Sabado 12de Junio de 2021CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,00

Dolar Venta:$100,0

Sabado 12de Junio de 2021CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,00

Dolar Venta:$100,0

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 4.823 CASOS ACTIVOS (65.679 ACUMULADOS) MUERTES: 921

/Ellitoral.com.ar/ Cultura

“El Gato y el Zorro”: una propuesta disparatada, seria, sin guion, ni sentido

Durante más de una hora se abordarán temas científico-filosóficos como “¿la ballena es un mamífero o es un pescado?”, “¿el cohete a la luna hay que tirarlo de noche?”, “¿cuáles son los principios económicos que deben seguir los argentinos?”. Mactas y Hanglin tienen una doctrina que se basa en ese concepto de que “es mejor ser rico que ser pobre”.   

Con 40 años en la radio, las improvisaciones de Rolando Hanglin y Mario Mactas en “El Gato y el Zorro”, llegan a las plataformas digitales con una propuesta sin guion y sin sentido, pero extremadamente divertida. El show será el domingo 6 de septiembre a las 17 y las entradas se pueden adquirir por Plateanet. Para conocer un poco más de este trabajo, El Litoral mantuvo un contacto virtual con los protagonistas de la historia.   

—¿Con qué se van a encontrar quienes se sumen el domingo a “El Gato y el Zorro”? 

—Hanglin: Los que se sumen el próximo domingo se van a encontrar con una edición teatral de “El Gato y el Zorro”, porque en lugar de hacer los 10 o 15 minutos que hacemos normalmente por radio, esta vez nuestra presentación tendrá un formato de una hora quince. Durante ese tiempo tocamos los temas científico-filosóficos a los que nos venimos dedicando desde hace ya 40 años. ¿La ballena es un mamífero o es un pescado?, ¿el cohete a la luna hay que tirarlo de noche? Porque de día no está la luna, sino que está el sol y el sol derrite el cohete. ¿Cuáles son los principios económicos que deben seguir los argentinos?. Nosotros tenemos nuestra doctrina, que se basa en este concepto: “Es mejor ser rico que ser pobre”. En esa misma línea enseñamos a reunir el primer millón de dólares, que es algo muy sencillo: solamente se requiere un millón de días, después la plata trabaja sola. Hay muchos temas relacionados también con la educación sexual, la filosofía clásica, concretamente la aristotélica y la socrática. Son temas que hacen a la ciencia y a la cultura, como por ejemplo el concepto de que la mujer debe ser linda, si es posible por fuera, pero también por dentro, pero eso no significa que tiene que tener lindo el hígado; por dentro en el sentido espiritual de la palabra. Se van a encontrar entonces con una improvisación libre sobre temas filosófico-científicos.  

—Mactas: También tenemos ciertos momentos peculiares por los que vamos a atravesar y que tienen que ver con la realidad de nuestro país, la pandemia, etc. 

—¿Cómo surgió la idea de teatralizar un producto que nació siendo radial? 

—Hanglin: La idea de teatralizar un producto que nació siendo radial surgió de modo natural, por parto natural, porque tenemos una hinchada que nos sigue, nos aprecia, y quiere testimoniarnos personalmente ese afecto. Entonces, una de las maneras es hacerlo en teatro, ahora no exactamente en teatro sino por tele, por streaming o como se llame. El mundo del teatro está muy raro y hay muchas palabras nuevas; de todas maneras, nosotros lo disfrutamos y la gente también con nosotros. 

—¿Como empezó la teatralización o la metamorfosis de “El Gato y el Zorro”? 

—Mactas: Desde un clásico y siempre renovado programa de radio. El programa continúa porque, aunque lleva décadas, recorre generaciones gracias a su funcionamiento, que es la improvisación constante. Un juego que no pudo ser imitado. A quienes lo intentaron no les ha salido, es de esas cuestiones que salen una vez y no se pueden reproducir, y lo digo sin la menor jactancia, lo digo como una cuestión objetiva descriptiva. Hanglin empezó por su cuenta a hacer sus libros o sus otros programas de radio, y empezó a transformar su producto en obras, siempre con mucho éxito, y luego llegó el momento en el que surgió la idea de hacer “El Gato y el Zorro” porque no tenemos que escribirlo. “El Gato y el Zorro” son dos tipos pretenciosamente cultos, sabios, científicos aristocráticos omniscientes, y es gracioso porque sabemos que quizás conozcan de qué se trata, pero al expresarlo es francamente serio y disparatado.  

—¿Qué le dicen a la comunidad artística que hoy está sufriendo por no poder trabajar como antes? 

—Hanglin: A la comunidad artística no le podemos decir mucho. Todos trabajamos y nos adaptamos como podemos. La pandemia influyó mucho, porque el que no está contagiado está con miedo a los contagios, y tenemos que tratar de ser muy cuidadosos por todos los peligros que están involucrados, pero lo hacemos con alegría porque “El Gato y el Zorro” es una creación que nos divirtió mucho y buscamos las formas de teatro, streaming, televisión radio o lo que sea. Queremos divertirnos nosotros y divertir a la gente. 

—Mactas: A los artistas les pasa lo mismo que a muchos. No saben cómo promover su trabajo o cómo ser contratados por otros; poco subsidio, poco recurso. También tendrán que generar una reinvención por los medios electrónicos, la tecnología, o gradualmente en un regreso -esperemos que lo antes posible-, a hacerlo con el contacto humano, que es necesario siempre. 

Se transformó finalmente “El Gato y el Zorro” en un mecanismo teatral, mínimo, pero es un acto teatral al fin. Ahora que asomamos por streaming el 6 de septiembre a las 17 para tomar el tecito o un mate, o sentarse un rato. Pueden comprar las entradas por Plateanet, y ahí está la indicación precisa de cómo hacerlo. 

Que Dios reparta suerte y mejores tiempos para todos. Nos encontramos con el Gato y nos encontramos con el Zorro. Les mando un abrazo muy cálido.   

(VAE)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error