La lluvia dio un respiro, pero sigue el bombeo para desagotar el Cremonte
ellitoral.com.ar

Viernes 18de Enero de 2019CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$36,70

Dolar Venta:$38,50

La lluvia dio un respiro, pero sigue el bombeo para desagotar el Cremonte

El barrio cercano a la Ruta 5 es el más afectado y aún hay agua en las calles y dentro de las casas. En el San Antonio ya escurrió y como no hubo precipitaciones ayer los evacuados pudieron volver a sus hogares.
 

Problemas. Aunque el agua escurrió en varios sectores, el Cremonte sigue afectado tras el temporal.
Bomba. El Cremonte continúa inundado y vecinos piden acelerar los trabajos para el desagote.

 Luego de varias jornadas con intensas lluvias que sumaron cerca de 300 milímetros de agua, ayer hubo un alivio y no se dieron precipitaciones en la ciudad. Esto permitió que la situación se normalice parcialmente y ya no haya personas evacuadas. 
Es así que no quedaron familias en el Centro Educativo Terapéutico (CET) del barrio Independencia, aunque aseguran que la asistencia sigue para los habitantes de varios sectores capitalinos. En tanto, organizaciones vecinales señalaron que hasta ayer quedaban algunas personas autoevacuadas, que dejaron sus casas más que nada por problemas eléctricos y el riesgo de cables caídos. 
El agua finalmente escurrió en el barrio San Antonio, donde tras insistentes reclamos vecinales el Municipio instaló bombas para desagotar el lugar. En diálogo con El Litoral, el subsecretario de Gestión Integral de Riesgo y Catástrofes, José Pedro Ruiz señaló que “cerca de las 5 de la mañana vimos que ya no era necesario el bombeo y se retiró el tractor”.
Hubo ayer algunos piquetes impulsados por vecinos preocupados y en alerta ante la falta de respuestas. Uno de los cortes pretendió darse en la zona del Independencia, aunque finalmente acudieron a realizar algunos trabajos para desagotar zanjas y realizar limpieza en general.
La Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) realizó distintos arreglos en la ciudad y el servicio eléctrico volvió progresivamente a la normalidad, luego de que el jueves se dieron cortes en un amplio sector capitalino por la caída de postes y daños en el cableado que provocó el viento.
Por otra parte, a pesar de haberse normalizado medianamente la situación en varios barrios por el cese de la lluvia, hay sectores que continúan con serias complicaciones. Al respecto, Ruiz indicó que “el Cremonte es el más complicado; pusimos a trabajar allí una bomba que seguirá por lo menos dos días más”, adelantó el funcionario.
En tanto, habitantes del barrio que queda a la vera de la Ruta 5 comentaron anoche que las calles continuaban inundadas y que incluso había agua dentro de las casas. Además, expresaron el deseo y la necesidad de que coloquen al menos una bomba más para que pueda escurrir el agua con más facilidad.
En otros barrios, como el Ponce, persisten dificultades con el escurrimiento del agua de un canal que atraviesa el sector conocido como “la cancha de goma” y que se dirige hacia el Este, con dirección al Santa Rita. 
En el Doctor Montaña, vecinos denunciaron inconvenientes a partir de algunas intervenciones realizadas por el Municipio. En las calles Bartolomé Hidalgo y Aristóbulo del Valle quitaron barro de las zanjas y al profundizar los canales a cielo abierto y cerraron el ingreso a algunas viviendas, impidiendo la entrada de los vehículos. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La lluvia dio un respiro, pero sigue el bombeo para desagotar el Cremonte

El barrio cercano a la Ruta 5 es el más afectado y aún hay agua en las calles y dentro de las casas. En el San Antonio ya escurrió y como no hubo precipitaciones ayer los evacuados pudieron volver a sus hogares.
 

 Luego de varias jornadas con intensas lluvias que sumaron cerca de 300 milímetros de agua, ayer hubo un alivio y no se dieron precipitaciones en la ciudad. Esto permitió que la situación se normalice parcialmente y ya no haya personas evacuadas. 
Es así que no quedaron familias en el Centro Educativo Terapéutico (CET) del barrio Independencia, aunque aseguran que la asistencia sigue para los habitantes de varios sectores capitalinos. En tanto, organizaciones vecinales señalaron que hasta ayer quedaban algunas personas autoevacuadas, que dejaron sus casas más que nada por problemas eléctricos y el riesgo de cables caídos. 
El agua finalmente escurrió en el barrio San Antonio, donde tras insistentes reclamos vecinales el Municipio instaló bombas para desagotar el lugar. En diálogo con El Litoral, el subsecretario de Gestión Integral de Riesgo y Catástrofes, José Pedro Ruiz señaló que “cerca de las 5 de la mañana vimos que ya no era necesario el bombeo y se retiró el tractor”.
Hubo ayer algunos piquetes impulsados por vecinos preocupados y en alerta ante la falta de respuestas. Uno de los cortes pretendió darse en la zona del Independencia, aunque finalmente acudieron a realizar algunos trabajos para desagotar zanjas y realizar limpieza en general.
La Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) realizó distintos arreglos en la ciudad y el servicio eléctrico volvió progresivamente a la normalidad, luego de que el jueves se dieron cortes en un amplio sector capitalino por la caída de postes y daños en el cableado que provocó el viento.
Por otra parte, a pesar de haberse normalizado medianamente la situación en varios barrios por el cese de la lluvia, hay sectores que continúan con serias complicaciones. Al respecto, Ruiz indicó que “el Cremonte es el más complicado; pusimos a trabajar allí una bomba que seguirá por lo menos dos días más”, adelantó el funcionario.
En tanto, habitantes del barrio que queda a la vera de la Ruta 5 comentaron anoche que las calles continuaban inundadas y que incluso había agua dentro de las casas. Además, expresaron el deseo y la necesidad de que coloquen al menos una bomba más para que pueda escurrir el agua con más facilidad.
En otros barrios, como el Ponce, persisten dificultades con el escurrimiento del agua de un canal que atraviesa el sector conocido como “la cancha de goma” y que se dirige hacia el Este, con dirección al Santa Rita. 
En el Doctor Montaña, vecinos denunciaron inconvenientes a partir de algunas intervenciones realizadas por el Municipio. En las calles Bartolomé Hidalgo y Aristóbulo del Valle quitaron barro de las zanjas y al profundizar los canales a cielo abierto y cerraron el ingreso a algunas viviendas, impidiendo la entrada de los vehículos.