un 20 a 30 por ciento de área, el maíz vuelve a instalarse en los planes de siembra”, indicó la GEA. 

Para el caso de la zona núcleo en general y de Córdoba en particular, en su reporte semanal para la zona núcleo la entidad rosarina sorprendió al afirmar que en una semana la siembra pegó un tirón y ya se implantó el 40 por ciento del maíz temprano. En Marcos Juárez, el avance ya llegó al 50 por ciento para los planteos de antes de noviembre. 

“Ante la falta de pronósticos de lluvias a corto plazo, —no se esperan lluvias en la próxima semana— la región busca aprovechar los acumulados de fines de agosto y principios de setiembre. Esas lluvias brindaron una oportunidad de oro para poder sembrar ahora casi la mitad del maíz temprano. Pero hay riesgos, la temperatura del suelo está en torno a los 10°C y se registraron temperaturas por debajo de los cero grados en el último fin de semana”, subrayó la GEA.

Por último, el Ministerio de Agricultura de la Nación dio a conocer su informe mensual de estimaciones agrícolas en el que proyecta una siembra de maíz de 9,5 millones de hectáreas, la misma área que en la campaña pasada. 

Esta mayor superficie calculada obedece a que el Gobierno computa tanto el cereal que se siembra con destino comercial (y que es el que miden las Bolsas) como aquel que es para autoconsumo, silajes o diferidos.

Según los datos oficiales, ya se implantó el 10 por ciento, lo que significa un ritmo de avance superior al de la campaña pasada cuando el progreso era del seis por ciento.

“Las provincias con mayor avance son Entre Ríos (54 por ciento) y Santa Fe (39 por ciento). Las lluvias de principios de septiembre permitieron avanzar con la siembra de los maíces tempranos en estas provincias y el arranque de la siembra en la delegación Marcos Juárez y norte de Buenos Aires, la cual es arriesgada ya que la lluvia sólo mejoró adecuadamente la humedad de los primeros centímetros del suelo y además la temperatura del suelo aún es baja”, mencionó el reporte oficial.

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error