ellitoral.com.ar

Jueves 23de Enero de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$58,00

Dolar Venta:$63,00

A casi una semana de asumir, las medidas nacionales generan diversas posturas

El presidente de la Sociedad Rural de Mercedes lo tildó como “impuesto distorsivo”. Dirigente sindical del peronismo considera al conjunto como el inicio hacia un modelo de producción y crecimiento económico.
 

imagen_0

A casi una semana de la asunción de Alberto Fernández, ya se adoptaron varias medidas, entre ellas la declaración de la emergencia ocupacional, el incremento de las retenciones al campo, el programa alimentario, entre otras. Algunas decisiones, generaron polémica, principalmente entre ruralistas locales.
Mañana se cumple una semana desde que Alberto Fernández asumió la Presidencia de la Nación. En ese plazo anunció y tomó una serie de medidas. Entre ellas,  el aumento de las alícuotas del impuesto a los bienes personales; una suerte de actualización de las retenciones en concepto de derecho a la exportación de productos agropecuarios; la declaración de la emergencia ocupacional que fija por 180 días la doble indemnización en casos de despidos sin causa; la implementación del programa alimentario a través de los beneficios de la Asignación Universal por Hijo, entre otras.
Algunas generaron malestar, especialmente en el campo. Ruralistas locales se manifestaron en contra de un aumento impositivo por exportación. “Como entidad rechazamos este tipo de imposiciones”, dijo el presidente de la Sociedad Rural de Mercedes, Gerardo Condado. Una de las principales críticas fue que el Gobierno nacional no haya convocado a las entidades rurales antes de implementar dicho cambio.
Si bien el Presidente de la Nación mencionó que, en términos técnicos no se trataría de un aumento, sino de una fijación (una suerte de adecuación a la inflación) de la alícuota que estableció Mauricio Macri cuando se disparó el dólar, en términos concretos, el impacto representa un aumento. 
La alícuota de los derechos de exportación del grano de soja y sus derivados (harinas, aceites, pellets) se fijó en 30 por ciento; en 12 por ciento, los granos de maíz, trigo, sorgo, girasol y cebada. El aumento impositivo representa 5,3 puntos, según informó una consultora privada.
“Esto va hacia una baja de la actividad”, indicó Condado a Mega 24 y estipuló que si bien “no es una sorpresa”, esto “va a producir una tensión entre el campo y el Gobierno”. El ruralista, además, integra la CRA.
“En términos generales lo vemos con mucha preocupación. Primero se esperaba una convocatoria al sector como para poder analizar algunas cuestiones puntuales, o sino todo lo mismo, aplicar linealmente o discriminar retenciones sobre todas las actividades o sobre todos los productos. Además, de eso la Mesa de Enlace se manifestó en contra de las retenciones”, recordó el productor.
“Entendemos que es un impuesto distorsivo. Tenemos que adecuar la terminología porque es un impuesto directamente, porque retenciones debieran ser si se toma a cuenta de pago de otro impuesto y esto no es así. Claramente, como entidad representativa del sector rechazamos este tipo de imposiciones porque entendemos que lo que necesita el país es un perfil exportador, justamente para que entren todas las divisas que necesita la Argentina”, enfatizó el dirigente rural.
A excepción de la soja, el gobierno de Mauricio Macri arrancó una quita paulatina de las retenciones a los principales productos del agro que se exportan. Luego, a sugerencia del FMI, el entonces gobierno nacional estableció nuevos parámetros de retenciones para sostener el equilibrio fiscal.
“Son recetas probadas que tuvieron resultados negativos. En Corrientes, el tema de la lana, el arroz, todo lo que sea producciones regionales van a ser muy afectadas. Estamos muy preocupados porque esto va a llevar a una baja en la actividad”, señaló Condado.
“El aumento de las retenciones al agro no perjudica, se busca ser más equitativo”, indicó a El Litoral el dirigente de las 62 Organizaciones Sindicales Peronistas de Corrientes, Rodolfo “Tito” Cerdán.
A su vez, señalaron como “un mensaje de regreso al camino de la producción” y del “crecimiento económico”, una serie de medidas como la doble indemnización por 180 días y los anuncios de aliento a las pymes, con tasas menores para obtener financiamiento. Con estos créditos, se busca dar “mayores certezas”, indicó el dirigente sindical.
Otra de las medidas previstas es un aumento de las alícuotas del impuesto a los bienes personales. Las tasas serán más elevadas para los activos de argentinos ubicados en el exterior. Además, se impondrá un tributo a las compras efectuadas con tarjetas de crédito por turistas argentinos en el exterior. A su vez, se retocarán y restringirán los mecanismos que permiten a las empresas quitar los ajustes por inflación de sus balances.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

A casi una semana de asumir, las medidas nacionales generan diversas posturas

El presidente de la Sociedad Rural de Mercedes lo tildó como “impuesto distorsivo”. Dirigente sindical del peronismo considera al conjunto como el inicio hacia un modelo de producción y crecimiento económico.
 

<p>Campo. La actualización de las retenciones generó críticas de dirigentes del agro.</p>

Campo. La actualización de las retenciones generó críticas de dirigentes del agro.

A casi una semana de la asunción de Alberto Fernández, ya se adoptaron varias medidas, entre ellas la declaración de la emergencia ocupacional, el incremento de las retenciones al campo, el programa alimentario, entre otras. Algunas decisiones, generaron polémica, principalmente entre ruralistas locales.
Mañana se cumple una semana desde que Alberto Fernández asumió la Presidencia de la Nación. En ese plazo anunció y tomó una serie de medidas. Entre ellas,  el aumento de las alícuotas del impuesto a los bienes personales; una suerte de actualización de las retenciones en concepto de derecho a la exportación de productos agropecuarios; la declaración de la emergencia ocupacional que fija por 180 días la doble indemnización en casos de despidos sin causa; la implementación del programa alimentario a través de los beneficios de la Asignación Universal por Hijo, entre otras.
Algunas generaron malestar, especialmente en el campo. Ruralistas locales se manifestaron en contra de un aumento impositivo por exportación. “Como entidad rechazamos este tipo de imposiciones”, dijo el presidente de la Sociedad Rural de Mercedes, Gerardo Condado. Una de las principales críticas fue que el Gobierno nacional no haya convocado a las entidades rurales antes de implementar dicho cambio.
Si bien el Presidente de la Nación mencionó que, en términos técnicos no se trataría de un aumento, sino de una fijación (una suerte de adecuación a la inflación) de la alícuota que estableció Mauricio Macri cuando se disparó el dólar, en términos concretos, el impacto representa un aumento. 
La alícuota de los derechos de exportación del grano de soja y sus derivados (harinas, aceites, pellets) se fijó en 30 por ciento; en 12 por ciento, los granos de maíz, trigo, sorgo, girasol y cebada. El aumento impositivo representa 5,3 puntos, según informó una consultora privada.
“Esto va hacia una baja de la actividad”, indicó Condado a Mega 24 y estipuló que si bien “no es una sorpresa”, esto “va a producir una tensión entre el campo y el Gobierno”. El ruralista, además, integra la CRA.
“En términos generales lo vemos con mucha preocupación. Primero se esperaba una convocatoria al sector como para poder analizar algunas cuestiones puntuales, o sino todo lo mismo, aplicar linealmente o discriminar retenciones sobre todas las actividades o sobre todos los productos. Además, de eso la Mesa de Enlace se manifestó en contra de las retenciones”, recordó el productor.
“Entendemos que es un impuesto distorsivo. Tenemos que adecuar la terminología porque es un impuesto directamente, porque retenciones debieran ser si se toma a cuenta de pago de otro impuesto y esto no es así. Claramente, como entidad representativa del sector rechazamos este tipo de imposiciones porque entendemos que lo que necesita el país es un perfil exportador, justamente para que entren todas las divisas que necesita la Argentina”, enfatizó el dirigente rural.
A excepción de la soja, el gobierno de Mauricio Macri arrancó una quita paulatina de las retenciones a los principales productos del agro que se exportan. Luego, a sugerencia del FMI, el entonces gobierno nacional estableció nuevos parámetros de retenciones para sostener el equilibrio fiscal.
“Son recetas probadas que tuvieron resultados negativos. En Corrientes, el tema de la lana, el arroz, todo lo que sea producciones regionales van a ser muy afectadas. Estamos muy preocupados porque esto va a llevar a una baja en la actividad”, señaló Condado.
“El aumento de las retenciones al agro no perjudica, se busca ser más equitativo”, indicó a El Litoral el dirigente de las 62 Organizaciones Sindicales Peronistas de Corrientes, Rodolfo “Tito” Cerdán.
A su vez, señalaron como “un mensaje de regreso al camino de la producción” y del “crecimiento económico”, una serie de medidas como la doble indemnización por 180 días y los anuncios de aliento a las pymes, con tasas menores para obtener financiamiento. Con estos créditos, se busca dar “mayores certezas”, indicó el dirigente sindical.
Otra de las medidas previstas es un aumento de las alícuotas del impuesto a los bienes personales. Las tasas serán más elevadas para los activos de argentinos ubicados en el exterior. Además, se impondrá un tributo a las compras efectuadas con tarjetas de crédito por turistas argentinos en el exterior. A su vez, se retocarán y restringirán los mecanismos que permiten a las empresas quitar los ajustes por inflación de sus balances.