Viernes 25de Septiembre de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,75

Dolar Venta:$79,75

Viernes 25de Septiembre de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$74,75

Dolar Venta:$79,75

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Femicidio de Perla Zelaya Araujo: colocaron la pulsera electrónica a Silva

El sujeto ya cuenta con el dispositivo otorgado por el Servicio Penitenciario. También fue visitado en su casa y sometido a un acto de indagatoria por la supuesta amenaza a su ex pareja. 

El Juzgado de Instrucción y Correccional a través del  Servicio Penitenciario colocó una pulsera electrónica a Osvaldo Fortunato Silva, quien amenazó verbalmente a su ex cónyuge. 

El hombre está procesado por el homicidio de Perla Marisel Zelaya Araujo y por intentar matar a la hija de esta en la localidad de Gobernador Virasoro. Se le autorizó prisión domiciliaria, que cumple en la casa de su madre, por incapacidad de autovalerse. 

La magistrada tomó la medida debido a una amenaza verbal que sufrió su ex esposa, y que fuera denunciada ante la Fiscalía.

El pasado viernes la jueza y el fiscal se hicieron presentes en la vivienda de Silva, donde también se le tomó indagatoria por la supuesta amenaza. Horas más tarde se puso en funcionamiento el dispositivo electrónico  otorgado por el Servicio Penitenciario, quien hará el seguimiento del imputado.

Silva, de 38 años aproximadamente, está procesado por el delito de “Supuesto homicidio simple en grado de tentativa y homicidio agravado en concurso real”, Virasoro (Comisaría Primera).

El 5 de marzo pasado, Silva mató a Perla Marisel Zelaya Araujo e intentó luego matar a la hija de esta. Más tarde se disparó (intentando suicidarse) y las lesiones derivaron en la incapacidad para desplazarse, alimentarse e higienizarse por sí mismo. Además, perdió un riñón.

 Tras dos hospitalizaciones, su defensa pidió prisión domiciliaria para que recibiera cuidados de su madre. 

La doctora Durand autorizó el régimen de prisión domiciliaria y dispuso que Silva fuera trasladado a la vivienda de esta. Para decidir de ese modo, la magistrada tomó en consideración el dictamen fiscal favorable que señalaba “el deteriorado estado de salud del mismo y a fin de que pudiera continuar con un correcto tratamiento de la enfermedad que sufre”. Respecto a la causa es probable que si la defensa no apela el procesamiento se deberá elevar a juicio.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error