Lunes 08de Agosto de 2022CORRIENTES17°Pronóstico Extendido
Lunes 08de Agosto de 2022CORRIENTES17°Pronóstico Extendido
/Ellitoral.com.ar/ Especiales

El peligroso juego de la tabla Ouija

Desde sus orígenes, el hombre ha tratado por los más diversos medios de comunicarse con los espíritus del más allá. Al parecer, la tabla Ouija ha resultado ser uno de los métodos más eficaces y sencillos para lograrlo, ya sean espirituales o de dimensiones desconocidas. El método se ha convertido en casi un juego de mesa, pero es muy peligroso.
Presencia. La tabla Ouija, con el indicador, como habitualmente lo usan.
Indicador. Va marcando las letras hasta formar palabras.

Por Francisco Villagrán

villagranmail@gmail.com

Especial para El Litoral

En la actualidad, la tabla Ouija se ha convertido en un método muy utilizado especialmente por los estudiantes para saber como le irá en sus exámenes. Pero es un arma de doble filo porque se está abriendo una ventana no solo para comunicarse con entidades positivas o de seres queridos, sino también para entidades negativas o espíritus maléficos. La palabra “ouija” resulta de la unión de la francesa “oui” y “ja” alemana, que significan ambas  “sí”. Si bien la ouija es el método más popular para comunicarse con entes invisibles, millones de personas lo usan en todo el mundo, definitivamente existe un gran desconocimiento acerca de su fenomenología.

Actualmente se venden tablas ouija en los mismos sitios donde se venden juegos de mesa como el ajedrez o las damas. Es una tabla de madera o cartón de 50x30 cm. que tiene impresas las letras del alfabeto y los números  del 1 al 0, en las esquinas superiores se encuentran las palabras “si” y “no”. En la parte de arriba se lee “hola” y en la de abajo “adiós”. El juego tiene una tablita en forma de corazón conocida como el indicador que va señalando las letras para ir formando las palabras. En realidad se puede hacer el mismo juego dibujando las mismas letras que el original en una cartulina y usando en lugar del indicador, una copa en posición invertida, por lo cual también se lo denomina como “el juego de la copa”. Se recomienda que haya de tres a cinco participantes por sesión que deben colocarse en torno al tablero y apoyar su dedo índice sobre el indicador. Se empieza la sesión preguntando “ ¿Hay algún espíritu presente?” y en caso de que la respuesta sea “sí” se comienza a realizar preguntas a la ouija y el indicador comienza desplazarse letra por letra formando palabras o simplemente contestando sí o no a la pregunta realizada. Hoy en día la usan también los investigadores de ovnis, con el fin de enterarse de posibles presencias de ovnis y recibir posibles mensajes de presuntos extraterrestres.

Un poco de historia

Existen pocas referencias bibliográficas en torno a la Ouija. No obstante se sabe que sus orígenes son muy remotos. El filósofo y matemático griego Pitágoras (580 A.C.) y sus discípulos usaban un tablero muy semejante a la ouija actual, para comunicarse con los espíritus. Por esa misma época, en China se usaba también un tablero para entrar en contacto con personas ya muertas. En los albores de la era cristiana, las clases altas del Imperio Romano realizaban prácticas similares y por increíble que parezca, los indígenas de la América precolombina usaban unos tableros mágicos para localizar personas y objetos perdidos, así como ciertos rituales religiosos.

Algunos grupos muy experimentados en la práctica de la ouija señalaban que cualquier día y cualquier hora son adecuados para celebrar una sesión, siempre y cuando se disponga de tiempo y tranquilidad. No es necesario ni se recomienda el uso de estimulantes. Tampoco es preciso llevar a cabo algún ritual o hacer invocaciones. Una concentración mental previa de los participantes sí puede ser útil. Se deben desechar los miedos y prejuicios hacia los espíritus. Los experimentados recomiendan a los principiantes no adoptar una posición muy incrédula ni demasiado crédula con respecto a las entidades con las que se desea entablar comunicación. Más bien es recomendable adoptar una actitud expectante ante algo que puede suceder o no.

Una sesión con la tabla ouija no tiene porqué causar miedo, no hay que oscurecer la habitación ni crear un ambiente tétrico encendiendo velas o inciensos. En realidad nadie sabe a ciencia cierta qué o quien se hace presente durante una sesión de ouija. De cualquier forma, sea lo que sea, se aconseja se le trate con amabilidad, corrección y respeto. No es aconsejable realizar una sesión en un lugar habitado por niños. Algunos que lo han hecho han observado que esto provoca que los niños lloren sin motivo aparente o se despierten aterrados por las noches, señalando hacia algún lugar. Hay quien incluye en la sesión a una persona que, sin participar en la comunicación con los espíritus, se dedica a tomar nota de las preguntas y respuestas. Algunas fuentes sobre ocultismo describen rarísimas sesiones en las que la entidad contactada se manifiesta en forma visible. Hay que estar preparado por si esto ocurre, pero no es muy común.

Fenómenos más frecuentes durante las sesiones son el desarrollo de telepatía o clarividencia por parte de algunos de los participantes y se dice que en determinado momento comienzan a hablar en idiomas distintos, que habitualmente no hablan. 

Asimismo existen reportes de casos en que la copa usada como indicador, estalla en pedazos o se estrella contra la pared o el techo. Señal inequívoca que el espíritu invocado se encolerizó por algo y así indica su enojo. A veces también la “ventana” abierta al inicio de la sesión, queda abierta y en consecuencia se pueden meter por allí espíritus negativos o maléficos que están expectantes para pasar al plano físico. Por eso los practicantes de este “juego” deben tener cuidado con las entidades a las que invocan, sin saber si son las verdaderas. Muchos afirman que son los participantes de la sesión, quienes mueven consciente o inconscientemente  la copa o el indicador. Aunque reconocen que puede ser así,  afirman que lo hacen movidos por la entidad espiritual con la que se comunican. Con una apretada síntesis de qué es la tabla ouija, simplemente queremos presentarle como son los pormenores de este singular “medio de comunicación” con lo desconocido. el  cual, aunque ya tiene una larga historia, sigue siendo un gran enigma para la humanidad.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error