Viernes 03de Febrero de 2023CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$186,5

Dolar Venta:$194,5

Viernes 03de Febrero de 2023CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$186,5

Dolar Venta:$194,5

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

Preocupación de los puesteros del puerto por la posible pérdida de su fuente de trabajo

Los vendedores deberán trasladarse a Gregorio Pomar al 800 durante 8 meses hasta que concluyan las obras.  

Los trabajadores de los puestos ubicados en el puerto manifestaron su preocupación por no poder regresar al lugar y las pérdidas económicas que esto implica. Los puesteros que por décadas estuvieron en ese sitio deberán abandonar el lugar para ser reubicados en el predio de la avenida Gregorio Pomar al 800 por 8 meses hasta que concluyan las obras de Ñandereko en el paseo costero. 

Los 56 vendedores del “mercadito del puerto” tienen tiempo hasta el sábado de la semana que viene para trasladarse al predio de la avenida Gregorio Pomar al 800, ubicado frente al shopping. Esto se debe a que en el puerto se edificará una construcción más adecuada para los vendedores con aproximadamente 8 meses de plazo. 

Dario, uno de los puesteros indicó a Radio Unne que “nos avisaron hace tres o cuatro meses por el tema de la costanera que están refaccionando. A nosotros nos gusta la idea, pero también tenemos miedo de que no podamos volver a nuestra fuente de trabajo”.

Los puesteros tienen miedo de que una vez que se terminen las obras, no puedan regresar al mismo sitio por lo que quieren asegurarse de que exista un acuerdo entre ambas partes. En la reunión de la semana pasada con Juan Esteban Maldonado Yonna, secretario de Desarrollo Económico de la comuna, los trabajadores manifestaron esta duda e indicaron que no se retiraron del puerto si no se firmaba un documento.

Miguel Benítez, el decano de los trabajadores del puerto, había indicado el viernes pasado a El Litoral que “queremos firmar el documento antes de que nos trasladen. De lo contrario, no nos iremos”. 

Estaba prevista para ayer una nueva reunión nuevamente con el sector de desarrollo económico de la Municipalidad. Sin embargo hasta el cierre de esta edición no se establecieron avances al respecto. 

Esto se debe al temor que tienen los trabajadores de no poder regresar a su puesto de trabajo una vez que finalicen las obras en el puerto. 

Cada uno de los puesteros paga luz, tasas municipales y un monto anual por el local que ocupan, que ronda los 10.000 pesos.

El mercado en el puerto funciona hace 35 años, antes estaban ubicados en el Mercado de Junín. Según indicaron desde la Municipalidad, estas obras tendrán 8 meses de duración y luego los puesteros podrán regresar. La obra tendría un costo cercano a los 200 millones de pesos, y la idea es que funcione de manera independiente a los locales polirrubros. Estas obras serán llevadas adelante por el Gobierno provincial y forman parte del Circuito Histórico y Cultural Ñandereko. 

(VT)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error