“Se tendría que haber dado un paso más hacia la legalización del aborto”
ellitoral.com.ar

Miércoles 24de Julio de 2019CORRIENTES11°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$41,60

Dolar Venta:$43,60

“Se tendría que haber dado un paso más hacia la legalización del aborto”

El Gobernador de Jujuy afirmó que “está tranquilo” porque tomó “la decisión correcta”. 
 

imagen_1

El gobernador Gerardo Morales insistió con que la provincia hizo lo correcto, aunque admitió que se debió haber dado “un paso más hacia la legalización” del aborto, en referencia al caso de la nena de 12 años violada y embarazada por un vecino en Jujuy, a la que le practicaron una cesárea y finalmente la beba falleció.
Morales aseguró que se hicieron “todos los esfuerzos conforme a todos los protocolos del país para salvar la vida de la niña, que era la prioridad porque corría riesgo, y luego la del bebé”, aunque lamentó que “las cosas salieron mal y los extremos de ambos sectores no están conformes”, en referencia a quienes reclamaban por la práctica del aborto y quienes pedían que se siguiera adelante con el embarazo.
Precisamente Morales se refirió al tema del aborto y pese a que aclaró que en lo personal está “en contra”, admitió: “Se tendría que haber dado un paso hacia la legalización, en particular en muchos casos de adolescentes o situaciones injustas que no debieran penalizarse”. El martes, el Hospital Héctor Quintana de San Salvador de Jujuy informó que murió la bebé nacida el viernes pasado tras la cesárea que le practicaron a la nena.
“Estoy tranquilo de haber tomado la decisión correcta”, sostuvo ayer Morales.
En ese sentido, afirmó que “ni la madre ni nadie sospechaba que estaba embarazada de casi 6 meses” y que no hay protocolos previstos para un tiempo de gestación de 24 semanas.
“La OMS establece que hay aborto hasta la semana 22 o 500 gramos de peso del feto. Después, es parto prematuro. Se ha cumplido con la ley, el fallo FAL. Se ha cumplido con la voluntad de la niña y de la madre”, añadió.
La madre de la niña, que fue violada por un hombre de 60 años que está preso, había pedido la interrupción legal del embarazo y, finalmente, fue sometida a una cesárea con 23 semanas de gestación.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Se tendría que haber dado un paso más hacia la legalización del aborto”

El Gobernador de Jujuy afirmó que “está tranquilo” porque tomó “la decisión correcta”. 
 

El gobernador Gerardo Morales insistió con que la provincia hizo lo correcto, aunque admitió que se debió haber dado “un paso más hacia la legalización” del aborto, en referencia al caso de la nena de 12 años violada y embarazada por un vecino en Jujuy, a la que le practicaron una cesárea y finalmente la beba falleció.
Morales aseguró que se hicieron “todos los esfuerzos conforme a todos los protocolos del país para salvar la vida de la niña, que era la prioridad porque corría riesgo, y luego la del bebé”, aunque lamentó que “las cosas salieron mal y los extremos de ambos sectores no están conformes”, en referencia a quienes reclamaban por la práctica del aborto y quienes pedían que se siguiera adelante con el embarazo.
Precisamente Morales se refirió al tema del aborto y pese a que aclaró que en lo personal está “en contra”, admitió: “Se tendría que haber dado un paso hacia la legalización, en particular en muchos casos de adolescentes o situaciones injustas que no debieran penalizarse”. El martes, el Hospital Héctor Quintana de San Salvador de Jujuy informó que murió la bebé nacida el viernes pasado tras la cesárea que le practicaron a la nena.
“Estoy tranquilo de haber tomado la decisión correcta”, sostuvo ayer Morales.
En ese sentido, afirmó que “ni la madre ni nadie sospechaba que estaba embarazada de casi 6 meses” y que no hay protocolos previstos para un tiempo de gestación de 24 semanas.
“La OMS establece que hay aborto hasta la semana 22 o 500 gramos de peso del feto. Después, es parto prematuro. Se ha cumplido con la ley, el fallo FAL. Se ha cumplido con la voluntad de la niña y de la madre”, añadió.
La madre de la niña, que fue violada por un hombre de 60 años que está preso, había pedido la interrupción legal del embarazo y, finalmente, fue sometida a una cesárea con 23 semanas de gestación.